Publicidad

Mi perro no quiere comer croquetas: ¿qué hago?

mi perro no quiere comer croquetas advice

¿Por qué mi perro no quiere comer? 

© Shutterstock

Hay varios motivos por los que un perro no quiere comer croquetas. ¿Puede deberse a un algún problema de salud? ¿Necesita cambiar de dieta? Lo analizamos. 
 

Por Jade del Arco

Publicado el 11/11/20 14:34

El perro no es un animal difícil en lo relacionado con la alimentación y su paladar no es muy exquisito. Pero existen excepciones. Si tu can es una de ellas, damos respuesta a la siguiente pregunta: ¿por qué mi perro no quiere comer croquetas? 

Si tu perro lleva varios días sin comer, puede deberse a varios motivos, ya sean físicos o mentales; en general, suele ser un signo de que algo no anda bien en la vida de tu peludo. 

Mi perro no quiere comer croquetas, ¿por qué? 

cachorro no quiere comer croquetas
Motivos por los que este perrito no quiere comer sus croquetas©Shutterstock

Aunque siempre es recomendable acudir a un experto veterinario, algunos de los motivos más comunes por los que tu perro no quiere comer son los siguientes: 

Causas que provocan que el perro deje de comer

  • Está enfermo: lo primero que hay que descartar es que tenga alguna enfermedad, ya sea del sistema digestivo, o de cualquier otra índole, que le haga perder el apetito. 
  • Cambio de dieta: es uno de los motivos más simples, si has cambiado la dieta de tu perro puede que no se haya adaptado todavía a su nuevo alimento. 
  • Problemas dentales: para evitar dolor en dientes o encías, el perro puede dejar de comer, es posible que padezca esta afección y no nos hayamos dado cuenta. La higiene dental del canino y croquetas de calidad pueden ser soluciones fáciles a este problema. 
  • Se aburrió: no es lo más frecuente, pero un perro -como nos pasa a los humanos- se puede aburrir de comer siempre lo mismo. Ese aburrimiento puede estar, igualmente, relacionado con otros problemas, como depresión, ansiedad, etc.
  • Demanda de atención: un perro que extraña la atención de su humano puede dejar de comer “simplemente” para hacerse notar. 
  • Depresión o ansiedad: sí, los perros también pueden deprimirse o tener ansiedad y, como en los humanos, la pérdida de apetito puede ser uno de los primeros síntomas. 
  • Está comiendo demasiado: otra de las causas más simples es que no tiene más hambre. ¿Estás seguro/a de que le estás dando la dosis de comida adecuada? 

Tengo un perro sibarita con gustos muy exquisitos

También es posible que tu perro sea algo especial con la comida, sí, un perro melindroso. Esto, según el veterinario Stéphane Tardif, se da con más frecuencia en los perros pequeños, que tienen más tendencia a volverse quisquillosos con la comida. 

En palabras del veterinario, ese comportamiento exquisito es, en parte, culpa de los humanos, que consentimos demasiado a nuestros peludos.

Si el animal tienen una gran cantidad de comida, deja una parte y pide otro tipo de alimento, la actuación del humano será fundamental; si cumplimos sus deseos, el perro estará eligiendo, sin que nos demos cuenta, qué comer, cuándo, posiblemente, su dosis y la calidad de la misma sean adecuadas.  

“Por muy importante que sea no frustrar al perro con la comida, lo contrario tampoco es bueno; sería como dejar a un niño la elección de alimentarse solo a base de dulces”, asegura el doctor.

Mi perro solo come si le doy en la boca, ¿por qué? 

perro come de la mano
¿Qué hago si mi perro solo come de mi mano? ©Shutterstock

Hay varios motivos que pueden provocar este comportamiento: 

  • Un cambio en el comedero: puede que al animal no le guste su nuevo tazón, que detecte un olor que no es el habitual, por ejemplo, y por eso solo acepte las croquetas si las pones en el suelo o se las das con la mano. 
  • Cambio de lugar: si has cambiado su zona de comer, puede que no le guste o no se sienta seguro; los perros también son animales de costumbres. 
  • Es un animal social: le gusta estar contigo, es caprichoso o, simplemente, está demandando tu atención. 

Para que no repita este comportamiento puedes probar a cambiar el comedero (ya sea el modelo o el lugar), pero no darle comida de otro modo; si tiene hambre acabará comiendo (recuerda que un perro puede estar hasta 48 horas sin ingerir alimento), si sigue sin comer, puede que el problema sea otro de los mencionados anteriormente. 

¿Es normal que mi perro no quiera comer croquetas?

Hay que saber diferenciar entre un perro melindroso o con apetito delicado del resto de motivos por los que tu perro no quiere comer croquetas.

Además de los detallados más arriba, puede que tu perro tenga un trastorno de la alimentación: anorexia; o lo que es lo mismo en términos médicos “la ausencia total de apetito”. La forma más sencilla de diferenciarlo es comprobando si ha bajado mucho de peso. Y siempre debes contar con el diagnóstico del veterinario

Lo que debes hacer si tu perro no quiere comer croquetas

Lo principal es conocer la causa antes de intentar arreglar el problema. Si el perro tiene una enfermedad que le provoca falta de apetito, de nada servirá intentar que vuelva a comer si no hemos puesto los medios para que se recupere de su dolencia. Al igual que si se trata de una enfermedad psicológica o falta de atención. 

Si el problema viene de la alimentación en sí: se aburrió de la comida, no estamos dándole el alimento que necesita o está comiendo demasiado; hay algunos trucos que pueden ayudar:

  1. Dividir las dosis de comida.
  2. No obligarlo a comer (retirar la comida si a los 15 minutos de ponerla no la ha tocado). 
  3. Espaciar las dosis de comida, para que coma con hambre. 
  4. No abusar de los premios.
  5. No darle de nuestra comida.
  6. Cambiar su dieta de manera progresiva y siempre bajo la supervisión de un veterinario. 
 
hinclude.html.twig