Noticias :

Publicidad

¿Cómo curar la rinitis en perros?

Rinitis en perros advice

Un perro puede padecer rinitis

© Shutterstock

Los síntomas de la rinitis en perros van desde goteo acuoso constante en la nariz, hasta mucosidad espesa de color amarillo verdoso, estornudos y dificultad para respirar.

Es un trastorno que afecta a la zona nasal y se caracteriza por producir un exceso de mucosidad y congestión.  En Wamiz te explicamos cuáles son los tipos de rinitis, su tratamiento, y algunos remedios caseros para aliviar a nuestro perrito.

Por Paula Rodríguez

Publicado el 10/04/20 15:30

Tipos de rinitis en perros

La rinitis en perros se puede originar por diversas causas. Estas serán las que indiquen la gravedad de la enfermedad. 

Rinitis de origen vírico

Son más frecuentes en perros jóvenes que todavía no cuentan con un sistema inmune maduro. Es el caso de la rinitis provocada por el virus del moquillo canino. Los primeros síntomas que se pueden observar son una descarga nasal transparente que evolucionará a purulenta (verdosa), conjuntivitis y tos. 

Rinitis de origen bacteriano

Existen bacterias capaces de producir rinitis en perros por sí mismas, como Staphylococcus spp., Pasterella spp. o Bordetella spp.

Usualmente estas bacterias, además de afectar a la capa mucosa del interior del hocico, afectan a estructuras cartilaginosas y óseas por lo que resultan bastantes agresivas.

Las bacterias también pueden aparecer de forma secundaria ante una baja de defensas (por ejemplo, secundarias a la acción de un virus), o por presencia de cuerpos extraños (por ejemplo, una espiga que se meta por los orificios). 

Rinitis de origen fúngico

El hongo causante de rinitis en perros por excelencia es Aspergillus. Este hongo, aparte de los síntomas típicos de rinitis, provoca hinchazón de la nariz, dolor nasal, e incluso sangrado.

Rinitis alérgica en perros

La rinitis alérgica en perros es rara, y suelen verse afectadas otras capas mucosas como la conjuntiva de los ojos. Los perros sufren inflamación y en algunos casos, no hay secreción por los orificios nasales. 

Rinitis de origen neoplásico

Este tipo de rinitis es debido a la presencia de alguna masa (tumor) en la cavidad nasal que provoca irritación directa de la mucosa.

Tratamiento para la rinitis en perros

Las causas de rinitis en perros son muy variadas, por lo que el tratamiento irá enfocado a la causa que cause el problema. Es importante destacar que es necesaria la valoración por parte de un profesional veterinario para obtener el diagnóstico correcto.

Tu veterinario realizará un examen físico completo y, además, realizará pruebas complementarias como un examen de la cavidad nasal, serología, estudio radiológico, e incluso, una tomografía computerizada (TAC) para la observación de posibles masas (tumores). 

El plan terapéutico que instaure un médico veterinario, probablemente incluya: 

  • Antiinflamatorio. Están indicados para reducir la inflamación de la mucosa nasal. Además, algunos tienen propiedades analgésicas (reducen el dolor) e incluso, algunos son antipiréticos, por lo que, si la rinitis de tu perro va también con fiebre, aliviará la sintomatología. 

  • Antibiótico. Si se trata de una rinitis de naturaleza bacteriana, se puede administrar un antibiótico en la zona si se trata de una afección a nivel local.  Si observamos que la colonización bacteriana se extiende a otras regiones, podemos dar antibiótico sistémico.

Cómo curar la miasis en un perro, ¡leélo aquí!
  • Antifúngico. Si el agente causal de la rinitis en perros es un hongo estará indicado un medicamento antifúngico para combatirlo.

  • Expectorantes. Si tu perro sufre una rinitis con excesiva cantidad de moco, que dificulta su respiración, la acción de estos fármacos ayudará a expulsar esta mucosidad al exterior.

  • Cirugía. Puede estar indicada una cirugía si hay mucho tejido afectado y compromete la estructura de la cavidad nasal, así como para retirar una masa. 

Remedios caseros para la rinitis en perros

Un veterinario es quien puede dictar el tratamiento correcto ©Shutterstock

Una vez el tratamiento médico está establecido por parte de un veterinario, nosotros como propietarios podemos adoptar una serie de medidas para aliviar la sintomatología y proporcionar más confort a nuestro perro. Estas son algunas de ellas:

  • Debemos procurar que nuestro perro coma y tome agua con normalidad. Puede que se sientan débiles y pierdan el apetito por lo que debemos ofrecerle alimentos que le estimulen y lo motiven a querer comer. 

  • Limpiar la nariz y no dejar que la mucosidad se acumule en los orificios. 

  • Hidratar la nariz con toallas con agua tibia. Además de hidratar, favorecemos la disolución de la mucosidad por lo que se eliminará con más facilidad. 

  • Infusiones con hierbas. Los vapores liberados ayudan a descongestionar y facilitan la respiración. Te recomendamos dejar cerca de tu perro una infusión de tomillo, mejor si es en un espacio pequeño y cerrado para que los vapores aguanten por más tiempo.

  • Si presenta mucho moco y muy espeso, y notas que le cuesta respirar, puedes impregnar un pañuelo con un poquito de Vaporub (basta con muy poco, sólo hace falta que lo huela) y colocárselo alrededor del cuello como si fuera un collar de este ungüento. Ayudará a abrir sus vías respiratorias y a liberarle de la congestión. 

  • Proporciónale un lugar caliente y cómodo, probablemente se encuentre algo débil y agradezca un buen descanso. 

Acuérdate de acudir a tu veterinario a la mínima señal de mucosidad nasal, para realizar un diagnóstico correcto y, con ello, escoger el tratamiento más oportuno.