Publicidad

Qué no pueden comer los perros: alimentos que no deben comer jamás

perro comiendo dona

Los dulces y golosinas no están permitidos para los perros

© Gudog

Ingerir alguno de los productos de la lista puede tener consecuencias fatales para la salud de tu peludo: ¡es fundamental saber qué no pueden comer los perros!

Por Cristina Ridao

Actualizado el 08/02/21 8:16

Un estudio reciente ha determinado que el xilitol, un químico incluido en el chicle y productos sin azúcar, es más mortal que el chocolate para los perros.

Esto nos hizo preguntarnos qué otro tipo de alimento común podría ser peligroso para ellos. Hablamos sobre el tema con dos veterinarios: el Dr. Richard Goldstein del Centro Médico Animal de Nueva York y con Pamela Edwards de la Clínica Veterinaria de Nueva York.

A continuación la lista de alimentos prohibidos para los perros y cuáles son sus efectos. 

Qué no pueden comer los perros: alimentos prohibidos

Carne cruda o huesos

Ten mucho cuidado con la carne y huesos que le das a tu perro, pues los productos crudos o poco cocidos pueden contener bacterias como Salmonella y E. coli.

Los huesos también pueden causar obstrucciones o perforar el tracto gastrointestinal. 

Los huesos pueden ser peligrosos para los perros. © Shutterstock

Lúpulo

Este ingrediente esencial en la preparación de la cerveza es muy peligroso para los perros. Si de alguna manera tu perro come lúpulo, puede que sufra de hipertermia, ataques epilépticos o hasta la muerte.

El mecanismo que lo causa es desconocido.

La cerveza es peligrosa, entre otras cosas, porque contiene lúpulo.  © Shutterstock

Alcohol

Si tu perro infiere alcohol puede sufrir de vómitos, diarrea, falta de coordinación, depresión del SNC, dificultades respiratorias, temblores, coma y hasta la muerte.

Jamás en la vida le des alcohol a tu perrito. © Shutterstock

Xilitol

El xilitol es un endulzante común en productos "sin azúcar" que puede causar vómito, letargo, estupor, ataques epilépticos y coma.

También puede causar falla renal por liberación excesiva de insulina e hipoglicemia.

El xilitol es un aditivo peligrosísimo para los perros. © Shutterstock

Café y cafeína

Así como el chocolate, el café también contiene metilxantinas. Sabemos que es probable que tu perro no tome café contigo, pero procura almacenarlo lejos de su alcance.

Definitivamente, el café es malo para los perros.

¿Un cafecito? ¡Mejor no! © Shutterstock

Huevos crudos

Los huevos sin cocer pueden ocasionar problemas en la piel y el pelaje de tu mascota, además del evidente potencial de exposición a Salmonella y E. coli.

Los huevos, mejor cocidos.  © Shutterstock

Leche y lácteos

Los perros no tienen mucha lactasa en su organismo, por lo que la lactosa no es fácilmente digerible y tiende a causar dolor estomacal y diarrea.

La leche y sus derivados pueden darle problemas digestivos a tu perro.  © Shutterstock

¿Qué frutas no pueden comer los perros?

Semillas y corazones de manzana

Las semillas y corazones de manzana pueden causar pupilas dilatadas, membranas mucosas enrojecidas, dificultades para respirar, estado de shock o hasta la muerte para un perro. Contienen cianuro y son especialmente potentes en estado de descomposición, según la Dra. Pamela Edwards.

Las semillas de manzana son peligrosas. © Shutterstock

Coco y aceite de coco

Los productos a base de coco están muy de moda gracias a la industria de la salud, pero es probable que causen molestias estomacales y diarrea en tu perro.

El aceite de coco es bueno para ti, pero no para tu perro.  © Shutterstock

Aguacate

El aguacate contiene persina, una toxina que puede causa vómitos y diarrea en los perros.

Mejor no darle aguacate a los peludos. © Shutterstock

Uvas y pasas

"Cuando era chico, le daba uvas a mis perros todo el tiempo", admitió Goldstein. "Pero pueden causar fallas o enfermedades en los riñones".

Aunque nadie sabe cuál es el mecanismo exacto, existe una asociación directa que también tiene que ver con las pasas, que resultan ser peores que las uvas en este sentido.

Las pasas son aún más riesgosas que las uvas frescas. © Shutterstock

Hojas, semillas y corazones de chabacano

Esta fruta, al igual que la manzana, contiene cianuro. Tu perro no debe acercarse a ella, especialmente cuando no está fresca.

La planta de chabacano esconde riesgos para los perros. © Shutterstock

Frutas cítricas

Incluso en dosis pequeñas, las frutas cítricas como pueden causar problemas estomacales a los perros.

En dosis más grandes pueden ocasionar dolores intensos en el estómago o depresión del sistema nervioso central.

Evita la naranja, el limón y otros cítricos. © Shutterstock

Tallos, hojas y corazón de durazno

Estan pueden causar pupilas dilatadas, membranas mucosas enrojecidas, dificultades para respirar, estado de shock o hasta la muerte por su contenido de cianuro.

