Noticias :

Publicidad

¿Por qué mi perro da vueltas antes de hacer popó?

Por qué mi perro da vueltas antes de hacer popó advice

Un simpático Bulldog francés haciendo del baño

© Shutterstock

Esta es una pregunta que muchos se hacen cuando pasean en silencio a su perrito por el parque. En realidad es una conducta que parecen hacer muchos perros de forma inconsciente, como si lo llevaran impreso en su ADN. Tal vez es una adaptación evolutiva ¿o hay algo más? 

Por Maica Bosch

Publicado el 09/04/20 15:30

Por qué mi perro da vueltas antes de hacer popó

1. Lo hacen por seguridad

Imagínate que estás en medio de un parque lleno de congéneres tuyos y de golpe te entran ganas de hacer popó. Lo que suele hacer todo el mundo es buscar un baño tranquilo y alejado donde poderse relajar. 

Los perros, como no tienen ese pudor de que los vean defecar, no parecen tener problema con hacerlo en medio de la nada. Sin embargo, no es lo mismo el pudor que la seguridad. 

Hacer popó es un momento de vulnerabilidad para un perro. Es muy común que un perro mire alrededor o te mire a ti (lo cual puede estar relacionado) mientras hace popó. 

Hay muchos expertos que hablan de una necesidad de cubrirse las espaldas. Si un perro confía en ti, es muy probable que te mire mientras hace sus necesidades para tener una fuente fiable de información que le pueda avisar por si surge algún peligro mientras el animal está expuesto. 

Partiendo de aquí, no es raro pensar que un perro mire a sus alrededores para cerciorarse de que no hay peligros a la vista.

No hay posibles interrupciones, para que el perro pueda relajarse y ver la zona donde está como “segura”. Así que es normal que el perro mire hacia ti o hacia posibles fuentes de conflictos.

La necesidad de seguridad parece bastante lógica si tenemos en cuenta que hay muchos perros que corren a sus anchas.

Y puede ser peor aún: hay perros sin habilidades sociales, cachorros de parque, que van a lo loco, saltando encima de otros perros sin fijarse en lo que hacen. Es normal que un perro experimentado quiera evitar este tipo de situaciones. 

Esta teoría también incluye a otros animales salvajes: como serpientes y depredadores. 

Una manera de ver que lo hacen por esa causa (y que lo probaría), es que cuando un perro detecta un peligro durante las vueltas previas, anula su intención de defecar. ¿Cómo podemos estar seguros de que iba a defecar? Eso ya es más difícil de saber.

2. Para posicionarse

Otra teoría bastante aceptada por todos nosotros, es que un perro da vueltas antes de hacer popó porque necesita asegurarse de que lo hace en el lugar correcto. Esto puede ser porque hay una intención de marcar con sus heces en un punto concreto. 

Hay quien dice que esto puede tener que ver con la conducta instintiva de dar vueltas antes de acostarse. Aparte de permitirles controlar el entorno, así es como encuentran la posición adecuada para dormir y además aplanan el terreno donde se acostaran. Cabe añadir que, incluso a veces optan por acostarse debajo de la cama. 

perro haciendo caca mirando amo

3. Por comodidad

Por la misma razón por la que dan vueltas antes de acostarse, ya explicada: para aplanar el terreno y hacer su actividad más cómoda. Si defecan con el césped apuntando hacia sus genitales, esto puede ser incómodo, así que aplanar un poco el terreno puede ser buena idea. 

4. Tienen una brújula interior

Una teoría bastante estrafalaria que sacó Hynek Burda, un investigador checo que no cree en las teorías anteriores. 

Según él, con la habilidad olfativa que tienen los perros no deberían de necesitar controlar visualmente el espacio para detectar peligros. Además, los lobos también hacen esta conducta aunque sean normalmente suficiente altos como para no preocuparse por la comodidad del césped. Hay algo más que se nos escapa. 

En lugar de todo esto, Burda dice que los perros dan vueltas usando los campos magnéticos de la Tierra. La teoría se basa en que cuando el campo magnético está tranquilo, los perros prefieren hacer popó mirando hacia el norte o hacia el sur. Mientras que si el campo está agitado, lo hacen aleatoriamente (probablemente porque no los detectan). 

Este tipo de orientación podría servirles a los perros para más tarde recordar con facilidad los lugares donde han hecho sus necesidades. Es decir, utilizan los polos de la Tierra como una referencia para saber dónde han hecho sus necesidades. 

perro haciendo caca

Un gran misterio por descubrir

¿No es esto increíble? Los perros se pueden estar guiando por muchas cosas ¡Entre ellas el campo magnético de la Tierra!

Es muy posible que no sólo una de las teorías sea correcta, y es que todo sobre lo que hemos hablado aquí podría estar influyendo en la conducta del perro. Nada es tan sencillo como parece, y es interesante ver cómo una conducta aparentemente tan simple puede estar condicionada por tantas cosas. 

Cada perro es un mundo, y las causas por las que hace lo que hace podrían ser muy variadas de un perro a otro. Lo que sí que sabemos, es que esos pequeños peludos que paseamos cada día no nos dejarán de sorprender.