Noticias :

Publicidad

Trabajar desde casa con mi perro: evita las distracciones en tu home office

Trabajar desde casa con mi perro advice

El home office puede complicarse si tienes un perro al lado

© Shutterstock

Trabajar desde casa es una de esas medidas que muchos hemos tomado en esta temporada de contingencia. Pero, ¿cómo manejarlo cuando tienes al lado un perrito que solicita atención y está feliz de tenerte por fin en casa todo el día? Wamiz te da los mejores consejos para que tu home office sea un éxito.

Por Sindy Bustamante

Publicado el 20/05/20 10:11

Cuarentena y home office: más allá de las diferencias -que sin duda ya has comprobado- entre las expectativas y la realidad de trabajar desde casa, los humanos que tienen perro, igualito que los papás de niños pequeños, tienen un problema evidente: la concentración.

No es sencillo concentrarte en tu compu cuando Fido te está trayendo todo el rato la pelota o trata de convencerte de salir a dar una vuelta... a fin de cuentas, depende por completo de ti, le gusta y necesita que le pongas atención.

Trabajar desde casa con mi perro: alegrías y sinsabores

No siempre es fácil concentrarse en casa a la hora de ponerse a trabajar. Si no se cuenta con un espacio adecuado, si hay otros miembros de la familia que nos distraen... puede llegar a ocurrir que las tareas tomen más tiempo del que suelen tomar en la oficina.

Y esta dificultad se acentúa si tenemos un alegre perrito rondando por ahí. Por un lado, los perros están ciertamente contentos de tener a su familia en casa (aquí te contamos de uno que hasta se lastimó de tan contento que estaba), pero al mismo tiempo, su rutina está alterada, los paseos reducidos: todo esto contribuye a ponerlo nervioso.

Es necesario entonces manejar la situación de la mejor manera para combinar nuestro trabajo eficaz y nuestro feliz peludo. No es sencillo, pero se puede y te damos los mejores consejos para lograrlo.

En Wamiz estamos acostumbrados a trabajar junto a nuestros peludos en tiempos normales, porque nos acompañan a la oficina. Pero por ahora, todos estamos en casa ¡Checa nuestras fotos!

Los consejos de Wamiz

Acabas de sentarte frente a tu compu con las mejores intenciones de trabajar al máximo, cuando Fido llega a mirarte con sus ojotes para pedirte apapachos y cariñitos: ¿cómo decirle que no?

Es muy difícil resistirse a esa carita, pero tratar de trabajar mientras le rascamos las orejitas puede que acabe en un muy muy baja productividad.

A fin de cuentas, le habremos dedicado poco tiempo -y de mala calidad- al perro y habremos trabajado poco y probablemente mal. 

El resultado será que le hemos dedicado poco tiempo al perro, e igualmente hemos frenado el ritmo de producción: hacer dos cosas a la vez nunca es una buena idea.

Nuestros consejos básicamente, son los siguientes:

  • Cansa a tu peludo lo más que puedas, para que te deje trabajar en paz.
  • Ofrécele juegos con comida, para que se mantenga ocupado.
  • Haz pequeñas pausas de vez en cuando para ponerle atención.
  • Relájalo.

A continuación, te explicamos cada punto a detalle.

Ejercicio con tu perro

Aunque no podemos sacar a pasear al perro tanto como nos gustaría, hay muchos recursos que podemos usar para que saque el vapor.

Justo antes de empezar tu trabajo, procura sacar a tu peludo a dar un pequeño paseo respetando todas las reglas de Sana Distancia, eligiendo lugares poco concurridos y limitándote al tiempo indispensable. Si es posible regresen a casa corriendo, para que saque un poco más de energía.

Al volver a casa, si tienes suficiente espacio, puedes lanzarle la pelota varias veces, ya sea en el jardín, en un cuarto amplio o en una terraza.

Haz ejercicio con tu perro: ¡descubre nuestra divertida rutina!

Juegos que lo entretengan

Si todavía no es hora de que coma, pero le dio hambre y te pide atención y comida mientras tú intentas trabajar, puedes usar un recurso que nunca falla: el Kong.

El Kong, así como otros juguetes similares, tienen la particularidad de entretener a tu perro con un desafío que estimula su mente y sus sentidos para que al final obtenga un sabroso premio.

Un poco de pan, crema de cacahuate o un poco de comida húmeda pueden ser un relleno ideal que lo mantendrá ocupado, a veces por más de unas horas.

Si no tienes un Kong, un frasco casi vacío de crema de cacahuate también puede funcionar y tendrá el mismo efecto estimulante en tu peludo.

Un break para ambos

Por supuesto, para trabajar bien es necesario hacer pequeñas pausas cada cierto tiempo: esto nos ayuda a mantenernos concentrados y a aliviar el estrés.

¡Y no hay mejor manera de pasar nuestros diez minutitos de descanso que con nuestro demandante mejor amigo! Unos cariñitos, juegos breves, una plática y apapachos nos harán sentir mejor a ambos y te dejarán con la mejor actitud para seguir trabajando.

perro blanco con computadora
También nosotros en Wamiz trabajamos con nuestros peludos. ©Serena Esposito, Wamiz

 

Relajación natural para nuestro peludo

¿Sabías que a los perros les gusta la música? Ok, quizá no es fan de los mismos géneros que tú, pero sin duda puedes encontrar muy relajante la música que lo ayuda a tranquilizarse a él.

Puedes encontrarla en YouTube, en Spotify o hasta en CDs, si es que tienes alguno. Seguramente esa relajante musiquita nos ayudará a concentrarnos mientras el peludo toma una rica siesta cerca de nuestros pies.