Gordon Setter

Otros nombres: Setter escocés

Gordon Setter

El Gordon setter es un perro de muestra escocés, un tanto más tranquilo que el Setter inglés. Como todos los Setters, posee un carácter dulce y agradable como perro de compañía. Cuenta con un olfato excelente y ciertas aptitudes como perro guardián al ser grande y desconfiado con los desconocidos.

Información principal sobre el Gordon Setter

Esperanza del vida del Gordon Setter :

5

17

10

12

Carácter :

Cariñoso Juguetón Cazador

Tamaño del Gordon Setter :

Historia y orígenes

Parece ser que su origen se remonta a mediados del siglo XIX, fruto de un cruce entre el Setter inglés y el Collie. Según algunos autores, el Perro de San Huberto (Bloodhound), el Setter irlandés y tal vez el Pointer inglés también habrían formado parte en la formación de la raza. Su nombre proviene del de los duques de Richmond-Gordon, a quienes se atribuye la creación de la raza.

Clasificación de la raza según la FCI

Grupo FCI

Grupo 7 - Perros de muestra

Sección

Sección 2: Perros de muestra ingleses e irlandeses

Características físicas del Gordon Setter

    Tamaño del Gordon Setter

    Hembra : Entre 60 y 64 cm

    Macho : Entre 64 y 68 cm

    Peso del Gordon Setter

    Hembra : Entre 25 y 26 kg

    Macho : Entre 29 y 30 kg

    Colores del pelaje del Gordon Setter

    Negro
    Rojo

    Tipos de pelaje

    Largo

    Colores de ojos del Gordon Setter

    Café

    Características físicas del Gordon Setter

    El Gordon setter es mucho más corpulento y pesado que el Setter inglés, y su constitución no debe en ningún caso recordar a la de este último. Está construido para el galope, su estructura debe asemejarse a la de un caballo de caza (Hunter). Su tronco es cuadriculado. La cabeza es más bien voluminosa, jamás ligera, con un hocico cuadrado y una depresión naso-frontal (también llamada stop) muy marcada. Los ojos son grandes y de expresión dulce. Las orejas colgantes tienen forma triangular. Las extremidades son alargadas, musculosas, de aplomo firme. La cola, insertada en lo alto, se lleva horizontalmente.

    Conviene saber...

    Los amantes de los perros de muestra suelen decantarse por otros Setter y no por el Gordon: es algo menos rápido a la hora de trabajar y el terreno que abarca a la hora de buscar es menor que el de sus parientes. Estas son algunas de las razones por las que este perro es menos popular que los otros canes de caza de su misma familia.

    Carácter

    • 100%

      Cariñoso

      Es uno de los perros de trabajo mejor adaptado a la vida en familia gracias a su temperamento equilibrado, entre el dinamismo y la dulzura, las ganas de jugar y la serenidad, la sociabilidad y la fidelidad. Necesita sentirse querido para ser feliz.

    • 100%

      Juguetón

      Este Setter escocés es un perfecto compañero de juegos, sobre todo para los niños. Es muy jovial y puede pasar horas y horas jugando junto a los miembros de su grupo social.

      Cuidado con reforzar su instinto de persecución a través de los juegos de lanzar objetos. Alentar este rasgo podría ser contraproducente.

    • 66%

      Tranquilo

      Con su porte elegante y digno, no es de extrañar que el Gordon setter se comporte de manera agradable y serena en su hogar cuando está en reposo. Cuando está en acción, desvela su lado más dinámico, que sorprende por su determinación y seguridad en sí mismo.

    • 66%

      Inteligente

      Su inteligencia se refleja en su versatilidad como perro de caza, siendo confiado y meticuloso en sus acciones.

    • 100%

      Cazador

      Es un temible cazador, menos veloz que sus primos de la familia de los Setter pero igualmente capaz de marcar la presencia de una presa y de traerla a su dueño.

      Es además un perro polivalente que puede adaptarse a numerosos tipos de presa y terrenos, incluso los más difíciles.

    • 66%

      Miedoso / desconfiado con los extraños

      Este Setter negro y fuego es bastante desconfiado con las personas a las que no conoce, pudiendo mostrarse disuasivo si intuye un peligro inminente. Sin embargo, si se realizan las presentaciones debidamente, se trata de un perro que acoge con gusto a los invitados.

    • 66%

      Independiente

      En el hogar, el Setter escocés es fiel y apegado a su círculo social. Eso sí, mientras trabaja puede sorprender por su autonomía y su toma de iniciativa.

      Comportamiento del Gordon Setter

      • 66%

        Tolerancia a la soledad

        Aunque suele reclamar la atención de sus dueños cuando estos están en casa, el Gordon setter sabe sobrellevar la soledad durante las ausencias (nunca prolongadas) de sus propietarios.

        El Setter Gordon cachorro debe aprender a quedarse solo de manera progresiva y positiva.

      • 66%

        Fácil de educar / obediente

        Si se le educa desde el respeto y aplicando los principios de refuerzo con recompensas positivas y el juego, este Setter obedece sin rechistar y coopera con entusiasmo.

        No se trata de un perro cabezota, pero puede llegar a mostrarse un tanto testarudo si los métodos empleados con él no son justos, coherentes y bien intencionados.

        La educación es simple si se inculca con dulzura y firmeza desde la llegada del Gordon Setter cachorro al hogar.

        Deberá insistirse en enseñarle a dejar de hacer algo cuando así se lo exija su dueño, además de obedecer ante la llamada de este y acudir sin remolonear. Estas enseñanzas serán de mucha utilidad durante sus paseos diarios.

      • 66%

        Ladrador

        Mientras trabaja, el Gordon Setter ladra aunque nunca en exceso o sin motivo. Se trata de un perro serio e inteligente.

      • 100%

        Tendencia a escaparse

        Su toque independiente y su muy marcado instinto de caza hacen que este perro siga todo rastro que considere interesante, en ocasiones sin prestar atención a la llamada de su amo.

      • 66%