Publicidad

10 ejercicios fáciles para ponerte en forma con tu perro sin salir de casa

hacer ejercicio en casa con mi perro

Te presentamos diez sencillas rutinas de ejercicio para hacer con tu mascota

© Shutterstock

¿Cansado de hacer ejercicio en la casa mientras tu perro simplemente te mira? Te proponemos una serie de rutinas en las que también participan ellos y que sirven para reforzar aún más el vínculo entre ustedes.

Por José Manuel Cano

Actualizado el 08/02/21 8:15

El coronavirus parece que ha llegado a nuestras vidas para quedarse durante un tiempo. Aún no sabemos cuánto se alargará esta incómoda convivencia con el dichoso Covid-19, pero mientras tanto sabemos que debemos permanecer confinados en casa para salvar vidas, cuidándonos a conciencia y con la firme esperanza de que las buenas noticias comenzarán a llegar más pronto que tarde. 

Las rutinas humanas se han visto irremediablemente afectadas por el encierro obligado. Es por ello que hemos comenzado a hacer mucho ejercicio en la casa. 💪💪

Recurrimos a tutoriales y videos variados de entrenadores personales que nos dictan las premisas básicas de ejercicios a realizar. Y están muy bien, no hay duda, pero en Wamiz hemos decidido darle una vuelta de tuerca a todos estos ejercicios haciendo partícipes a nuestras mascotas. 

Se acabó eso de hacer deporte mientras tu perro te mira extrañado preguntándose por qué no mejor salen juntos a correr al parque, por fin tu mascota podrá decir adiós a las tardes aburridas de confinamiento.

Quienes ya lo han probado lo saben: hacer deporte con tu perro es una forma realmente positiva de reforzar el vínculo entre ustedes y además, el ejercicio se disfruta al doble.

10 Ejercicios para hacer en casa con tu perro

Te presentamos a continuación diez rutinas de ejercicio en la que ambos van a disfrutar mucho del ejercicio. Son sencillas y no requieren un esfuerzo sobrehumano.

Simplemente tonificas tu cuerpo mientras entretienes a tu mascota. Así de simple:

1. Lánzale la pelota mientras calientas

Antes de comenzar, lo ideal es que el perro y tú estiren los músculos con un calentamiento  ©Wamiz

Esto es bien sencillo. Antes de comenzar la rutina de ejercicios conviene calentar y estirar un poco las articulaciones.

Para esto te proponemos que lo hagas durante diez lanzamientos de pelota a tu perro. Es su forma de calentar.

El tiempo que invierta en ir y venir con la pelota será suficiente para que comencemos esta tabla tan peculiar.  

2. Perro arriba-perro abajo

perro arriba perro abajo
 En este ejercicio tu perro se convierte en el peso que debes subir y bajar  ©Wamiz

Ponte en pie y, con mucha delicadeza, sujeta a tu perro asiéndolo entre sus patas delanteras y traseras. Empuja hacia arriba de forma recta hasta estirar completamente los brazos y a continuación regresa a la posición inicial con las extremidades flexionadas.

Esta serie la puedes repetir entre 10 y 15 veces antes de cada descanso. Con este ejercicio trabajas los músculos deltoides internos, externos y posteriores, así como los trapecios.

¡Tu perro se sentirá como en una montaña rusa unos segundos!   

3. Lagartijas 'caninas'

flexion arriba

flexion abajo
Lagartijas normales, pero con tu perro como tope para darle un 'besito' cada vez que bajas ©Wamiz

Esta es sencilla. Son lagartijas con premio. Tu ejercitas los pectorales, deltoides y tríceps mientras tu perro te espera tumbado para que le des un 'besito' cada vez que llegues abajo.

Lo ideal es hacer cuatro series de 25 lagartijas 'caninas' con un minuto de descanso entre ellas. También lo hemos intentado con el perro a nuestra espalda pero no siempre se mantiene en posición pues prefiere estar en tierra firme. 

