Publicidad

¿Por qué mi perro me sigue a todos lados? Explicación de este comportamiento canino

perro sigue a humano

Un perrito siguiendo a su humano.

© DreamHack / Shutterstock

Hay quienes se sienten queridos con este comportamiento perruno, pero hay veces que la persecución llega a un límite de verdad incómodo. Te explicamos por qué tu perro te sigue a todos lados y cómo puedes resolver esta situación.

Por Sindy Bustamante

Publicado el 10/05/21 14:31

Lo primero que debe saber es que no eres el único que sufre de esta persecución; muchos humanos que viven con un perrito saben que estos amorosos peludos pueden convertirse en una verdadera sombra de cuatro patas.

Y aunque la mayoría de las veces es una muestra de cariño y de lo mucho que disfruta tu compañía, encontrarte con el perro a cada paso puede resultar algo incómodo.

De acuerdo con algunos expertos ingleses en comportamiento canino, los perros no hacen esto para molestar a sus humanos, sino que están respondiendo a un instinto natural. Aquí te explicamos a detalle todo el asunto 👇

¿Por qué mi perro me sigue a todos lados?

Los perros son animales sociales y curiosos por naturaleza, que aman explorar el mundo que les rodea, sobre todo cuando son pequeños.

Para comprender por qué tu perro te sigue a todas partes sin parar, hay que entender primero su naturaleza perruna. El instinto de protección a su manada es uno de los motivos que lo llevan a seguirte a todas partes, pues quieren que su familia (en este caso tú), se sienta segura. 

1. Un vínculo profundo

Conforme los perros se han ido domesticando más y más, se han ido haciendo más cercanos con su “manada” humana y el vínculo con nosotros se ha vuelto más profundo.

La dinámica que tienen con la persona que los protege, los alimenta y les da cariño es similar a la que los niños pequeños establecen con sus papás, por lo que los perros tratan de estar todo el día cerca de su humano.

2. Ansiedad por separación

El síndrome de ansiedad por separación hace que el perro quiera estar con su persona más cercana, el ser humano en el que más confía.

La ansiedad por separación es un problema de comportamiento en los perros y tiene que atenderse para el mayor bienestar del can y de los humanos que lo rodean. A veces es necesaria la intervención de un experto en conducta canina.

3. Interés por la vida y actividades humanas

Sabemos que los perros pueden ser muy apegados a los humanos con los que conviven y este apego puede llegar al punto en el que adoptan algunas de nuestras conductas.

Otra de las formas en que manifiestan su apego y cariño es, precisamente, siguiendo a su humano favorito a todas partes.

Si eres esa persona específica a la que el perro asocia con alimento, seguridad y confort, es posible que escuche tus órdenes más que las de los otros miembros de la familia y que, claro, te siga por toda la casa.

Un cachorro sigue a su humano favorito. © antoniodiaz / Shutterstock

4. Conductas aprendidas y reforzamiento

Si el perro ha entendido que determinado humano es una fuente de cosas positivas (comida, apapachos, paseos y juegos) es normal que quiera pasar más tiempo con él o ella y que lo demuestre tratando de estar siempre cerca.

5. Rasgos propios de la raza

Ciertas razas pueden ser más propensas a ser “pegajosas”, pero recordemos que a final de cuentas, todo depende también de la personalidad de cada perro en particular.

Estas son las razas que se consideran más apegadas a sus humanos:

  • Golden Retriever.
  • Border Collie.
  • Pastor alemán.
  • Bulldog francés.
  • Sheltie.
  • Pug.

Mi perro no se me despega, ¿es malo?

El hecho en sí de que tu perro te siga no tiene por qué ser malo. Cuando se convierte en un problema es cuando el perro se angustia si tiene que quedarse solo. De acuerdo con Carlos Martínez, educador canino, es en este momento en que el perro podría empezar a mostrar signos de ansiedad por separación.

Es muy diferente un perro que adora estar con su humano y pasar tiempo con él en casa a un perro que sufre cuando esa persona no está en la casa.

Si se trata de un cachorro y sientes que se enoja o se entristece cada vez que lo dejas solo, es un buen momento para empezar a educarlo y acostumbrarlo a soportar la soledad.

¿Por qué mi perro me sigue mucho?

Las razones para que un perro te siga tanto pueden ser:

  • Quiere obtener algo positivo de ti: un paseo, un compañero de juegos, algo de comida…
  • Es un perro muy apegado por la naturaleza de su raza.
  • Sufre de ansiedad por separación.
  • Quiere estar cerca de su humano.
  • Está aburrido o no ha desfogado su energía.
  • Se siente mal.
  • Necesita algo, como ir al baño, por ejemplo.

Cómo evito que mi perro me siga a todos lados

Si tu perro ha llegado a extremos desagradables y ya no respeta tu espacio personal, puedes aplicar las siguientes técnicas para que deje de seguirte:

1. Enséñale la orden “quieto”

Usando la orden “quieto”, le puedes enseñar a tu perro a quedarse lejos de ti poco a poco, por periodos de tiempo breves. Empieza con distancias muy cortas y ve aumentándolas poco a poco. Eventualmente, el perro podrá quedarse solo en un espacio.

Cuando le enseñes este método, recuerda avanzar muy lentamente y premiar al perro cada que lo haga bien.

2. Pon una puerta para bebés

Con una puerta para bebés puedes impedirle físicamente que se acerque a determinadas áreas de la casa y que se acostumbre poco a poco a no verte todo el tiempo. 

Cuando lo dejes del otro lado de la puerta, déjale algo rico de comer o un juguete le que guste, para que sepa que también cuando no estás hay aspectos positivos en la vida.

Un perrito encimoso en las piernas de su humana. © bane.m / Shutterstock

3. Enséñale a tu perro a irse a su casita

Asegúrate de que tu perro tiene bien claro cuál es su espacio en la casa. Deja su camita en un lugar determinado y procura que comprenda que ese es su espacio.

Cuando se vaya ahí, dale un premio o déjale un juguete entretenido, para que vea que estar “en su casa” no es algo malo.

4. No fomentes una actitud encimosa

Aunque dormir con tu perro puede ser muy bonito, hay que procurar no acostumbrarlos a esto, especialmente cuando son cachorros. Pon su camita en el cuarto y acuéstalo en ella a la hora de dormir.
Tampoco lo dejes pasar mucho tiempo encima de ti: en tus piernas, encima de tus pies, etc.

¿Los perros tienen un humano favorito?

Cuando un perro tiene un humano favorito, normalmente no queda duda de quién es esa persona.

Aunque cada perro tiene una personalidad distinta, los canes suelen identificar a la persona que más les brinda atención, comida o tiempo de calidad.

Otro criterio para que alguien se vuelva la persona favorita de un perro podría ser porque sus personalidades e intereses coinciden.

Por ejemplo, un cachorro lleno de energía y con muchas ganas de jugar seguramente va a preferir a la persona más activa de la familia, esa que lo invita a jugar al jardín, y no a quien se queda sentado en la sala viendo la tele (eso es más para un perro tranquilo y viejo).

¿Tu perro te sigue por todos lados? ¡Cuéntanos tu experiencia en el foro!