Noticias :

Publicidad

Educación en el perro: aprendizaje latente

aprendizaje latente perros advice

Es necesario conocer el cerebro del perro para guiarlo

© Shutterstock

Descubre cómo puedes guiar el comportamiento de tu perro con algunas técnicas para estimularlo.

Por Jade del Arco

Actualizado el 17/07/20 10:26

Aprendizaje latente: las técnicas 

  1. El aprendizaje asociativo: el aprendizaje por prueba error, el condicionamiento clásico y el condicionamiento operante.
  2. El aprendizaje no asociativo: el aprendizaje latente, la habituación, la sensibilización.

Los aprendizajes no asociativos no utilizan la memoria asociada del perro. Son, por tanto, aprendizajes en los que el perro no crea vínculos entre los acontecimientos, son relativamente básicos y el perro puede descubrir ese aprendizaje solo. 

¿En qué consisten estas técnicas de educación canina?

El aprendizaje latente es para un cachorro ©Shutterstock

El aprendizaje latente es el aprendizaje más básico, que un gran número de animales son capaces de desarrollar. Es, con frecuencia, con esa técnica como los animales desarrollan sus primeros aprendizajes.

Thorpe, un etólogo, propuso la primera definición en 1964: el aprendizaje latente es el resultado, solamente, de una motivación o de una exploración en ausencia de toda forma de esfuerzo.

Desde que el animal sale del nido, comienza a caminar independientemente de su madre o de sus hermanos y hermanas, utiliza esta técnica de forma instintiva, como cuando decimos que los perros tienen la capacidad de oler el peligro. Para ilustrarlo, simplemente, podemos poner varios ejemplos:

  • Durante sus primeras exploraciones, el perro descubre el camino para llegar a un escondite: realiza el aprendizaje de ese camino que lo lleva a un lugar determinado.
  • De la misma forma, un animal que ha resuelto un problema simple, sin recompensa, únicamente por curiosidad, está llevando a cabo un aprendizaje latente.

Que no es lo mismo que cuando utilizamos una técnica para cambiar su comportamiento, por ejemplo, cuando no controla sus fuerzas saltando de alegría cuando llegamos a la casa. Constatamos entonces que es un aprendizaje solitario, como todos los no asociativos.

La recompensa no es necesaria en este tipo de aprendizaje ©Shutterstock


No necesita la presencia de otros individuos para llevarlo a cabo, se desarrolla entre el perro y su entorno. Es importante que no haya ningún estímulo en respuesta al comportamiento del animal (ya sea positivo o negativo), sino, no estaríamos hablando de aprendizaje latente, sino de costumbre o sensibilización, que son otras formas de aprendizaje solitarias.