Boyero de Appenzell

Otros nombres: Appenzeller Sennenhund

Boyero de Appenzell

El Boyero de Appenzell es una de las cuatro razas regionales de boyeros de los Alpes suizos. Este perro es un perro pastor y guardián que se emplea principalmente para conducir ganado. Pero hoy en dia, este can puede ejercer también como el perfecto perro de compañía siempre y cuando su amo sea activo.

Información principal sobre el Boyero de Appenzell

Esperanza del vida del Boyero de Appenzell :

7

19

12

14

Carácter :

Juguetón Inteligente

Tamaño del Boyero de Appenzell :

Historia y orígenes

Para conocer los orígenes precisos de todos los boyeros suizos hay que viajar 2.000 años en el tiempo. Al igual que los molosoides, su antepasado es el Dogo del Tíbet, que fue propagado en Europa por la antigua Roma. Es a partir de este perro que el Pastor Suizo, definido como "perro de refugio", se desarrolló, un perro bastante pesado, ciertamente en el origen de los actuales Boyeros suizos. La historia más reciente ha visto la propagación de tipos ligeramente diferentes dependiendo de su región geográfica (excepto el Boyero de  Appenzell, que se ha desarrollado en la región de Appenzell).

Clasificación de la raza según la FCI

Grupo FCI

Grupo 2 - Perros tipo pinscher y schnauzer - Molosoides - Perros tipo montaña y boyeros suizos

Sección

Sección 3: Perros tipo montaña y boyeros suizos

Características físicas del Boyero de Appenzell

    Tamaño del Boyero de Appenzell

    Hembra : Entre 50 y 54 cm

    Macho : Entre 52 y 56 cm

    Peso del Boyero de Appenzell

    Hembra : Entre 20 y 25 kg

    Macho : Entre 20 y 25 kg

    Colores del pelaje del Boyero de Appenzell

    Negro
    Blanco
    Café

    Tipos de pelaje

    Corto

    Colores de ojos del Boyero de Appenzell

    Café

    Características físicas del Boyero de Appenzell

    El Boyero de Appenzell es un perro musculoso pero no macizo, con un cráneo ancho y plano y un hocico que se estrecha hacia la trufa (nariz). Los ojos son pequeños, las orejas colgantes. Es el único boyero suizo que lleva la cola enrollada en la espalda, mientras que a los demás les cuelga de manera natural.

    Conviene saber...

    En Suiza, su país de origen, su inteligencia, su bravura y su capacidad para escuchar y aprender le permiten trabajar con la policía como perro de rescate. 

    Carácter

    • 66%

      Cariñoso

      Es un perro que se pega mucho a su amo y que pide mucho cariño, pero esto lo hace únicamente con sus dueños. 

    • 100%

      Juguetón

      Su carácter es alegre, siempre está dispuesto a jugar. 
       

    • 66%

      Tranquilo

      Tiene mucha vitalidad. Su energía no siempre es fácil de canalizar. 
       

    • 100%

      Inteligente

      Este boyero es particularmente inteligente, gracias a su rápida capacidad de adaptación ante cualquier situación. Siempre actúa correctamente. 
       

    • 33%

      Cazador

      Este perro no se  siente atraído por la caza. 

              

    • 100%

      Miedoso / desconfiado con los extraños

      Es muy protector con los suyos. Por lo tanto, puede mostrarse amenazante frente a personas que no conoce sobre todo si estas se encuentran en su territorio. 
       

    • 33%

      Independiente

      Este boyero es muy fiel a su dueño. 
       

      Comportamiento del Boyero de Appenzell

      • 33%

        Tolerancia a la soledad

        Los periodos de soledad no deben ser ni largos ni recurrentes.
         

      • 66%

        Fácil de educar / obediente

        Este boyero muestra un gran entusiasmo a la hora de trabajar (sobre todo si hay golosinas como recompensa). Es bastante dócil por naturaleza y le gusta pasar tiempo con su amo, lo que facilita su educación.

        Sin embargo, es un perro muy activo.
         

      • 100%

        Ladrador

        Ladra mucho. Una característica muy apreciada cuando este boyero trabaja, pero en casa necesita de una buena educación que le ayude a controlar sus ladridos. 
         

      • 33%

        Tendencia a escaparse

        Es un perro pastor con un instinto de protección muy marcado que no se aleja de su entorno familiar. 
         

      • 100%