Las hojas y tallos del durazno son potencialmente tóxicos. © Shutterstock

Hojas, semillas y corazones de cereza

Estas partes de la cereza también contienen cianuro, por lo que pueden causar pupilas dilatadas, membranas mucosas enrojecidas, dificultades para respirar, estado de shock o hasta la muerte para un perro.

Las cerezas frescas, mejor sin tallos ni semillas. © Shutterstock

Ruibarbo

El ruibarbo causa salivación excesiva, temblores y fallas renales, de acuerdo con Edwards.

El ruibarbo no es la mejor fruta para tu perro. © Shutterstock

Otros alimentos que no pueden comer los perros

Chocolate

Muchas personas saben que el chocolate es malo para los perros, pero además del vómito y diarrea asociado con este alimento, las metilxantinas en el chocolate pueden causar jadeo, sed y orina excesiva, hiperactividad, arritmias cardíacas, temblores o hasta la muerte.

"El chocolate oscuro es más peligroso que el chocolate blanco o de leche porque contiene una mayor cantidad de metilxantinas", explicó Goldstein.

El chocolate es un NO-NO para los perros. © Shutterstock

Cebollas y cebolleta

"Tendrían que consumir muchas cebollas, pero los perros pequeños son más vulnerables a los efectos si las comen a largo plazo. La cebolla puede causar anemia", explicó Goldstein.

También puede causar irritación gastrointestinal.

La cebolla no es adecuada para los canes. © Shutterstock

Ajo

Tal como las cebollas, el ajo puede causar problemas estomacales y anemia. "A veces los dueños usan comida para bebés para alimentar a sus perros, pero algunos de esos alimentos contienen ajo en polvo", dijo Goldstein. "Hemos notado que los animales estaba desarrollando anemia".

Esto también se cumple en los gatos, que son muy sensibles al ajo.

¡Nada de ajo para los perros! © Shutterstock

Manzanilla

La camomila es una hierba que puede causar dermatitis al contacto, vómito, diarrea y anorexia en tu perro. El uso prolongado puede causar "tendencia al sangrado", según Edwards.

La planta de manzanilla es mejor que no esté a su alcance. © Shutterstock

Sal o antojitos salados

No compartas tus papitas con tu perro, puedes causarle sed y orina excesiva, o en caso de intoxicarse con sodio, vómito, diarrea, hipertermia, depresión, estupor o incluso consecuencias más graves.

Nada de botanas saladas para ellos. © Shutterstock

Nueces de Macadamia

Estas nueces pueden causar debilidad, depresión, vómito, temblores corporales e hipertermia.

Las nueces de macadamia no son aptas para perros. © Shutterstock

Otras nueces

Es mejor evitar las almendras, nueces, cacahuates, nueces de castilla y otros tipos de nueces. Su alto contenido en grasa puede causar vómito, diarrea y pancreatitis, según Edwards.

Otros tipos de nueces tampoco son buena idea. © Shutterstock

Semillas de mostaza

Estas semillas pueden causar que tu mascota sufra de vómito o diarrea.

Mantén la semilla de mostaza lejos de tu perro. © Shutterstock

Planta de jitomate

Las plantas de tomate pueden causar toxicidad por solanina, con efectos secundarios como salivación excesiva, anorexia, problemas gastrointestinales graves, diarrea, letargo, depresión del SNC, confusión, debilidad, cambios de comportamiento, pupilas dilatadas y bajo ritmo cardíaco.

La planta de jitomate puede ser un riesgo. © Shutterstock

Hojas, ramas, piel o partes verdes de la papa

Las hojas y ramas pueden causar vómito, diarrea, anorexia, desorientación, letargo y depresión del SNC. La piel puede causar vómito, diarrea, letargo, ataques epilépticos o arritmias cardiacas.

Las papas "pasaditas" pueden ser tóxicas. © Shutterstock

Regaliz

"Los extractos nutracéuticos diluidos pueden tener efectos antiinflamatorios, pero en grandes cantidades pueden causar daño muscular y problemas renales", según Edwards.

Los perros no deben comer regaliz. © Shutterstock

Masa con levadura

La masa con levadura puede amenazar la vida de tu perro al causar inflamación gástrica por el exceso de producción de gas.

No dejes que tu perro coma masa cruda con levadura. © Shutterstock

En pequeñas cantidades, la masa cruda con levadura puede causar la formación de subproductos de etanol y, por lo tanto, intoxicar a tu perro. 

 

No todos los perros reaccionan de la misma manera a todos los alimentos. Si tienes dudas, ve directo a tu veterinario.

"Revisa la información dietética con tu veterinario y sé honesto sobre lo que le das de comer a tu mascota", advirtió Goldstein.

"Hay muchos antojitos que no causarán problemas, como tortas de arroz o ejotes, pero los perros deben comer comida para perro siempre que se pueda".