Noticias :

Publicidad

¿Mi perro puede comer fresas?

perro fresa advice

Ricas en fibra, vitaminas y  Omega-3, las fresas son un alimento ideal

© Pixabay

Además de estar buenísimas, las fresas son un súper alimento para los humanos. Entonces, ¿pueden nuestros perros comer fresas? ¿Son buenas para su salud? La respuesta es sí, pero con algunas condiciones.

Por Sindy Bustamante

Publicado el 26/03/20 9:30

¿Los perros pueden comer fresas?

Sí pueden. De hecho, las fresas son realmente buenas para su salud. Contienen fibra, que es buena para la digestión, y Omega-3, que es buena para la salud de la piel y el pelaje. 

Valor nutricional de las fresas

La fresa es una fuente natural de ácido fólico, magnesio, potasio y vitaminas (C, B1, B6 y K, para ser exactos). Estos micronutrientes combaten una variedad de enfermedades potencialmente mortales como el colesterol alto, la obesidad y las enfermedades cardíacas. También ayudan a reducir la inflamación, que está relacionada con muchos problemas de salud graves.

Las fresas son buenas para:

Mi perro es diabético, ¿puede comer?

En este caso debes hablar con tu veterinario. Te dará una idea de cuántas fresas puedes darle y con qué frecuencia. Obviamente, hablamos de fresas naturales y no de productos procesados ​​como jugos, helados o dulces con sabor a fresa (que se consideran muy malos para salud).

La piña, la sandía y la calabaza son otras tres frutas con excelentes propiedades.

Cómo preparar las fresas antes de dárselas

¡No dejes que como la fresa entera! Es mejor quitarles las hojas porque estas pueden causar molestias estomacales. Corta la fresa en trozos para evitar que se atragante.

No hay razón para entrar en pánico si tu perro se come algunas hojas. Si vomita no le des comida hasta las siguientes 12 horas para permitir que el estómago se asiente, pero deja agua fresca a su alcance.

Qué cantidad darles

¡Es esencial ir con moderación, especialmente durante las primeras semanas! Introducir un nuevo alimento en la dieta del perro puede afectar la digestión si vas demasiado rápido.

Para un perro grande, unas pocas fresas de vez en cuando. Para un perro pequeño, hay que limitarse a algunos pedacitos. Recuerda que los perros necesitan necesitan una alta cantidad de proteínas para estar sanos y la fruta es un complemento, no una comida completa.

¿Los perros pueden ser alérgicos a las fresas?

Al igual que sus humanos, los perros pueden ser alérgicos a casi cualquier cosa. Si tu perro nunca ha comido fresas antes, empieza MUY despacio. Dale una y espera 15 minutos. Si notas alguna hinchazón, o si tu perro comienza a toser o estornudar, podría estar teniendo una reacción alérgica. Otros síntomas incluyen dificultad para respirar, urticaria, vómitos y diarrea.