Noticias :

Publicidad

¿Qué es el condicionamiento operante en perros y cómo me puede ayudar a entrenar a mi mascota?

condicionamiento operante en perros advice

Un perrito haciendo su entrenamiento

© S A R A H ✗ S H A R P

¿Qué es el condicionamiento operante en el perro y en qué se diferencia del aprendizaje por condicionamiento clásico? Es importante, para conocer bien las diferentes técnicas de aprendizaje, comprender cómo funciona el cerebro del perro.

Por Jade del Arco

Actualizado el 22/05/20 10:15

Cuando hablamos de los proceso de entrenamiento de los perros, debemos tomar en cuenta que existen varias formas de aprendizaje:

  • El aprendizaje no asociativo: aprendizaje latente, habituación y sensibilización.

  • El aprendizaje asociativo: el aprendizaje por prueba-error,l el condicionamiento clásico y el condicionamiento operante.

perro sentado entrenamiento

El aprendizaje asociativo se basa en la memoria asociativa del perro: el animal es capaz de relacionar dos acontecimientos y establecer una relación entre ellos.

Ivan Pavlov, fisiólogo del siglo XIX, formalizó el concepto de condicionamiento con su conocido experimento de la campana de Pavlov, y pasó el resto de su vida trabajando en él.

Posteriormente, otros etólogos retomaron su trabajo y, hoy en día, el condicionamiento se utiliza mucho para educar a los perros.

¿Qué es el condicionamiento operante en perros?

Skinner es un conocido fisiólogo americano que estudió los procesos de aprendizaje utilizando ratones y ratas. Los introdujo en una jaula, que posteriormente se conoció como “jaula Skinner”, su particularidad es que tenía una palanca.

Cuando ésta se accionaba, se activaba un mecanismo de alimentación. Muy rápidamente, los ratones relacionaron el acto de activar la palanca con la obtención de una recompensa -la comida-, es decir, se estableció un proceso de condicionamiento.

perro da la pata

La diferencia con respecto al condicionamiento clásico es, fundamentalmente, la utilización de una recompensa, orientando al animal a tener un comportamiento que no reproduciría de manera natural, si no se le enseña.

De esta forma, se enseña a los perros a cumplir órdenes que no tienen ningún sentido en la vida del perro, pero que son necesarias para que se adapte a la vida entre humanos.

El condicionamiento operante no requiere de una predisposición por parte del perro, y no es necesario que se lleve a cabo por un especialista, porque el animal aprende en cualquier situación, incluso si el adiestramiento se hace de forma involuntaria.

Muchos de los aprendizajes a través del condicionamiento operante tiene lugar sin que el dueño del perro sea consciente de ello.

Por ejemplo, el perro que para pedir su comida nos da la pata: ha aprendido que recibe una recompensa, de forma sistemática, cada vez que hace este movimiento. En este caso se ha llevado a cabo un aprendizaje por condicionamiento operante.