Publicidad

¿Puedo darle chocolate a mi perro?

chocolate perros advice

Los peligros de darle chocolate a los perros

© Shutterstock

Aunque sea uno de tus postres favoritos y no parezca  en absoluto peligroso, hay que tener mucho cuidado cuando se trata de chocolate y perros.

Por Cristina Ridao

Publicado el 08/08/20 14:28

¿A quién no le encanta disfrutar de un rico trozo de chocolate? Y por qué no, compartir este dulce con tu mejor amigo... ¡Alto! Ten cuidado con la glotonería de tus queridas mascotas: podría ser fatal.

¿Por qué el chocolate es peligroso?

El chocolate contiene cafeína y teobromina, que son sustancias estimulantes del sistema nervioso central. Los perros tienen problemas para metabolizar y descomponer estas dos sustancias.

Los productos químicos presentes en el chocolate no son el único riesgo para tu mascota, ya que éste contiene, además, grandes cantidades de azúcar y grasa. Por esta razón, si se consume en cantidades excesivas, puede llegar a provocar una pancreatitis. 

Limitar el acceso 

El consumo de chocolate se dispara en ciertas fechas del año, como Halloween, Navidad o San Valentín, con el consecuente aumento del peligro para nuestras mascotas.

En primer lugar, la opción ideal es mantener a tu perro alejado de los productos de cacao, aunque esto puede ser más difícil de lo esperado. La mayoría de los perros tienden a ser golosos, y devorarán cualquier golosina que se les ponga por delante con placer.

No te dejes engañar, ¡no le des nada!

Nunca le des a tu perro trozos de chocolate o dulces que contengan chocolate. Asegúrate de que tus amigos y familiares, sobre todo los niños, conozcan esta regla. Del mismo modo, asegúrate de guardarlo fuera de su alcance.

Tapa la basura o colócala en el lugar al que tu can no pueda acceder. Cuando salgas a caminar, sobre todo, supervisa a tu mascota y evita que coma lo que encuentre en el suelo. 

chocolate amargo y chocolate con leche
El choclate con leche es menos peligroso, pero tampoco es bueno  ©Pixabay

Tipos de chocolate y su peligro

Cada tipo de chocolate contiene diferentes cantidades de teobromina. La PDSA, una organización veterinaria de Reino Unido, establece que incluso un trozo pequeño de chocolate negro podría ser mortal para tu mascota.

Las variedades oscuras, más puras y/o amargas, contienen más teobromina, mientras que, los niveles de teobromina del chocolate con leche son más bajos.

El chocolate blanco tiene cantidades insignificantes, con lo que el riesgo es mínimo. Por supuesto, la salud general y el tamaño de tu perro son determinantes.

Cantidad de teobromina por 1 gramo de chocolate

  • Chocolate blanco 0.01mg

  • Chocolate con leche 2.4mg

  • Chocolate amargo 5.5mg

  • Chocolate amargo para cocinar 16mg

Cantidades peligrosas en relación al tamaño del perro

La cantidad de teobromina que podría acabar con la vida de un perro va de los 100 mg a los 250 mg por cada kilogramo de peso del can. En consecuencia, si tu perro es pequeño y se come una caja de chocolates, debes llevarlo al veterinario directamente.

Si el perro es de tamaño mediano -pesa alrededor de 20 kilos- 25 gramos pueden ser suficientes para envenenarlo. Si pesa 40 kilos, 50 gramos, y así sucesivamente.

Si se trata de chocolate negro o amargo, en cualquier cantidad, también llévalo al veterinario, siempre es mejor prevenir que curar.   

alimentación del perro foto
Cuida la alimentación de tu perro, de ella depende su salud ©Pixabay

Síntomas de intoxicación por chocolate

Los síntomas de intoxicación suelen aparecer entre 2 y 4 horas después la ingesta. La fase inicial del envenenamiento por teobromina normalmente se manifiesta con una hiperactividad severa y/o:

  • Diarrea.

  • Vómitos.

  • Convulsiones.

En casos más severos, el perro presentará:

  • Rigidez muscular.

  • Jadeo e inquietud extrema.

  • Aumento de la frecuencia cardíaca.

  • Pérdida del conocimiento.

Todos estos son síntomas muy graves que requieren evaluación y tratamiento veterinario.

Tu perro comió chocolate: remedios caseros

Si tu perro consume accidentalmente solo una pequeña cantidad de chocolate blanco o con leche, no te asustes. Si no hay problemas de salud obvios, primero llama a tu veterinario. Te dirá si debes llevarlo a consulta.

El tratamiento habitual de la intoxicación por teobromina consiste en inducir el vómito en el plazo de dos horas tras la ingesta.

Puede que hayas visto remedios caseros para que vomite usando agua oxigenada disuelta en agua, pero esto puede ser peligroso. Mejor hacerlo, si fuera necesario, con sal.

Cómo hacer vomitar a un perro con sal

Es uno de los métodos más utilizados por los veterinarios. Para ello necesitas:

  • Un vaso de agua.

  • 1-3 cucharaditas de sal.

  • Una jeringuilla sin punta.

Mezcla el agua y la sal hasta lograr una solución homogénea y llena la jeringuilla. Cuando lo tengas listo, abre la boca de tu perro y vacía la jeringa rápidamente en la garganta para que salga con bastante presión.

Observa a tu perro durante 15 minutos aproximadamente. Normalmente, debería mostrar salivación y malestar, hasta la llegada del vómito. Si transcurrido ese tiempo no muestra estos síntomas, repite el procedimiento.

Aunque los tratamientos caseros pueden ayudar, cuanto antes lo atienda un profesional más posibilidades de evitar daños mayores. ​

Otros alimentos que debes evitar darle a tu perro