Publicidad

Perro jubilado: ¿cómo adopto a uno en México?

adoptar perro guia jubilado advice

Un perro labrador guía 

© Un perro guía ayuda a su humano a cruzar la calle / Shutterstock

La amplia inteligencia es lo que caracteriza a los perros guía, quienes son capaces de desarrollarla hasta niveles inimaginables gracias a su intenso entrenamiento. Una vez que sirven a sus dueños, deben abandonar su profesión, así como lo haría cualquier humano ante la jubilación, ¿sabes que pasa con ellos una vez que se retiran?

Así como los perros para invidentes y para personas que sufren de algun impedimento pero que son cuidados por un animal de protección, los perros de las Fuerzas Federales también se encuentran en esta lista.

Te contamos a detalle cómo es que puedes integrar uno a tu familia, si es que te interesa que uno de ellos te de todo el amor que queda para darle en su etapa de vejez.

Por Valeria Vera

Publicado el 30/03/20 20:30

¿Puedo adoptar un perro guía jubilado?

¡Sí, es posible este tipo de adopción! Hay que tomar en cuenta que estos perros, necesitan de cuidados especiales en su mayoría, puesto que ya están en etapa adulta y psicológicamente para algunos puede ser difícil pasar de estar en grupo trabajando a ser más de casa. Su edad de jubilación oscila entre los 8 y 10 años.

En el caso concreto de los perros de la División de Fuerzas Federales, hay un proceso de selección bastante rígido (entendible).  Puedes adoptar a estos perritos contactando directamente con la Federación Canófila Mexicana que tiene varias sedes en la República Mexicana.

Por otra parte, en  el caso de los perros para personas ciegas, existen varias asociaciones que te acercarán directamente a los perritos en periodo de jubilación, tal es el caso de la Escuela para Entrenamiento de Perros Guía para Ciegos I.A.P

Adoptar un perro guía jubilado con la Escuela de Entrenamiento de Perros Guía para Ciegos I.A.P.

  • Hay que ser mayor de edad y demostrar que toda la familia adoptiva quiere al perrito, incluso hay una visita de una persona de la institución al hogar donde se encontraría el can.
  • Hay una cuota de recuperación, esto debido a los gastos que el perro tiene antes de su adopción y donde se le prepara para poder irse a un hogar (entrenamiento para su educación, esterilización, vacunación, entre otros).
  • Una vez aprobada la solicitud y pagada la cuota de recuperación, el perrito podrá ser adoptado.
Teléfono: 52 55 5673 1587
Correo electrónico: perrosguiaparaciegos@perrosguia.org.mx

Adoptar a un perro jubilado de las Fuerzas Federales

Estos perritos, que son de varias razas, como pastor alemán, labrador (¿recuerdas a Frida, la perrita rescatista de la Marina?),  pointer, entre otros, tiene edades que oscilan entre los 8 y 10 años de edad. Después de una vida de labor dedicada a detectar cuerpos, narcóticos y otros, son puestos en adopción a través de la Federación Canófila Mexicana.

La Federación ayuda a las fuerzas federales a analizar las miles de solicitudes que reciben cada año; hay preferencia por familias conformadas por miembros adultos debido a la edad del perro, pues como hemos mencionado, ellos ya están en una etapa donde son más de compañía que de juego, así que les sería difícil adaptarse a la energía de familias con niños.

info@fcm.mx - Periodos específicos de adopción indicados constantemente en su página de Facebook

¿Qué podemos hacer para ayudar a los perros guía?

Si ya tienes en casa a un animal de compañía y no te es posible ayudar a esta causa, es necesario hacerla presente, puesto que al ser perros en edad adulta, muy pocos dueños quieren hacerse cargo de ellos, esto ya que la cultura de la adopción canina en México, aún está muy ligada a adoptar/comprar como si fuera un regalo y no un ser vivo.

Los perros guía atraviesan grandes problemas, puesto que las asociaciones que los entrenan carecen muchas veces de recursos para poder darles un entrenamiento y manutención suficientes antes de que sean puestos a merced de sus próximos dueños.

Se necesitan muchos perros guía en el país, pues las estadísticas de personas con sólo discapacidad visual ascienden a 1 millón y aún faltan muchas mascotas que puedan ayudarlos.

El problema, se agrava cuando las personas que cuentan con un perro guía, no puedne transitar con el libremente, limitando su campo de actividades y ocasionándoles un problema de discriminación; son frecuentes las denuncias por no dejarlos entrar a lugares públicos a pesar de que el animal cuenta con el entrenamiento y la capacidad de convivir perfectamente con un entorno social.  Asimismo, la documentación para que aborden vuelos es complicada y es una limitante más a la larga lista.

Afortunadamente, no sólo la sociedad civil (entre los que contamos a los lectores de Wamiz), va poniendo su granito de arena, hay servidores públicos que tratan de ayudar a liberar estas barreras.

En 2019 fue presentada una iniciativa de ley con el fin de regular todo el tema de los perros guía, donde se subrayan obligaciones tanto de los lugares públicos, dueños, entrenadores y todos aquellos quienes deben trabajar en conjunto para que tengamos muchos más perros jubilados a adoptar en un futuro, ¿te animas a unirte a esta causa?