Noticias :

Publicidad

5 películas protagonizadas por perros que marcaron la historia

peliculas con perros advice

Una de esas películas perrunas que nos robaron el corazón.

© Universal

Merece la pena recardar esos perros que nos hicieron emocionarnos en el celuloide, porque han sido muchos los canes que se han convertido en auténticas estrellas de cine, alcanzando en algunos casos estatus mayores que los de sus compañeros de reparto humanos.

⭐⭐ Una lista de cine compuesta por las mejores películas protagonizadas por perros ⭐⭐

Por Cristina Ridao

Publicado el 21/02/20 13:30

¿Quién no se acuerda de Lassie? ¿O quién no se emocionó con las aventuras del peludo policía austriaco Rex?

Ya sea por la soltura que demuestran delante de las cámaras o por la tremenda inteligencia de la que hacen gala, lo cierto es que nosotros no hemos podido quitárnoslos de la cabeza y por eso hoy queremos recordar a nuestros cinco perros favoritos de la historia del cine.

Cinco películas míticas protagonizadas por perros 

1. Beethoven

beethoven perro
©Universal

Era imposible tener una cara más dulce que este adorable San Bernardo que llegó a las pantallas de cine en el año 1992 y que se instaló en nuestros corazones desde el primer fotograma.

Esta película familiar contó con todos los ingredientes para convertirse en un éxito de taquilla y en un clásico de las tardes de domingo, con siete entregas de una saga para nosotros inolvidable.

Siendo aún un cachorro, Beethoven logró escapar de una tienda de animales que estaba sufriendo un robo y, tras pasar una noche en un cubo de basura, fue rescatado por una familia que lo colmó de amor y que aceptó con alegría sus travesuras.

En la realidad, el perro llevaba el nombre de Chris y, pese a haber llevado una vida plena y feliz, se cree que murió a los diez años de edad en terribles condiciones. ¡Qué tristeza!

2. Marley y yo

marley y yo perro
©20th Century Fox

Esta conmovedora muestra del cine perruno te va a hacer llorar, sin duda. Las aventuras de Marley, un travieso labrador, y de su familia, que poco a poco va creciendo sin dejar nunca de darle un lugar fundamental.

Las divertidas travesuras de Marley te harán reír y la dulce relación que tiene con su familia sin duda te hará pasar un buen rato.

3. Lassie

La historia de este perro nació en una novela de 1938, publicada en un periódico con el nombre de ‘Lassie vuelve a casa’.

De ahí fue llevada al cine en 1943 y posteriormente pudimos ver al personaje en multitud de series de televisión, aunque la más conocida fue la producida por la CBS, que incluso ganó un Premio Emmy.

Un collie de pelo largo que nos enamoró a todos y que inculcó valores a varias generaciones.

La primera perra que encarnó al personaje fue Pal, un ejemplar de tremenda inteligencia cuyos descendientes (décima generación), a día de hoy, siguen dando vida al personaje en distintas producciones televisivas.

4. Siempre a tu lado

hachiko pelicula

¿Quién no lloró a moco tendido con la historia del fiel Hachiko?  Esta película de 2009, protagonizada por Richard Gere y su adorable compañero, un perrito de raza akita, conquistó los corazones de todo el mundo.

Basada en un caso real y en una película japonesa que lo relataba, la versión estadounidense de 2009 nos habló sobre el fuerte lazo que se establece entre un perro y su humano y cómo los peludos se mantienen fieles siempre, no importa las vueltas que dé la vida.

Si no has visto este clásico del cine de perros, ¡no esperes más y corre por las palomitas y una caja de pañuelos!

5. Colmillo Blanco

©Walt Disney Pictures

Como en el caso de Lassie, la historia de Colmillo Blanco tiene su origen en una novela escrita hace mucho tiempo, concretamente en 1906.

Un perro lobo salvaje de Canadá que termina siendo domesticado y que nos cuenta su historia en primera persona, lo que nos permite ponernos en su lugar con mayor facilidad.

La película fue rodada en 1991 y estuvo protagonizada por un joven Ethan Hawke, quien saltó definitivamente al estrellato. Una historia que nos marcó a muchos y que vuelve a experimentar con los límites de la amistad convencional.