Publicidad

Cómo inyectar a un perro paso a paso

poner inyección a perro

Checa la forma correcta de inyectar a un perrito.

© LightField Studios / Shutterstock

Si te ves en la necesidad de inyectar a tu mascota en casa, hay que proceder de la forma correcta. La veterinaria Tonatzin Rojas nos explica paso a paso cómo inyectar a un perro.

Por Tonatzin Rojas

Actualizado el

Aunque las vacunas suelen aplicarse en el consultorio del veterinario, es muy probable que en algún momento de la vida de nuestro can tengamos que inyectarlo, sobre todo cuando por indicaciones del médico requiera de un tratamiento constante y la medicina recetada solo exista en forma de inyecciones. 

Recuerda, antes que nada, que los medicamentos siempre deben ser prescritos por un profesional, nunca hay que automedicar a nuestros perros o ponerles una inyección sin indicaciones del veterinario.

Cómo inyectar a un perro paso a paso

  1. Antes de proceder a poner la inyección, lávate las manos con agua y jabón.
  2. Hay que utilizar siempre jeringas nuevas y estériles. La capacidad de la jeringa a usar dependerá de la cantidad de medicamento a inyectar; en perros es común usar jeringas de 1 ml, 3 ml, 5 ml y rara vez 10 ml. 
  3. El calibre de la aguja de la jeringa se refiere al diámetro de ésta y también es importante. Se elige dependiendo del volumen y las características del medicamento a inyectar:  si es oleoso (como aceite) o líquido.
    También depende del tamaño del perro: en perros pequeños los diámetros más adecuados son las agujas de calibre 22 G (cono gris, -hay un color de cono para cada calibre),  23 G (azul),  o 25 G (naranja); mientras que en perros grandes lo más común es usar agujas calibre 21 G (verde) o 20 G (amarillo). 
  4. Prepara el medicamento que se debe administrar acorde a las instrucciones del empaque; verifica que el medicamento sea de uso intramuscular. Las vacunas por lo general son de aplicación subcutánea, es decir, que se inyectan justo debajo de la piel, no en el músculo. 
  5. Carga la dosis que el médico veterinario haya indicado a tu perro. Hay que hacerlo siempre de una forma limpia, cuidando la esterilidad en la jeringa y el medicamento y asegurándote de no dejar aire en el émbolo.
  6. Deberás pedir a alguien que te ayude a sujetar al perro, principalmente de la cabeza, para evitar que este voltee y muerda cuando sienta el piquete de la aguja. 
  7. Antes de introducir la aguja al músculo, haz una limpieza del área donde vas a inyectar con un algodón y alcohol al 70%. Deja actuar por lo menos 2 minutos para la desinfección. 
infografia como inyectar perro pasos
Infografía: pasos para inyectar a un perro. © Wamiz

 

¿En qué zona puedo inyectar a mi perro?

Las zonas donde se le puede poner una inyección vía intramuscular a un perro son:

  • Músculos del glúteo medio y glúteo superficial.
  • Músculo bíceps femoral.
  • Músculos semimembranoso y semitendinoso.
  • Y con menor frecuencia, músculos tríceps

Mira a continuación la ubicación de estos músculos en la imagen:

diagrama donde inyectar perro
Las zonas donde puesdes inyectar a tu perro. © Wamiz

Se recomienda rotar las administraciones entre los lados derecho e izquierdo si por prescripción hay que inyectar varias veces.

Inyecciones subcutáneas

En este video puedes ver cómo se le pone una inyección subcutánea a un perro:

Cómo inyectar a un perro en la pierna

Los músculos del glúteo superficial, glúteo medio y bíceps femoral son los músculos que se encuentran por arriba de la zona lumbar, sacra y el músculo lateral de las patas traseras del animal

Para poner una inyección en estas áreas se sujetan los músculos con el dedo índice y pulgar introduciendo la aguja de forma perpendicular, es decir, formando un ángulo de 90º.

Al poner una inyección en los músculos semimembranoso y semitendinosos ubicados por detrás de la zona del muslo (parte trasera de la pierna), se debe tener especial cuidado, ya que es muy fácil lesionar el nervio ciático. 

No es recomendable inyectar en esa zona si no se cuenta con la experiencia suficiente. 

En cualquiera de los casos después de meter la aguja al músculo, se debe retraer el émbolo -es decir, volver la jalar la parte interior- para verificar que no exista la presencia de sangre; si la hay, es necesario, acomoda la aguja otra vez. 

El medicamento se inyecta a una velocidad moderada.

Cómo inyectar a un perro que no se deja

Con un perro de difícil manejo se recomienda siempre usar bozal para el cuidado de todos y evitar accidentes. 

En perros pequeños a medianos, una forma sencilla es cargarlo y pegárselo al cuerpo: coloca un brazo por debajo del tórax y con el otro abraza la cabeza, mientras una segunda persona inyecta. 

Con los perros de talla grande, con ayuda de su collar y correa se sujeta la cabeza para evitar que se mueva. El que maneja al perro deberá estar de pie y colocarlo entre sus piernas, las piernas quedan por detrás de las patas delanteras del perro haciendo ligera presión en el tórax. Mientras tanto, la segunda persona inyecta.

Dejar un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Seguro que quieres eliminar el comentario?

Conéctate para comentar