Publicidad

Trucos para convencer a tus papás de tener un perro

nino convenciendo a su papa de tener un perro

Un niño convenciendo a su papá de tener un perro

© fizkes / Shutterstock

La psicóloga Vanessa Carral habla sobre cómo convencer a los papás de tener un perro, teniendo en cuenta la responsabilidad de compartir la vida con un animalito. 

Por Vanessa Carral Portilla

Publicado el 10/03/21 7:36

Muchos niños, niñas y adolescentes sueñan con compartir sus días con un compañero peludo de juegos y aventuras. 

A veces tenemos unas expectativas de lo que es compartir la vida con un perro y desde aquí vamos a ayudarte a reflexionar sobre la realidad y responsabilidad que conlleva la tenencia de un perro para que  puedas tener argumentos adecuados a la realidad para que tú y tu familia no se lleven sorpresas si deciden compartir la vida con un perro.

“Mis papás no me dejan tener un perro”

Esta es una frase que oímos muy seguido cuando preguntamos si tienes un perro en casa. Y a pesar de que muchos quisieran tener un animal de familia, nuestra primera reflexión es preguntar:

  • ¿Sabes qué responsabilidad supone implica tener un perro?
  • ¿Eres consciente de que tienes un largo camino repleto de cambios en tu vida? 

A partir de la reflexión sobre estas dos preguntas puedes preparar tus argumentos desde la VERDAD. 

Y es que nuestro amigo peludo compartirá con la familia de promedio entre 10 y 15 años si se adopta de cachorro, lo que significa tomar decisiones y asumir responsabilidades para garantizar su bienestar.

Y tú como niño, niña o adolescente pasarás por diferentes etapas como estudios, viajes, cambios de domicilio, encontrar un trabajo…, todos estos cambios suponen que tu grado de implicación irá variando a lo largo de las diferentes etapas del crecimiento por las que pases. 

Veamos qué podemos decirle a mamá y papá siendo conscientes de todo esto.

Niña con un perro en brazos. © WAYHOME studio / Shutterstock

Cómo convencer a los padres de algo

Como hemos visto en el apartado anterior lo fundamental es partir de la reflexión de esas dos preguntas que hemos planteado y a partir de ahí construir un discurso, no con baseen nuestras expectativas y sueños sino con base en la verdad.

Lo primero que tienes que decirle a tus papás o abuelos es que eres conscientes de que, debido a que tu vida cambiará mucho a lo largo de los años, ellos serán los responsables del perro. 

Aún así, será importante que manifiestes que, siempre que esté en tu mano, serás tú quien se responsabilice del perro.

Por otro lado, es importante explicarle a tus padres que cuidar a un perro supone comprenderle y aprender cuáles son sus necesidades y cómo podemos atenderlas de manera adecuada, con lo que será importante que toda la familia se forme y aprenda a atender las necesidades de tu amigo peludo.

¿Cuáles son las necesidades de un perro?

  1. Biológicas (alimentación, adaptación del hogar, lugar de descanso, transporte adecuado, higiene, cuidados veterinarios y ejercicio).
  2. Emocionales (afecto, confianza y seguridad).
  3. Sociales (que pueda relacionarse con otros perros, vínculos con su familia humana, juego).
  4. Cognitivas (ofrecerles retos mentales, entrenarlos de manera amable).

Es imprescindible que les expliques a tus padres que la dinámica familiar cambiará y que deberán adaptarse: contemplar tiempo para paseos, baños, cepillados, juego, limpieza extra de la casa (porque sí, la casa estará un poquito más sucia), … 

Cuéntales a tus padres que tendrán que incorporar al perro en las vacaciones y los momentos de ocio, ya que es un miembro más en la familia y como tal las experiencias familiares deberán adaptarse a su presencia. 

Tener un perro conlleva unos gastos...

