Perro lobo checoslovaco

#7

Raza popular de Wamiz

Perro lobo checoslovaco

El Perro lobo checoslovaco es una raza híbrida que conjuga las características naturales del lobo y las cualidades domésticas del Pastor alemán. Se trata de un cruce llevado a cabo con éxito pero aún sin establecerse, requiriendo de un trabajo de selección para obtener ejemplares más equilibrados. Resistente, activo, muy apegado a su grupo social y con un sistema de comunicación totalmente distinto al resto de sus congéneres, no es un perro apto para novatos. Un conocimiento profundo de la raza será necesario antes de adoptar un ejemplar de esta raza. Su aspecto no debe ser el único criterio a considerar en vistas de una adopción.

Información principal sobre el Perro lobo checoslovaco

Esperanza del vida del Perro lobo checoslovaco :

8

20

13

15

Carácter :

Cariñoso Cazador

Tamaño del Perro lobo checoslovaco :

Historia y orígenes

En 1955 Karel Hartl, considerado el padre de la raza, cruzó un Pastor alemán con una loba de los Cárpatos. Al cabo de varios intentos logró consolidar una nueva raza, que fue criada a partir de 1965. En 1982 fue reconocido por la Unión Soviética como raza nacional. 

Solo existe otra raza híbrida de este tipo: el Perro lobo de Saarloos.

Clasificación de la raza según la FCI

Grupo FCI

Grupo 1 - Perros de pastor y perros boyeros (excepto perros boyeros suizos)

Sección

Sección 1: Perros de pastor

Características físicas del Perro lobo checoslovaco

    Tamaño del Perro lobo checoslovaco

    Hembra : Entre 60 y 65 cm

    Macho : Entre 65 y 70 cm

    Peso del Perro lobo checoslovaco

    Hembra : Entre 20 y 25 kg

    Macho : Entre 26 y 30 kg

    Colores del pelaje del Perro lobo checoslovaco

    Azul

    Tipos de pelaje

    Corto
    Largo

    Colores de ojos del Perro lobo checoslovaco

    Café

    Características físicas del Perro lobo checoslovaco

    El Perro lobo checoslovaco es grande, fuerte y de estructura rectangular. Su constitución, movimientos y aspecto recuerdan a los del lobo. La cabeza, simétrica y poderosa, es en forma de cuña. Sus ojos son pequeños, almendrados, con párpados bien adheridos. Las orejas son rectas, finas, triangulares y cortas. La cola es de inserción alta, pero la lleva baja o levantada cuando está alerta.

    Conviene saber...

    Ya que es una raza reciente, su carácter aún no es estable, y puede variar según el criadero de procedencia. Antes de adoptarlo, se recomienda seleccionar cuidadosamente a los criadores.

    Carácter

    • 100%

      Cariñoso

      El Perro lobo checoslovaco desarrolla una relación intensa con sus amos. Al ser un perro de jauría, da mucha importancia a los lazos sociales.

    • 66%

      Juguetón

      A este perro le encanta jugar, y su principal forma de comunicación son las pequeñas mordidas, especialmente cuando es cachorro.

    • 66%

      Tranquilo

      Puede mostrarse tranquilo en períodos de reposo, pero se trata de un animal muy activo que busca estímulos constantes.

    • 66%

      Inteligente

      El cruce entre lobo y perro dio como resultado el refuerzo de instintos ligados a la vida en manada. Por ello, esta raza tiene una inteligencia notable, especialmente para la vida en grupo.

    • 100%

      Cazador

      El instinto depredador del perro lobo está muy desarrollado; se recomienda no reforzarlo, limitando los juegos de atrapar objetos.

    • 100%

      Miedoso / desconfiado con los extraños

      Aunque es menos sensible que el perro lobo de Saarloos, esta mascota es muy reservada con los desconocidos; los desconocidos no deben intentar acercarse a él de inmediato.

    • 66%

      Independiente

      Las razas híbridas son muy independientes y pueden interactuar sin la aprobación de su amo. Por este motivo se utilizan comúnmente en el ejército. 

      Sin embargo, gracias a las selecciones modernas su temperamento se parece cada vez más al de un perro.

      Comportamiento del Perro lobo checoslovaco

      • 33%

        Tolerancia a la soledad

        No se trata en absoluto de una raza solitaria; para él es indispensable contar con una presencia humana o canina para sentirse bien. Por este motivo no se recomienda su adopción a personas muy ocupadas.

      • 33%

        Fácil de educar / obediente

        La naturaleza independiente de este perro lo vuelve difícil de educar, sobre todo si no le encuentra sentido a las órdenes de su amo.

        Uno de los principales problemas será lograr que repita los mismos ejercicios una y otra vez. Para obtener su cooperación, es necesario mantenerlo motivado y establecer un lazo de confianza.

      • 33%

        Ladrador

        Ya que no forma parte de su manera de comunicarse, es muy inusual que un perro lobo emita un ladrido.

      • 100%

        Tendencia a escaparse

        Su instinto depredador, aunado a su carácter independiente lo vuelven propenso fugarse, especialmente si quiere seguir una pista.

      • 100%