Noticias :

Publicidad

Mi perro me huele el ombligo: esto es lo que quiere decir

Perro en la panza de una mujer advice

Los perros nos pueden reconocer a kilómetros de distancia por nuestro olor

© Shutterstock

Un perro puede detectar el embarazo de una mujer antes de que ella misma lo sepa, ¡increíble! Esta puede ser una de las razones por las que los perros huelen el ombligo... Veamos más.

Por María Navarro

Publicado el 21/07/20 5:25

En el perro, a diferencia del ser humano, el sentido más desarrollado es el olfato. Sus receptores olfativos multiplican por 40 a los nuestros, siendo así el sentido que más información les proporciona. Nos olfatean constantemente y en ocasiones se centran en olernos el ombligo... ¿Por qué?

Mi perro me huele mucho

Nuestros perros son capaces de detectar hormonas con el olfato. Cuando nos olfatean:

  1. Detectan cambios en nuestro estado de ánimo: por ejemplo, si tenemos miedo o estrés, nuestro cuerpo producirá más cantidad de adrenalina (una hormona).

  2. Son capaces de detectar enfermedades (cáncer, diabetes…) o embarazos, ya que producen cambios hormonales en nuestro cuerpo.

  3. Pueden saber cuándo vamos a llegar a casa, nos pueden reconocer a kilómetros de distancia por nuestro olor.

¿Por qué mi perro me huele el ombligo?

El ombligo suele ser la zona que más olfatean. Se debe a que el ombligo es una comunicación más directa con nuestro interior. Si lo pensamos, es una zona en la que menos espesor tenemos en la barriga y este hecho less ayuda a que las hormonas lleguen de una manera más directa a sus fosas nasales.

¿Los perros olfatean la panza de las embarazadas?

El embarazo supone un cambio hormonal en la mujer desde los primeros meses:

  • Incluso antes de que una mujer sepa que está embarazada, un perro ya lo puede haber detectado.

  • Se suelen apoyar más en la barriga y se vuelven más protectores con ella, además de seguirla a todas partes.

  • Pueden detectar los momentos previos al parto.

perro barriga mujer
Los perros pueden detectar el embarazo de las mujeres en etapas muy tempranas  ©Shutterstock

¿Por qué los perros se huelen el ano y/o el hocico?

Lo más habitual en dos perros que se encuentran es que se empiecen a olisquear por todas partes para conocerse:

  • En distintas zonas del cuerpo, como las glándulas anales, se fabrican feromonas. Son unas hormonas que dan información.

  • Al verse, mueven la cola para esparcir estas feromonas y que sea más fácil para el otro perro percibirlas.

  • Cada individuo fabrica unas hormonas diferentes, son una seña de identidad.

  • Al frotar el ano o el hocico contra objetos o el suelo, están dejando un mensaje, una señal para otro perro. A esto se le llama “marcaje”.

Las fosas nasales

Reciben toda la información olfativa a través de las fosas nasales. Disfrutan de unas características especiales que hacen que aumente la superficie receptora  para percibir mejor los olores: 

  • Dentro de la fosa nasal encontramos espirales de tejido óseo.

  • Las espirales están recubiertas por tejido blando en forma de dedos que aumentan más aún la superficie.

  • Si lo comparamos con nuestra nariz, en proporción, nos damos cuenta de que en los perros ocupa más parte en la cara respecto a los ojos, por ejemplo.

  • Inhalan más cantidad de aire y, en consecuencia, más cantidad de olores.

  • Algunas razas, como los sabuesos, tienen más capacidad olfativa que otras.

Olfateadores profesionales

A lo largo del tiempo, el ser humano ha sabido entrenar el olfato del perro en diferentes actividades profesionales. Te ponemos unos ejemplos:

  • Salvamento de personas. Pueden seguir rastros en muchos kilómetros (rastreo de desaparecidos) y unos metros bajo tierra (búsqueda de personas en terremotos).

  • Búsqueda de explosivos y drogas: se centran en un olor.

  • Detectan enfermedades incluso en fases iniciales, como el cáncer, diabetes, epilepsia…

  • En algunas enfermedades como la diabetes, perros adiestrados viven con el enfermo y avisan si por ejemplo sube el nivel de glucosa o azúcar o si baja, evitando así consecuencias mayores.

  • Detección de terremotos o tormentas.