Bulldog francés

Otros nombres: Frenchie

Bulldog francés

El Bulldog francés es un molosoide de tamaño pequeño, valiente, leal y muy apegado a su grupo social. El amor que muestra hacia sus amos puede volverlo un tanto posesivo. Muy agradable como perro de compañía, le gusta jugar con chicos y grandes, aunque no es un gran deportista. Debido a su hocico aplanado, no tiene mucha resistencia para desempeñar actividades físicas. Lo ideal para él será estar constantemente en compañía de su amo, ya que tiene poca tolerancia a la soledad. Su carácter agradable lo vuelve una muy buena opción para diferentes tipos de personas.

Información principal sobre el Bulldog francés

Esperanza del vida del Bulldog francés :

4

16

9

11

Carácter :

Cariñoso Juguetón

Tamaño del Bulldog francés :

Historia y orígenes

La historia de esta raza es misteriosa. Los franceses afirman que se trata un perro autóctono, pero los ingleses aseguran que desciende directamente del bulldog. Es muy probable que exista un lazo entre estas dos razas, sin embargo, no se puede negar que el desarrollo del Bulldog francés como lo conocemos ahora se dio en el país galo. 
Al principio el frenchie tenía dos funciones, la de perro ratonero y guardián. Por esta razón no sorprende que fuera durante años el animal favorito de carniceros y vendedores de vino, ya que cuidaba sus bodegas y establos. 
Con un carácter vivaz e inteligente, pronto se ganó un lugar privilegiado fuera de estos establecimientos. A principios del siglo XX comenzó a ser adquirido por la nobleza, los ricos e incluso la realeza. Otro de sus trabajos, tal vez menos glamoroso, fue el de guardián en burdeles y acompañante de ladrones en sus fechorías. 
Actualmente se ha convertido en una de las razas preferidas por los franceses, y su popularidad internacional no ha hecho más que crecer. 
 

Clasificación de la raza según la FCI

Grupo FCI

Grupo 9 - Perros de compañía

Sección

Sección 11: Molosoides de talla pequeña

Características físicas del Bulldog francés

    Tamaño del Bulldog francés

    Hembra : Entre 24 y 32 cm

    Macho : Entre 27 y 35 cm

    Peso del Bulldog francés

    Hembra : Entre 8 y 13 kg

    Macho : Entre 9 y 14 kg

    Colores del pelaje del Bulldog francés

    Negro
    Blanco
    Rojo
    Arena

    Tipos de pelaje

    Raso

    Colores de ojos del Bulldog francés

    Café

    Características físicas del Bulldog francés

    A pesar de su talla pequeña, el Bulldog francés es muy poderoso. Su estructura ósea  es sólida y su cuerpo musculoso. Todo en él es corto y compacto, dándole un aspecto achaparrado. Su cabeza cuadrada, sus orejas levantadas y su hocico chato pueden hacerlo parecer gruñón, sin embargo, su temperamento es muy tranquilo. 

    Conviene saber...

    La escritora francesa Colette decía con mucho humor “Tengo cuatro perros y un Bulldog”, y no sin razón, ya que los aficionados de esta raza están de acuerdo en que son mucho más que un perro de compañía. En ellos se pueden reconocer rasgos caninos, felinos y también humanos. 

    Es verdad que las actitudes del frenchie pueden ser muy curiosas, sobre todo cuando se sienta con una postura casi humana y las patas extendidas. 

    Por otra parte es necesario aclarar que debido a sus rasgos aplanados es un animal que ronca y emite ruidos al respirar, lo cual puede ser molesto para algunas personas. Esta característica puede hacer reír a más de uno, pero que lamentablemente es producto de una crianza cada vez más selectiva. 

    No obstante, existen asociaciones caninas que permiten rastrear la genealogía de los ejemplares de criaderos oficiales para procurar que las cruzas de perros sean lo menos dañinas posibles. Así, los criadores pueden mejorar su selección y volverla más respetuosa hacia el animal.  
     

    Carácter

    • 100%

      Cariñoso

      El frenchie es muy apegado a su grupo social, por lo cual es común que no se separe de su amo. Sin embargo, también es un perro muy discreto. A pesar de esta ambivalencia, se trata de una mascota muy agradable, que adora ser el centro de atención y pedir que lo acaricien. 

