Publicidad

¿Los parásitos de los perros se contagian a las personas?

perro desparasitacion

Un perro es desparasitado

© Orawan Pattarawimonchai / Shutterstock

La veterinaria nos explica qué parásitos de los perros pueden atacar a las personas, cómo podemos prevenirlos y qué tratamiento requieren.

Por María Navarro

Actualizado el

Algunos parásitos pueden transmitirse a las personas

Los parásitos son un riesgo real para nuestro perro y nosotros mismos, ya que algunos de ellos pueden transmitirse a las personas y, por tanto, constituyen una zoonosis.

A pesar de esto, en muchos casos suponen un riesgo escondido porque muchas veces  los perros con parásitos no muestran síntomas.

Vamos a dividir los parásitos o vermes en dos grandes grupos según las guías del European Scientific Counsel Companion Animal Parasites.

Vermes intestinales

  • Ascáridos
  • Vermes gancho y látigo
  • Vermes planos
  • Vermes no intestinales
  • Vermes del corazón (Dirofilaria immitis)
  • Vermes pulmonares y Angiostrongylus vasorum
  • Vermes subcutáneos (Dirofilaria repens) y oculares (Thelazia)

Parásitos zoonóticos más comunes

Ascáridos (Toxocara)

Los cachorros pueden parasitarse en el útero materno antes de nacer o durante la lactancia. Por este motivo, se deben administrar antihelmínticos a los cachorros cuando aún están lactando y repetirse mensualmente. Un perro adulto infectado no suele mostrar síntomas

Como el ciclo de vida del parásito dura aproximadamente un mes, se debería desparasitar a los perros con esta frecuencia para eliminar a los parásitos adultos antes de que puedan reproducirse y diseminar huevos en el ambiente. 

Otra alternativa son los análisis coprológicos frecuentes.

Los huevos de estos vermes son fáciles de encontrar en el suelo. Los niños pueden infectarse al jugar con la tierra infectada de los parques infantiles.

desparasita a tu mascota
Hay que protegerlos con una desparasitación adecuada © www.desparasitaatumascota.es

Dirofilaria immitis

La dirofilariosis es una enfermedad muy frecuente en algunos países.

La época de riesgo, debido a que tiene como hospedador intermediario un mosquito, es de marzo a octubre coincidiendo con los meses de más calor. Con el cambio climático se han observado contagios fuera de esta franja.

Para su prevención se utilizan medicamentos que eliminan la forma inmadura del parásito antes de que llegue al corazón. Actualmente existen opciones antiparasitarias que ofrecen una desparasitación continua o mes a mes.

Angiostrongylus Vasorum

En perros infectados lo podemos encontrar en arterias pulmonares y parte derecha del corazón. Produce síntomas como tos, fatiga, anemia, e incluso muerte súbita por obstrucción debida a la acumulación de parásitos en el corazón.

La fauna silvestre puede actuar como reservorio. El perro puede infectarse al ingerir un caracol o lamer sus secreciones ya que son hospedadores intermediarios.

Thelazia

Es un parásito ocular zoonótico. Lo transmite un tipo de mosca. Este insecto se siente atraído por el lagrimeo del ojo de nuestro perro, se posa en él y es ahí cuando el gusano es capaz de acceder al ojo. Produce síntomas como lagrimeo, conjuntivitis, etc.

Prevención de los parásitos

Tan importante como el tratamiento es la prevención. A continuación, describimos medidas útiles para prevenir la infección por estos parásitos en nuestros perros:

  • Alto riesgo de infección si el perro tiene acceso a la caza o si entra en contacto con cadáveres de fauna silvestre u otros. Evitar en la medida de los posible.

  • Renovar el agua para tomar habitualmente. El agua estancada puede favorecer la reproducción de mosquitos o moscas transmisoras.

Menos dirofilaria y thelazia, los demás parásitos que hemos comentado se transmiten a través de las heces. Por ello, es muy importante la higiene del lugar donde habite nuestro perro.

En el caso de los parques infantiles, debe haber una higiene muy estricta de la arena. Cuando no se utilice debería cerrarse de manera que no pudieran acceder animales.

Las heces de perros y gatos pueden infectar la arena con huevos de parásitos y el niño cuando juega se puede infectar.

Diagnóstico y tratamiento

Si piensas que tu perro puede tener algún parásito debes acudir a tu veterinario para que realice las pruebas diagnósticas pertinentes y prescriba el tratamiento correspondiente.

En cuanto al tratamiento de los parásitos, dependerá de: 

Edad y estado físico del perro. Un cachorro o un perro geriátrico son más susceptibles de infectarse que un perro adulto. También va a depender de si el perro está sano o está inmunodeprimido por otra enfermedad.

Dónde vive el perro: no es lo mismo que el perro no tenga contacto con el exterior, que conviva con otros perros o viva en un refugio. Si el perro puede tener contacto con otros animales hay más riesgo de infección.

Alimentación. Los perros que tienen acceso a carnes crudas o cadáveres de fauna silvestre tienen más riesgo de infectarse que un perro que pasea por una zona controlada.

Convivencia con niños, personas mayores o inmunocomprometidas.

Acceso a zonas con jardín.

Aunque parece bastante difícil encontrar un tratamiento que cubra diferentes parásitos con bastante efectividad, existen actualmente variedad de antiparasitarios muy efectivos y cómodos de administrar.

Antiparásitos masticables

Por ejemplo, existen unos comprimidos sabrosos y masticables que son muy fáciles de administrar y que proporcionan una protección  muy completa mes a mes frente los parásitos más frecuentes:  pulgas, garrapatas, ectoparásitos responsables de la sarna, gusanos del corazón, vermes pulmonares, oculares e intestinales.

Contenido patrocinado

Dejar un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Seguro que quieres eliminar el comentario?

Conéctate para comentar