NOMBRES PARA GATOS

a
b
c
d
e
f
g
h
i
j
k
l
m
n
o
p
q
r
s
t
u
v
w
x
y
z

Si necesitas bautizar al nuevo miembro felino de la familia, estás en el lugar adecuado. Ya sea que busques un nombre clásico, como Duquesa para una esponjosa minina, o que quieras más bien algo original o ¿por qué no? un nombre gracioso o divertido. Sea lo que sea, aquí encuentras el nombre ideal para tu michi.

El top de nombres para gato

Hembra
Macho

1. Ada

1. Akbal

2. Atenea

2. Apapacho

3. Belly

3. Baldor

4. Beverly

4. Benito

5. Candy

5. Canek

6. Colette

6. Cheng

7. Divina

7. Danonino

8. Duquesa

8. Dostoyevsky

9. Emiko

9. Elmer

10. Emperatriz

10. Emi

11. Fiona

11. Fellini

12. Flaca

12. Filipo

13. Grace

13. Gorki

14. Grever

14. Groot

15. Haruka

15. Heráclito

16. Hermione

16. Homero

17. Ichika

17. Indomable

18. Ivana

18. Irving

19. Juana Inés

19. Jay-jay

20. Juno

20. Jumbo

21. Kiddo

21. Kafka

22. Kumiko

22. Kiriakí

23. Lian

23. Lan-zhan

24. Luna

24. Loki

25. Mädi

25. Mashi

26. Malosa

26. Murfy

27. Mulán

27. Narciso

28. Naye

28. Ninja

29. Ninfa

29. Ocelote

30. Olenska

30. Otilio

31. Olli

31. Palomo

32. Pacha

32. Perejil

33. Pantera

33. Qian-hua

34. Queen

34. Querendón

35. Quetzally

35. Resistol

36. Rihanna

36. Ron

37. Romy

37. Sócrates

38. Sandunga

38. Stark

39. Shui

39. Tadeo

40. Thalía

40. Teseo

41. Toñita

41. Ultron

42. Ume

42. Umami

43. Vaila

43. Valentino

44. Wen

44. Venancio

45. Whopper

45. Wally

46. Wilfrida

46. Winter soldier

47. Xally

47. Xenon

48. Xuxa

48. Xoco

49. Yoli

49. Yann

50. Yun

50. Yuan

Elegir un nombre definitivo

Cuando un nuevo gato acaba de llegar a tu familia, uno de los primeros pasos para integrarlo a la vida familiar es darle un nombre ideal. Es un proceso importante porque será el nombre que llevará toda la vida y hay que tener en cuenta que no podemos cambiarlo si en algún momento cambiamos de opinión.
Una vez que el gatito escuche su nombre, aprenderá a venir cuando lo escuche (o a ignorarlo, porque así son a veces…) y a identificar ese sonido con el que lo llamas. Si encima te animas a cambiarle el nombre una vez que ya esté acostumbrado, es muy poco probable que te haga caso.
Así que el nombre hay que pensarlo bien, elegirlo con cuidado y saber que es el apelativo que tu querido minino llevará a lo largo de toda su vida