4. Saltando con tu amigo

Te aseguramos que con esta rutina de ejercicio tu perro saltará casi tanto como tú ©Wamiz

En esta rutina conviene tener a mano un premio nutritivo para nuestra mascota. Se trata de saltar mientras le ofreces ese trozo de salchicha que tanto le gusta.

Bajas haciendo una sentadilla, te impulsas hacia arriba saltando y motivas al perro para que intente alcanzar su premio. Cuando lo consiga, vuelves a caer de cuclillas y repites la operación.

Lo ideal es que las piernas formen un ángulo de 90 grados al bajar.

El perro intentará alcanzar su premio saltando lo máximo posible una y otra vez mientras tú trabajas piernas y glúteos.

5. Sentadillas con tu perro a la espalda

Las sentadillas de toda la vida con tu perro como peso extra sobre tus hombros ©Wamiz

Con delicadeza, colócate a tu perro encima de los hombros de forma que puedas mantenerlo agarrado de sus patas mientras realizas sentadillas.

A tu mascota le resulta agradable el vaivén hacia arriba y hacia abajo y para ti supone un esfuerzo extra por la carga extra que mueves (no realizar con perros grandes). 

Recuerda que no debes flexionar en exceso las piernas, intenta mantener un ángulo de 90 grados y vuelve a subir. Lo ideal es hacer cuatro series de diez sentadillas 'caninas'. Fortalecerás cuádriceps y glúteos. 

6. Abdominales y 'pata'

Abdominales de toda la vida con tu perro animándote a seguir ©Wamiz

Túmbate boca arriba en superficie horizontal, preferiblemente sobre una colchoneta o esterilla, flexiona un poco las piernas e inicia una serie de abdominales.

Cada vez que te incorpores dile a tu perro a que dé la patita y cuando lo haga vuelve a bajar. Repite la operación entre 10-15 veces antes de descansar.   

7. ¡Un baile con tu perro!

Es hora de pegarte un baile con tu perro, el mejor ejercicio aeróbico casero ©Wamiz

Es una de las rutinas más divertidas. Reproduce la canción que más te guste a todo volumen y lánzate a bailar con tu perro.

Agárralo por sus patas delanteras y muévete al ritmo de la música durante los tres o cuatro minutos que dure la canción. No pares.

Dale 'vida' a tu mascota y no dejes que se canse antes que tú para que ambos muevan el esqueleto hasta el final de la canción. 

8. ¡Corre que te alcanzo!

Este juego no falla y seguro que les sirve para liberar adrenalina y cansarse ©Wamiz

Todo un clásico y sirve para hacer deporte en casa. A todos los perros les encanta jugar a perseguirte. Con más o menos espacio, ambos disfrutáis con unas carreras en las que primero persigue uno y luego el otro. Este juego se puede combinar con el escondite y supone un 'chute' de adrenalina tremendo en días de confinamiento.

9. Gira, séntado, echado, corre...

Simplemente tienes que ordenar al perro que haga algo y hacer tú lo mismo ©Wamiz

Este es otro ejercicio sencillo y a la par efectivo. Se trata de darle órdenes a tu perro (que previamente debe conocer) y realizarlas tú con él.

"Gira-sentado-echado-corre-busca...", cualquier orden funciona y sirve para que mantenga la mente activa y se encargue de realizar la acción.

En este caso, él será el 'entrenador' pues tú simplemente tendrás que imitar sus movimientos. 

10. Yoga con tu perro

Una opción más tranquila que sirve para que ambos conecten en un momento espiritual ©Wamiz

Para terminar, siempre viene bien estirar los músculos en un momento de máxima espiritualidad con tu perro

Dedica unos minutos a sentarte junto a él para darle todo tipo de caricias y así reducir la energía que hubo durante el entrenamiento tan divertido que hicieron a dúo.

Y si todo esto no te ha parecido suficiente, te retamos a que hagas lo siguiente 😉

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Raquel - P I C A N Y A (Vlc) (@raquel_sanchis_fisioterapia) on

Aquí tienes más juegos para entrenar a tu perro en cuarentena