      Su cariño desbordante lo convierte en un animal bastante posesivo con su amo. 
       

       

    • 100%

      Juguetón

      Activo y jovial, el Bulldog francés es muy juguetón, a veces demasiado hiperactivo. Le encanta jugar con niños, pero lo ideal es que un adulto inicie y termine el período de juego. Este pequeño molosoide no puede parar hasta sentirse exhausto. 

    • 66%

      Tranquilo

      Este perro es muy alegre de temperamento, pero a la vez puede ser muy tranquilo. De eso depende la educación que reciba de cachorro, así como de su linaje. 

      En todo caso, ya sea con niños o con personas mayores, sabrá adaptarse a su ritmo de vida con una buena actitud. 
       

    • 66%

      Inteligente

      El frenchie es un perro inteligente que lamentablemente no goza de esa reputación. Muchas veces es considerado como un simple perro de compañía que no hace más que dormir a pierna suelta, sin embargo, esto no es necesariamente cierto. 

      Si su dueño se toma el tiempo de enseñarle trucos y fomenta un buen comportamiento, este perro mostrará docilidad e inteligencia. 
       

    • 33%

      Cazador

      El instinto depredador es prácticamente inexistente en esta raza. Delante de otros animales se mostrará juguetón o simplemente indiferente. 

    • 33%

      Miedoso / desconfiado con los extraños

      El Bulldog francés no es nada temeroso o agresivo con personas extrañas. Al contrario, se acercará a ellos con mucha curiosidad, y al cabo de un par de minutos puede que empiece a pedir cariños. Esto lo vuelve ideal para personas acostumbradas a recibir visitas en casa. 

      Por otro lado, debido a su naturaleza posesiva, pasará la mayor parte del tiempo exclusivamente con su amo. 
       

    • 33%

      Independiente

      Este perro puede llegar a ser excesivamente apegado a los miembros de su grupo social. No obstante, cuando está cansado puede alejarse a su rincón y tomar sus distancias.  

      Aunque esto podría interpretarse como un rasgo de independencia, el frenchie no puede pasar mucho tiempo solo. Incluso  a la hora de dormir prefiere acostarse en lugares que tengan el olor de su amo. 
       

      Comportamiento del Bulldog francés

      • 33%

        Tolerancia a la soledad

        Su sensibilidad y su lazo tan estrecho con sus amos hacen que no soporte la soledad. Lo mejor para él será estar rodeado de personas, un factor importante a considerar en vistas de su adopción. 

      • 66%

        Fácil de educar / obediente

        La terquedad de esta raza puede desconcertar a ciertos dueños, pero con paciencia y firmeza podrán convencer a este pequeño molosoide de cooperar. 

        Su educación debe comenzar a temprana edad para que entienda lo más pronto posible las órdenes básicas de parar y acudir a su llamado. También habrá que exponerlo desde pequeño a distintas personas y animales para que la convivencia en la edad adulta sea óptima. 

        A pesar de las apariencias, el Bulldog francés tiene un carácter bastante sensible, es por esto que los métodos punitivos de educación no harán más que lastimar el lazo afectivo que tiene con su amo. 

        Para no herirlo y lograr su plena cooperación, las sesiones de entrenamiento deberán ser coherentes y las órdenes dadas con firmeza. Este perro también necesitará de estímulos positivos como premios y caricias durante las sesiones de entrenamiento. 

        Las dos consignas a respetar en su educación serán dulzura y firmeza. Si se respetan, este perrito dará excelentes resultados en poco tiempo. 

        Finalmente, es importante recordar que no porque se trate de un perro pequeño habrá que dejar de lado su educación. Saberse comportar cuando sale de paseo o hay invitados en casa será primordial para su bienestar psíquico y para garantizar una buena convivencia. 
         

      • 66%

        Ladrador

        Esta raza de perros tiene la reputación de “cantar”, ya que emiten sonidos peculiares para expresar alegría, enojo o impaciencia. 

        Sin embargo, el Bulldog no acostumbra ladrar sin razón. Si se muestra inquieto y comienza a ladrar, lo más probable es que quiera advertir a su dueño sobre alguna anomalía. 
         

      • 33%

        Tendencia a escaparse

        Debido a que es muy apegado a su familia y su confort, es bastante improbable que se le pase por la cabeza salir a explorar por su cuenta. 

      • 66%