Publicidad

¿Qué hago si mi perro comió plástico?

perro mordiendo botella de plastico

A los perros les atraen los envases y bolsas de plástico, sobre todo si huelen a comida.

© Kira_Yan / Shutterstock

Juguetes infantiles, bolsas de plástico, plumas... pueden parecer golosinas a los ojos de un perro, así que si tu perro se comió alguno de estos objetos, te decimos qué hacer.

Por Dr. Liz Barton MA, VetMB, MRCVS

Publicado el 23/03/21 14:32

Si viste que tu perro comió plástico o sospechas que pudo haberlo comido, obsérvalo con cuidado por unos minutos para asegurarte de que no se esté ahogando.

Lo que hay que hacer después va a depender del tamaño de tu perro y de la cantidad de plástico que haya ingerido.

Los plásticos que tienen componentes dañinos o que contenían algo peligroso (como productos de limpieza), pueden requerir que vayas inmediatamente al veterinario.

Los trozos de plástico rígido y duro que tienen esquinas con filo pueden lastimar o perforar el esófago, estómago o intestinos de tu perro. Pero el plástico suave pasa por el sustema digestivo del perro sin hacerle mayor daño. Si tienes dudas, hay que hablar con el veterinario.

¿Qué pasa si mi perro comio plástico por accidente?

Si tu perro comió plástico puede ser que, como hemos mencionado, el plástico pase simplemente por su intestino, sin mayores consecuencias. 

Sin embargo, si el envase de plástico contenía algo tóxico o si el trozo que se comió fue grande (considerando el tamaño de tu perro), el riesgo de intoxicación o de bloqueo es más alto.

Cuando vayas con el veterinario, recuerda que mientras más información puedas darle sobre el tamaño, la forma y el tipo de plástico que se comió el perro, más posibilidades tendrá de ayudarlo.

Mi perro comió una bolsa de plástico: ¿qué debo hacer?

Los plásticos usados para almacenar o manipular alimentos son especialmente tentadoras para los perros, y no es raro que lleguen a comerse cosas como la bolsa donde había una torta o un sándwich, una envoltura de queso o una cuchara desechable. 

Como mencionábamos antes, los plásticos suaves y de dimensiones pequeñas pueden pasar sin mayores consecuencias. Sin embargo, una bolsa grande o una cuchara sí pueden crear un bloqueo en el sistema digestivo del perro.

En algunos casos llega a requerirse una cirugía para quitar el trozo de plástico de los intestinos del perro.

Para reducir el riesgo de que ocurra algo así, tienes que llamar al veterinario lo más pronto posible, para que le induzca el vómito a tu perro de forma segura. Si el plástico sigue en el estómago de tu perro, si todo sale bien podrá expulsarlo al momento de vomitar

¿Qué hago si mi perro mordió y se comió una pluma de plástico?

Las plumas de plástico están hechas por lo general de plástico rígido, que puede ser afilado en los bordes cuando se rompe. Aunque la cantidad de plástico ingerida en estos casos suele ser pequeña, estas puntas afiladas pueden causar problemas al pasar por el tracto digestivo de tu perro, especialmente en los perros de talla pequeña.

Lo mejor en este caso es hablar con el veterinario. Puede que te recomiende simplemente estarlo vigilado y estar atento a síntomas como:

  • Salivación excesiva.
  • Deglución repetitiva (el perro hace el gesto de tragar).
  • Arcadas.
  • Dolor abdominal.
  • Falta de apetito.

La cantidad de tinta que contiene una pluma no debería ser un problema para el perro, aunque quizá veas un cambio de color en sus heces.

Un perrito mordiendo una pluma de plástico. © ravipat / Shutterstock

¿Cuánto tarda un perro en procesar el plástico?

El tránsito en el aparato digestivo de un perro suele tomar entre 8 y 12 horas. Para objetos de plástico, el proceso podría ser más largo y tomar hasta varios días en pasar por el aparato digestivo.

Algunos trozos de plástico pueden ser demasiado grandes para salir del estómago. Si no llegan a bloquear por completo el tránsito estomacal, podrías notar vómitos ocasionales en un perro que por lo demás se ve sano, y esto hasta por varios días ¡o hasta semanas!

Este tipo de bloqueos intermitentes puedes ser difíciles de diagnosticar y podría dar la impresión de que tu perro anda simplemente algo sensible del estómago.

¿Qué hago si mi perro se comió una pieza de Lego?

Si tu perro se comió una sola pieza de Lego pequeña, es poco probable que le haga daño, y todo lo que hay que hacer es mantenerlo vigilado en los días que siguen, para asegurarte de que está haciendo popó normalmente. Quizá incluso veas salir el bloque de Lego eventualmente 💩

Si tu perro se comió una pieza más grande o más compleja de Lego (o si se comió más de una), el plástico sí podría provocarle un bloqueo digestivo. Si crees que esta es una posibilidad, es mejor que lo lleves al veterinario.

El médico podrá hacerle un ultrasonido para checar su estómago y decidir si es necesario darle algún tratamiento.

Los perritos a veces muerden las chanclas. © K.A.Willis / Shutterstock

¿Qué remedios caseros hay si mi perro comió plástico?

Aunque existen remedios caseros para inducirle el vómito a un perro, no son muy seguros en estos casos y por lo tanto, no te los recomendamos.

En algunas circunstancias, no es buena idea que tu perro vomite, porque el materíal podría causarle daños más severos en el esófago al salir con el vómito.

Si tu perro se comió un trozo pequeño de plástico, darle de comer en pequeñas cantidades y más seguido puede ayudar a que el material pase por el intestino.

Si tu perro comió plastico, lo mejor es buscar ayuda profesional. Dependiendo del material, de la cantidad y del estado de salud de tu perro, el veterinario podría decirte que simplemente tienes que vigilar a tu peludo.

También puede ser que haya que inducirle el vómito lo más pronto posible. Pero si el plástico era muy grande, tenía orillas afiladas o contenía sustancias tóxicas, puede que la única solución segura sea extraerlo quirúrgicamente del estómago de tu perreo para evitar que cause mayor daño al esófago.