Publicidad

Cómo detectar y quitarle la fiebre a un perro

como quitar la fiebre a un perro

Un perro con fiebre necesita atención

© Olga Anikina / Shutterstock

Si a tu perro le llega a dar fiebre, ¿cuáles son los pasos a seguir? La veterinaria Tonatzin Rojas nos lo explica.

Por Tonatzin Rojas

Actualizado el

 

La fiebre en los perros, como en el caso de los humanos, es la elevación de la temperatura corporal por encima de lo normal.

Antes que nada, es importante precisar que la fiebre o “calentura” no es una enfermedad sino un síntoma de que probablemente algo no anda bien en la salud de nuestro can.

La temperatura normal de un perro adulto oscila entre los 38 a 39.2° C.

Causas de la fiebre en perros

La razón normal por la puede elevarse la temperatura en límites altos, es como una respuesta fisiológica del cuerpo al tener alguna actividad física como el ejercicio.

Cuando se rebasa el límite alto de la temperatura, o sea cuando se presentan más de 39.2 ºC, se trata de fiebre, que es una respuesta común del sistema inmune a un proceso de origen infeccioso por bacterias y/o virus.

La temperatura también puede elevarse por algunas causas de origen inflamatorio que estén ocurriendo dentro del organismo, como suele pasar en neoplasias y síndrome paraneoplásico. 

Otra causa por la que un perro puede tener fiebre es por la aplicación de vacunas. Esta es una reacción normal y puede presentarse dentro de las primeras 24 a 48 horas después de haber sido administrada.

Los perros pueden presentar fiebre después de una vacuna. © 135pixels / Shutterstock

¿Cómo saber si mi perro tiene fiebre?

Como hemos mencionado, en los perros se considera fiebre cuando el termómetro marca arriba de 39.2°C. Los síntomas que pueden indicar que nuestro perro padece fiebre son: 

  • Ojos rojos y vidriosos.
  • Depresión.
  • Duermen más de lo habitual.
  • Temblores.
  • Jadeo intenso.
  • Encías de color rojo.
  • Dolor y malestar en general.
  • Pérdida del apetito.
  • Nariz seca y caliente al tacto, la piel y orejas también pueden sentirse muy calientes.
  • Otros signos de enfermedad como vómito, diarrea, tos etc. 

Sin embargo, aunque el can presente estos síntomas, la temperatura siempre debe ser cuantificada a través de un termómetro, mismo que debe ser introducido por el ano del perro. Solo así se verifica que el perro sí está padeciendo fiebre.

Cuando el termómetro llega a marcar hasta 41.6 °C, la causa no se considera febril; esta temperatura va vinculada con golpe de calor, que puede causar en los perros un daño neurológico irreversible. En temporada de mucho calor hay que tener cuidado con la hora en que sacas a tu perro a pasear.

En este video hay consejos para bajarle la temperatura en caso de que se haya elevado a causa del calor ambiental:

Cómo quitarle la fiebre a un perro

Nunca debemos administrar medicamentos de uso humano a nuestro perro, en especial paracetamol o ibuprofeno que son los antipiréticos más usados y comunes disponibles en casa.

Estos medicamentos administrados a canes están contraindicados y se consideran altamente tóxicos: su ingesta les puede ocasionar úlceras estomacales, daño hepático y renal irreversible e incluso provocar la muerte.

Lo mejor en estos casos es acudir al veterinario para determinar la causa por la que nuestro perro padece fiebre.

Cómo quitarle la fiebre a un perro cachorro

En cachorros, los procesos febriles por lo regular son ocasionados por enfermedades de origen viral o bacteriano. Las enfermedades virales pueden prevenirse por medio de la vacunación.

El moquillo y el parvovirus canino son los padecimientos virales más frecuentes que ocasionan fiebre en perros cachorros. Ambas enfermedades son altamente contagiosas y con un porcentaje elevado de mortalidad. 

El veterinario debe determinar la causa de la fiebre. © Javier Brosch / Shutterstock

Si notas que tu cachorro presenta fiebre, es mejor acudir de inmediato al veterinario; en estos padecimientos, la intervención médica temprana puede hacer la pequeña diferencia entre la vida y la muerte del can.

Las enfermedades infecciosas en general comparten la misma sintomalogía clínica, es decir, los mismos síntomas, que suelen comprender: 

  • Fiebre.
  • Depresión.
  • Inapetencia.
  • Vómito.
  • Diarrea.

Solo la evolución clínica de la enfermedad, la revisión médica y pruebas específicas de laboratorio darán el diagnóstico preciso entre una infección viral y una bacteriana.

Iniciar un calendario de vacunación en perros cachorros también podría causar fiebre por una reacción que es normal a la vacuna; sin embargo, es la mejor medida preventiva ante enfermedades virales. 

Bajarle la temperatura a un perro: remedios caseros

Como hemos dicho, la fiebre es señal de que subyace un problema de salud que requiere ser tratado por un profesional y por lo tanto no puede eliminarse con remedios caseros. Sin embargo, puede mantenerse bajo control.

El remedio casero que podemos aplicar en nuestro perro para bajar la fiebre consiste en medios físicos, evitando medicamentos (que solo pueden ser prescritos por un veterinario).

Un buen recurso es el uso de paños húmedos con agua tibia a fría en:

  • Las patitas.
  • El vientre al nivel de las ingles.
  • La zona de la cruz: en el dorso por encima de los hombros.
Un remedio casero para controlar la fiebre. © ADVTP / Shutterstock

Por supuesto, como ya se mencionó, se debe recurrir inmediatamente a consulta con el médico veterinario para diagnosticar y tratar el origen de la fiebre.

Dejar un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Seguro que quieres eliminar el comentario?

Conéctate para comentar