Publicidad

Mi perro se pone muy nervioso en el coche: ¡cálmalo con estos pasos!

perro muy nervioso en el coche advice

Los perros pueden tener miedo a los coches, ponerse nerviosos y/o marearse

© Shutterstock

La veterinaria María Navarro da las claves para calmar y tranquilizar a nuestros perros cuando se ponen nerviosos a la hora de viajar en el coche.

Por María Navarro

Publicado el 26/12/20 14:36

Quien comparte la vida con un perro sabe que los viajes en coche pueden ser una odisea si no se siguen una serie de medidas desde el principio.

Cada vez es más habitual encontrar alojamientos “pet-friendly” que hacen posible viajar con tu perro. Seguro que después de leer estos consejos te animas vivir esa aventura junto a tu peludo.

Mi perro se pone muy nervioso en el coche, llora y/o no para de ladrar

Para la mayoría de los perros realizar un viaje provoca cierta ansiedad y nerviosismo. Cuando un perro está nervioso o excitado no para de moverse, ladra, llora, jadea, tiembla, e incluso hace sus necesidades.¿Sabes por qué se ponen nerviosos? Las razones pueden ser:

Negativas

Son las más comunes. Muchos perros padecen ansiedad al subir al coche. El movimiento del vehículo, haberse mareado en ocasiones anteriores, o subir al coche solamente para ir al veterinario, suelen ser experiencias negativas que harán que a nuestro peludo no le guste viajar.

Positivas

Suelen ser perros que salen mucho de excursión o al campo. Asocian el coche con ir a un lugar que les gusta, así que viajar les emociona.

cachorro nervioso en el coche
Los cachorros, por supuesto, también pueden sufrir estrés a la hora de viajar en coche. © Shutterstock

Cómo relajar a mi perro cuando viajo

Si nuestro peludo viaja en las condiciones correctas minimizamos los estímulos negativos. Debemos tener en cuenta las medidas de seguridad para viajar con mascotas en el vehículo, así como las regulaciones de tránsito sobre el tema que apliquen en tu estado.

El espacio y visibilidad del conductor no deben verse afectadaos en ningún caso. El resto de personas ocupantes del vehículo también deben viajar seguras. Por tanto, nuestro perro no puede ir suelto.

Cómo debe viajar un perro en coche

Enganche al cinturón de seguridad

Si usamos este sistema, el perro debe llevar puesto un arnés. Si lleva collar, al menor impacto puede ahorcarse o salir despedido por la ventanilla. Este sistema es seguro si el enganche es corto y el perro es pequeño de tamaño.

Si el perro tiene un gran tamaño, la fuerza que hace su cuerpo en caso de frenazo o golpe hará que se rompa el enganche.

Transportadora o jaula

Es el mejor método para que nuestro perro viaje seguro. Al estar metido en un espacio más pequeño el perro se sentirá más seguro, se minimiza el vaivén del coche y como su movimiento es limitado, también es más raro que se mareen.

Si el perro es pequeño el mejor lugar para colocar la transportadora es el suelo entre los asientos de la parte delantera y la trasera. En cambio, si el perro es grande, debe ir colocado en el maletero transversal a la marcha de la circulación.

Nunca debemos colocar la transportadora sobre los asientos

Si nuestro perro tiene experiencias negativas anteriores con el viaje en coche, nos costará más relajarlo que si se acostumbra a los viajes desde pequeño.

Trucos para relajar al perro en el coche: trabajar el refuerzo positivo 

  1. Con el coche parado, podemos esconder golosinas en su interior para que nuestro perro las busque.

  2. En casa, el perro debe tener la transportadora accesible para que la asocie con algo familiar y seguro.

  3. Una vez en marcha, interesa empezar con viajes muy cortos y poco a poco ir alargándolos.

  4. Es importante no darle de comer a nuestro perro un rato antes de salir para evitar los mareos. Si el viaje es muy largo es recomendable darle comidas ligeras y espaciadas.

  5. Suele ser útil cansar a nuestra mascota antes del viaje para que vaya más tranquila, ya sea jugando o paseando.

  6. Antes de viajar, debemos pasear al perro para que haga sus necesidades. En ruta, es recomendable hacer paradas frecuentes y cortas para que tome agua, coma, pasee y haga sus necesidades.

Relajantes para perros: los probióticos

En los casos en los que el refuerzo positivo y la rutina al viajar no sirve para calmar a nuestro perro existen complementos alimenticios y medicamentos para relajar a nuestro peludo.

Complementos

Existen tranquilizantes naturales a base de valeriana y pasiflora que ayudan en casos leves de nerviosismo. Los probióticos también ayudan a que el viaje sea menos problemático para todos, ya que evitará que nuestra mascota tenga diarrea o gases.

Medicamentos

Sólo con prescripción veterinaria. Son tranquilizantes y se utilizan en casos más graves.

 
hinclude.html.twig