Publicidad

¿Cómo puedo reforzar el sistema inmunológico de mi perro?

Reforzar sistema inmune perro advice

Un perro feliz en brazos de su humana

© Shutterstock

Hoy hablamos de cómo reforzar el sistema inmunológico de un perro a través de alimentos y vitaminas que ayudarán a tu peludo a sentirse más fuerte y sano. 

Por María Navarro

Publicado el 13/11/20 14:34

El sistema inmunológico es el mecanismo de defensa del perro. Está formado por un conjunto de células y órganos (células inmunitarias, bazo y sistema linfático) que protegen frente a agresiones o patógenos externos como virus, bacterias y hongos.

Para entender un poco más el sistema inmune hay que tener dos conceptos claros:

  • Antígeno: sustancia que al penetrar en el cuerpo provoca una respuesta del sistema inmune. Lo reconoce como una amenaza.
  • Anticuerpo: moléculas que producen las células del sistema linfático. Su función es atrapar el antígeno.
¡Afirmativo! Al igual que las personas, los perros también tienen sistema inmunológico.

Cuando nacen, al tomar el calostro, incorporan a su cuerpo los primeros anticuerpos de la madre. Conforme van creciendo y haciéndose adultos, el sistema inmune va formándose creando defensas ante los antígenos que se va a encontrando.

La primera parte del sistema inmune en nuestros perros son la piel y las membranas como nariz y boca. Es el primer lugar donde va a tener contacto con el patógeno.

Las vacunas son las mejores herramientas que tenemos los veterinarios para generar inmunidad. En caso de contacto con un agente patógeno, el cuerpo de nuestro perro habrá fabricado defensas.

Prevenir enfermedades del sistema inmunológico de los perros

Podemos encontrarnos con dos situaciones:

  1. El sistema inmunológico no es capaz de producir defensas y por tanto se queda débil. A esta situación se le llama inmunosupresión. Suele ser secundaria, es decir, una enfermedad cualquiera, incluso una gastroenteritis, da lugar a que al contacto con un patógeno, el perro no sea capaz de luchar contra él por la inmunosupresión.
  2. El sistema inmunológico ataca al propio cuerpo dando lugar a una enfermedad autoinmune.

Enfermedades autoinmunes en perros

Las más frecuentes son:

  • Anemia hemolítica inmunomediada. El sistema inmune reconoce los glóbulos rojos de la sangre como defectuosos y el organismo los destruye. Se produce una anemia bastante grave. Algunos síntomas son:
  1. Encías pálidas.
  2. Debilidad y malestar. Fiebre.
  3. Falta de apetito. 

Es muy común en el cocker spaniel y se suele encontrar en perros de mediana edad.

  • Hipotiroidismo. El propio cuerpo ataca a la glándula tiroides, deja de producir hormonas. Aparece:
  1. Debilidad y apariencia de pereza.
  2. Aumento de peso.
  3. Pelo pobre.
  4. Cara triste por la debilidad de los músculos de la cara.

El tratamiento es a base de hormonas tiroideas. 

  • Trombocitopenia inmunomediada. Similar a la anemia que hemos explicado, pero las afectadas son las plaquetas. Se suelen observar hematomas en la piel y hemorragias por la poca capacidad de coagular.
     
  • Alergias y enfermedades de la piel. Los síntomas típicos de las alergias en perros son:
  1. Enrojecimiento de la piel.
  2. Comezón.
  3. Caída del pelo.

Hay otras enfermedades de la piel como el pénfigo que provocan síntomas como úlceras en las zonas de unión entre piel y mucosa (párpados, zona del pene, puente nasal y boca).

  • Otras: enfermedad inflamatoria intestinal (IBD), diabetes, problemas oculares como la uveítis, etcétera. 

Todas estas enfermedades pueden ser primarias o secundarias. Suelen ser más habituales las secundarias, aparecen después de administrar un fármaco o pasar una infección por virus o bacterias.

falta de apetito perro sistema inmune debil
Un perro enfermo muestra menos apetito. © Shutterstock

Alimentos para reforzar el sistema inmunológico en perros

Lo más importante es que su alimentación base, ya sea alimento comercial o comida casera, debe ser de calidad y lo más natural posible (sin químicos).

Se pueden utilizar también alimentos caseros para ayudar, son como un suplemento vitamínico casero. Estos deben darse en pequeñas cantidades y lo mejor es dejarnos asesorar por un veterinario.

  • Hígado. Vitaminas A,B y C. Rico en minerales como el zinc.
  • Pescado azul. Vitamina B y ácidos grasos omega 3.
  • Frutas y hortalizas (sin semillas ni piel) como la manzana, zanahoria,etc.

Vitaminas para el sistema inmunológico en perros

Al igual que se pueden utilizar alimentos caseros para aumentar la ingesta de vitaminas, también se pueden usar complejos vitamínicos comerciales. Estos ya están preparados en comprimidos o líquido para tomar.

Antes de dárselos, es conveniente preguntar a un veterinario para que nos aconseje lo más indicado para nuestro perro.

 
hinclude.html.twig