Publicidad

Todo lo que debes saber a la hora de saludar a un perro

cómo saludar un perro

Saludar a un perro también tiene lo suyo

© Shutterstock

Cuando ves un perro adorable por la calle, seguramente más de una vez te han sobrado ganas de saludarlo... Más allá de que su humano te dé permiso, ¿sabes hacerlo según la buena etiqueta canina?

Por Yanira Rodríguez

Actualizado el 08/02/21 8:17

Aunque un perrito parezca completamente inofensivo y amigable, si te acercas a él de una manera demasiado rápida puede tomarlo mal y  por lo tanto, reaccionar agresivamente.

En este artículo, vamos a explicar una serie de pasos a seguir para saber cómo saludar a un perro que no pertenece a nuestro entorno, para así evitar llevarnos algún susto.

Pasos para saludar a un perro que no conoces

Hay ciertas pautas (muy fáciles de seguir), para saber cómo saludar a un perro que no conocemos o con el que tenemos poca confianza. Aunque nosotros ya vivamos con un perro y creamos qpor lo tanto conocer los hábitos y costumbres caninas, cada animal es diferente y tiene una actitud distinta con los extraños. Por eso, aunque a nuestro perro le encanten unas cosas, no podemos asumir que a los demás canes también les van a agradar.

El primer paso antes de acariciar a un perro es, evidentemente, preguntar a su humano si podemos hacerlo. Las personas que conviven con ellos sabrán si son sociables o no. Cuando la dueña o el dueño nos da su permiso (en caso de que lo haga), nos acercaremos despacio hacia el can. Cuando estemos cerca, nos quedamos quietos, ya que debe ser el perro el que se acerque hacia nosotros movido por la curiosidad. Nos olerá para conocernos.

Es importante conocer el estado de ánimo para saber cómo saludar a un perro. Si por ejemplo, está tranquilo, podemos enseñarle nuestra mano para que la huela. Siempre dejamos que sea el animal el que tome la iniciativa para que no se sienta atacado. Bajo ningún concepto debemos hacer movimientos bruscos que el animal pueda no entender o a los que pueda reaccionar defendiéndose y, por lo tanto, atacando.

Cuando ya nos hemos ganado su confianza, podemos acariciarlo. Siempre suavemente por la zona del cuello y su parte trasera. Es aconsejable no acariciarle la cara o la cabeza, ni tocarle el hocico.

Otro de los movimientos que debemos evitar, son las palmadas en la zona del lomo o acariciarlo con mucha fuerza. No les gusta nada y podrían revolverse para morder.

Si vamos con niños tampoco es una buena idea dejarlos que abracen a los perros, pues éstos pueden interpretarlo como algo malo y defenderse con un buen mordisco. Y aunque funciona igual para los adultos, los niños al estar a la misma altura que los perros, pueden llevarse un gran susto y ser mordidos en la cara.

Por supuesto, que ni todos los perros muerden ni todos atacan, pero no hay que ser demasiado confiados. Sobre todo cuando se trata de perros y niños. Es mejor si educamos a nuestros hijos o familiares más pequeños con estas tres pautas básicas:

  1. No mirar a los ojos del perro fijamente.

  2. No moverse bruscamente cuando se acerquen al perro.

  3. No gritarle al perro.

No podemos saludar a los demás perros igual que saludamos al nuestro / Shutterstock

Cómo saludar a un perro que sí conocemos

Cuando salimos a pasear con nuestro perro, lo normal es hacer algunos amigos nuevos por el camino. Como ya hemos comentado antes, que nosotros conozcamos 100% como actúa nuestro perro no quiere decir que los otros perros vayan a desenvolverse de la misma manera con nosotros. Por ello, no podemos confiar y saludarlos igual que lo hacemos con el nuestro.

Incluso aunque nos hayamos cruzado ya con ese perro unas cuantas veces, porque vive por la zona, etc., no debemos confiarnos. El perro es una animal leal a su dueño y puede actuar de forma muy impredecible cuando se trata de relacionarse con otras personas ajenas a su círculo de confianza.

Las reglas para saludar a un perro que sí conocemos son las mismas, es decir, acercarse con cuidado y acariciar con suavidad sin llegar a la zona de la cabeza. Del mismo modo, evitar ponerse a su altura para que no pueda atacarnos directamente a la cara. Como ya decíamos, no todos los perros atacan, pero es mejor evitar situaciones tensas siguiendo estas sencillas pautas.

Pasos para que tu perro salude a otros perros

El perro debe socializar con su entorno lo más pronto posible, desde cachorro, con otros humanos pero también con otros perros. Esto hará que el proceso sea mucho más fácil.

Los pasos son muy parecidos entre perros:

  1. Preguntar a la dueña o dueño del otro perro si éste es sociable.

  2. Si lo es, dejar que el otro can se acerque al nuestro para que se huelan.

  3. Si hay un mínimo gruñido por alguna parte, separarlos inmediatamente.

  4. Repetir este proceso una vez más y si no funciona, dejarlo por el momento.

Ahora que ya sabes cómo saludar a un perro y cómo hacer que el tuyo se relacione con el resto, es el momento de ponerlo en práctica.