Publicidad

Cómo presentarle tu bebé recién nacido a tu perro

bebe perro presentacion

Bebés y perros, ¿cómo conocerse por primera vez?

© Shutterstock

A muchas personas les preocupa si su perro aceptará bien o no la llegada de un bebé, sobre toso si es el primero. En Wamiz te ofrecemos los consejos de un educador canino para que sepas la mejor forma de presentarle tu bebé a tu perro.

Por Rocío R. Gavira

Actualizado el 08/02/21 8:16

Bebé y perro: su primer encuentro 

La llegada de un bebé supone mucha alegría e ilusión en una familia. Ahora bien, algunas personas desconocen cómo gestionar la conjunción bebé y perro. Tienen claro el amor que sienten por su perro, aunque a la par les preocupa cómo aceptará el perro a ese nuevo miembro de la familia.

En Wamiz te ofrecemos los consejos de un educador canino para saber cómo presentarle tu bebé a tu perro.

Sergio Tallón, el adiestrador de perros de Senda Canina enumera cuatro pasos fundamentales para ese primer encuentro: 

  1. “Previo a que el bebé llegue a casa, que el perro huela su ropa y sus cosas”.
  2. “Lo mejor es realizar la presentación entre bebé y perro fuera de la casa”. 
  3. “Una vez en casa, sacamos al niño de su carriola y dejamos que el perro investigue”. 
  4. IMPORTANTE : procurar que el perro nunca pierda su espacio y tiempo con sus dueños”. 

Cómo presentar un bebé recién nacido a un perro

Antes de que el bebé llegue a la casa

Lo primero que hay que tener en mente es que la presentación entre el bebé y perro no puede ser de un jalón. Ha de ser un trabajo progresivo. “Lo ideal es que, desde que el niño nace y mientras siga todavía en el hospital, le vayas trayendo su ropita al perro. Deja que huela la ropa. Para que lo relacione con algo positivo –continúa Sergio Tallón–, dale unos cuantos premios, déjale algún antojo que le encante cerca de la ropa del bebé”

De esta forma, “el perro asociará olfato, tranquilidad, refuerzo positivo a través del premio con el olor del niño”. Y no basta con realizar este ejercicio solo una vez y de regreso al hospital. “Lo suyo es repetirlo siempre que se pueda antes de la llegada del bebé a la casa. Si el bebé está en el hospital un día o dos, haz este ejercicio con tu perro unas tres o cuatro veces antes de llegar”.

 Recuerda, los perros funcionan por asociación y repetición ?

El momento de la presentación entre perro y bebé

Y llega el momento de regresa a casa con el bebé. “Siempre digo que el mejor lugar para hacer la presentación entre el bebé y el perro es fuera de la casa, asegura el amigo de Senda Canina. ¿Y cómo lo hacemos? “Yendo con la carriola o donde llevemos al bebé, se puede dar un pequeño paseo juntos, una vuelta o dos a la cuadra”

En ese rato, el perro tendrá interés en lo que llevas en la carriola, en lo que hay dentro, sin embargo al estar en la calle, “en otro ambiente, coches, ruidos... el perro tendrá su atención en varias cosas, no será toda enfocada en el bebé”, señala el educador canino. 

Una mamá y su bebé posan junto a la fiel mirada de sus perros.©Shutterstock

Perros y bebés ya en casa

De esta forma logras que “cuando entres a la casa, a ese territorio conocido para el perro, ese primer golpe ya haya pasado. Alcanzado este punto en el que el perro ya olió, tiene asimilado el olor del bebé con estabilidad emocional, es el momento de sacar al niño de su carriola. 

Como habrás visto en incontables videos en Facebook, la gente pone al bebé a la altura del perro para facilitar el siguiente paso de la presentación. “Es recomendable que el perro se acerque al bebé, lo huela, le lama los pies... con toda la tranquilidad. Si tenemos una reacción alterada, un tono de voz inadecuado, ese ‘no’ constante... más asociaciones negativas pueden impactar la relación del perro hacia el bebé”, advierte Tallón. 

Una vez realizado este último gran paso, “cada uno en su lugar. El bebé en la carriola y el perro a su cama”, prosigue Sergio. “¿Ya acabó el perro de saludar al bebé? Le damos un hueso, un juguete para morder, su premio favorito para que el perro asocie ese refuerzo positivo

Respetar el espacio del perro

Y por último, Sergio Tallón subraya algo trascendental en todo este proceso. El perro nunca debe perder el espacio y tiempo con sus dueños. Esto es casi de unas las primeras cosas que suele ocurrir cuando algunas personas tienen un bebé. Llega el bebé, no tenemos tiempo y toda la atención que el perro necesita se ve reducida. El perro cambia de comportamiento y después vienen los problemas...”  ¡Ojo! ?

Poco a poco el perro irá asociando que estar con el bebé es una situación positiva. Verás como el perro se convierte en el fiel guardián de tu bebé y todos disfrutarán juntos de esta nueva experiencia. ¡Ah! Te dejamos una recopilación de perros conociendo a su hermanito humano ❤❤❤.