Boyero de Flandes

Otros nombres: Bouvier des Flandres, Vlamse Koehond, Flanders Cattle Dog

Boyero de Flandes

 El Boyero de Flandes, también llamado Vlamse Koehond, es un perro guardián y de defensa impecable a la hora de realizar su trabajo. Es inteligente, leal y fiel, sabrá hacerse a una familia que busque a un compañero de vida valiente, enérgico y poderoso. Sin embargo, no es un perro apto para cualquiera, ya que su fuerte carácter puede hacer de él una mascota un tanto testaruda.

Información principal sobre el Boyero de Flandes

Esperanza del vida del Boyero de Flandes :

5

17

10

12

Carácter :

Inteligente

Tamaño del Boyero de Flandes :

Historia y orígenes

Su origen es algo controvertido: según los franceses, proviene de un cruce entre un Griffon y el antiguo Pastor de Beauce; según los belgas, desciende del Boyero de Roules, extinto hoy en día, que es además partícipe en la reconstrucción de la raza tras las Segunda Guerra Mundial, cuando el Boyero de Flandes estuvo a punto de desaparecer. Finalmente, la FCI decidió atribuir la “paternidad” de este perro a ambos países, dado que Flandes ocupa territorios de Bélgica y Francia.

Clasificación de la raza según la FCI

Grupo FCI

Grupo 1 - Perros de pastor y perros boyeros (excepto perros boyeros suizos)

Sección

Sección 2: Perros boyeros (excepto perros boyeros suizos)

Características físicas del Boyero de Flandes

    Tamaño del Boyero de Flandes

    Hembra : Entre 59 y 65 cm

    Macho : Entre 62 y 68 cm

    Peso del Boyero de Flandes

    Hembra : Entre 27 y 35 kg

    Macho : Entre 35 y 40 kg

    Colores del pelaje del Boyero de Flandes

    Negro
    Azul

    Tipos de pelaje

    Largo

    Colores de ojos del Boyero de Flandes

    Café

    Características físicas del Boyero de Flandes

    El Boyero de Flandes es de un tamaño superior a la media, pero sin tener la apariencia de ser un animal pesado. La cabeza tiene un aspecto contundente, subrayada por la barba y los bigotes que adornan su hocico. El cráneo está bien desarrollado y es plano; su stop es poco marcado, incluso si tiene el aspecto de estar bien definido a causa de sus prominentes cejas. Los ojos son ovalados. Las orejas, de un largo medio, caen sobre las mejillas. La cola se porta alegremente.

    Conviene saber...

    Durante las dos Guerras Mundiales, este boyero fue utilizado por los ejércitos debido a su fuerza, potencia y a sus numerosas aptitudes para el trabajo. Asimismo, también es utilizado como perro de defensa por la policía en diversos países de Europa.

    Carácter

    • 66%

      Cariñoso

      Es un buen perro familiar, muy leal y fiel, cariñoso sin excesos.

    • 33%

      Juguetón

      Se trata de un can bastante serio, por lo que será difícil que abandone su rol de guardián para desfogarse jugando.

    • 33%

      Tranquilo

      Puede ser muy dulce y apacible en su hogar, aunque en el exterior dará rienda suelta a su energía.

    • 100%

      Inteligente

      Es un perro serio e inteligente que toma su tiempo para analizar una situación y actuar en consecuencia.

    • 33%

      Cazador

      No es un perro de caza, prefiere montar guardia para vigilar sus bienes.

    • 100%

      Miedoso / desconfiado con los extraños

      Se muestra muy reservado y desconfiado ante los desconocidos.

    • 66%

      Independiente

      Se siente muy unido a su grupo social, aunque este boyero franco-belga tiene un carácter más bien independiente, lo que no le impide ser totalmente fiel y leal a los suyos.

      Comportamiento del Boyero de Flandes

      • 66%

        Tolerancia a la soledad

        Puede tolerar las ausencias de sus amos, aunque necesita estar en contacto con los humanos para ser plenamente feliz. No puede pasar días enteros encerrado o aislado.

      • 33%

        Fácil de educar / obediente

        Es un perro poco dócil que no coopera en su educación fácilmente. Para que ponga de su parte es necesario educarlo con coherencia y dulzura.

      • 33%

        Ladrador

        Es discreto, no ladrará si no tiene un motivo para ello.

      • 33%

        Tendencia a escaparse

        Como buen perro guardián, el Bouvier des Flandres, como se lo conoce en francés, no se aleja de su territorio.

      • 66%