Como menor, es obvio que no tienes la estabilidad económica para asumir los gastos de tu perro, por eso es importante contarle a tus padres que deberán ahorrar para poder hacerse cargo de los gastos extra derivados de la presencia del animal de familia.

  • Gastos de alimentación.
  • Gastos fijos veterinarios.
  • Gastos extraordinarios derivados de una enfermedad o accidente.
  • Gastos de adiestramiento.
  • Productos para perros: collares, juguetes, camitas, correas, comederos…

Por supuesto, tú también puedes comprometeros a participar en los gastos, por ejemplo, ahorrando tu domingo o prescindiendo de cosas que no son realmente necesarias.

Un hombre toma en brazos a un perro de un refugio. © hedgehog94 / Shutterstock

Cómo convencer a tus papás de tener un perro

Tanto si quieres poner de tu parte a todos los miembros de la familia para tener tu primer perro o incluso para tener un segundo perro, te aportamos algunas ideas de frases que puedes utilizar para ayudarte.

Trucos y frases para convencer a tus padres de tener un animal

  1. Soy consciente de la responsabilidad que requiere tener un perro y sé que como aún estoy creciendo, ésta responsabilidad recaerá en ustedes, pero siempre que pueda seré yo quien me haga cargo del perro.
  2. Sé que todos tendremos que hacer el esfuerzo de aprender mucho sobre perros para poder entenderlo y hacerlo feliz.
  3. Me doy cuenta que cuando llegue el perro nuestra forma de vivir cambiará y tendremos que organizarnos para que él nos acompañe en vacaciones y tiempo de ocio y que participe como un miembro más de la familia.
  4. Son ustedes quienes asumirán el gasto extra que supone la llegada del perro, pero yo estoy dispuesto a ahorrar lo que pueda y a renunciar a muchas cosas que pido y que realmente no son importantes, porque prefiero que las necesidades de mi perro estén cubiertas.

Pero recuerda todos los compromisos que tendrás que asumir con cada una de ellas: las palabras siempre deben ir acompañadas de hechos.

Ya están convencidos pero vivimos en un departamento: ¿qué hacer?

Si por fin toda la familia habéis llegado a un acuerdo desde la plena consciencia de lo que conlleva incorporar un perro a la familia, se abre una nueva reflexión al respecto que tiene que ver con ser realistas: qué perro se adaptará mejor a vuestro estilo de vida.

Qué tipo de perro elegir, la familia debe reflexionar sobre...

  • Perros grandes o perros pequeños: al margen de si vives en una casa o un departamento, todos los perros, sin importar su tamaño, tienen necesidades acordes a su especie como hemos visto. Pero el tamaño marca la diferencia en el día a día: un perro grande come más, sus gastos veterinarios son mayores. Ténganlo en cuenta a la hora de tomar la decisión.
  • Carácter del perro: en función de nuestra forma de vivir será más adecuado un perro más activo o más tranquilo.

Todos juntos deben ser honestos para poder hacer que nuestro nuevo amigo peludo sea feliz y puedan disfrutar de su compañía en plenitud.

Niña besa a su padre que tiene un perro en brazos. © Evgeny Atamanenko / Shutterstock

Beneficios de tener un perro con niños

Sin duda existen numerosos beneficios de crecer junto a un perro, puedes hablarles a tus padres de los beneficios psicológicos de tener un perro: ayudan a desarrollar la responsabilidad, a ser más empáticos, a desarrollar la inteligencia emocional, … 

Pero sin duda recibirás lo más bonito que se puede tener en la vida: aprenderás lo que es el amor incondicional, te divertirás con sus travesuras y si lo haces bien, querrás que tu perro sea el más feliz del mundo y para eso aprenderás a mirar la vida a través de sus ojos. Si lo consigues, esto te hará más humano, más humilde y más feliz.

En cualquier caso, no pierdas la esperanza, todo llega si eres constante y consciente de todo lo que te hemos contado, cuando estés preparado y puedas asumir estas responsabilidades, el animal de familia apropiado llegará a tu vida.