Publicidad

¿Qué pasa si un perro come chicle?

perro come chicle

Un perrito comiendo chicle con toda tranquilidad

© Pavlina Trauskeova / Shutterstock

Es bastante lógico que el chicle no es un alimento apto para un perro, pero ¿sabías que puede ser muy tóxico? Te contamos qué pasa si un perro come chicle

Por Maica Bosch

Actualizado el 28/05/21 11:05

Es evidente que a los perros no les deberíamos dar de comer chicle. El perro entiende, como la mayoría de animales, que las cosas que se meten en la boca son para comer. 

Mi perro comió chicle: ¿por qué sucede?

Si a un perro le das un chicle, lo primero que pensará es que hay que ingerirlo, y ya para empezar un perro no suele masticar demasiado la comida.

La forma de comer de los perros consiste en tragar más que en masticar y cuando se trata de algo tan pequeño como un chicle, es normal que se lo traguen sin pensarlo dos veces.

Sin embargo y bajo circunstrancias normales, lo más probable es que un perro adulto rechace un chicle, pero si se lo das tú (como confía en ti) o si se lo encuentra junto a otra comida es posible que pase desapercibido y se lo acabe tragando. 

Y si estamos hablando de un cachorro, que quiere probarlo todo y no le teme a nada, sin duda estamos ante un posible peligro. 

¿Qué pasa si mi perro se come un chicle? 

Y así llegamos al punto central de la cuestión: ¿qué es lo que tiene el chicle que lo hace tan peligroso?

Pues bien, con el chicle se corren dos riesgos principales:

  • Hipoglucemia
  • Asfixia
El chicle puede ser muy peligroso para un perro. © Annette Shaff / Shutterstock

Consecuencias del chicle en los perros: hipoglucemia

Si tu perro se tragó un chicle, vigila que no presente síntomas de hipoglucemia o reducción de azúcar en la sangre.

Esta enfermedad es provocada por el consumo de xilitol, presente en algunos chicles y caramelos “sin azúcar”, como sustitutivo para dar sabor.

El xilitol es muy perjudicial para el perro. Tanto, que puede llegar a dañar sus órganos internos (como por ejemplo el hígado) si se consume en altas cantidades. 

Síntomas de la hipoglucemia

Los primeros síntomas de hipoglucemia aparecen entre 30 y 60 minutos desde que el perro consume el ingrediente que la provoca.

Los síntomas son: 

  • Vómitos.

  • Convulsiones.
  • Fatiga.

  • Temblores.

  • Pierde su coordinación corporal.

  • Insuficiencia hepática (trastorno del hígado, en altas cantidades de xilitol). 

Tratamiento de la hipoglucemia en perros

Cuando detectemos estos síntomas después de que el perro se trague un chicle, lo mejor que podemos hacer es llevarlo al veterinario.

El veterinario normalmente inducirá el vómito para que pueda eliminar de su organismo toda la substancia tóxica para él. 

Como estos síntomas vendrán de una falta de azúcar, también es muy posible que el veterinario aplique otra serie de tratamientos pensados para aumentar los niveles de azúcar en el perro para que se recupere. 

Ten cuidado, porque el xilitol no sólo proviene del chicle. Es un edulcorante que también está presente en otros productos como la pasta de dientes, los caramelos sin azúcar, galletas y otros productos que prometen no llevar azúcar (mucho cuidado con las bebidas y refrescos “light”). 

Un veterinario revisa a un perrito enfermo del estómago. © Yekatseryna Netuk / Shutterstock

Consecuencias del chicle en los perros: asfixia

Si pese a todo el perro digiere el chicle yu no presenta síntomas de hipoglucemia, igualmente podría correr el peligro de obstruir sus vías digestivas o respiratorias (dependiendo de dónde se quede el chicle).

Pensemos que un chicle de tamaño mediano puede ser un bulto enorme en un perro pequeño, y si se disuelve y se engancha a las paredes puede provocar un colapso grave. 

Este problema se podría solucionar con alguna medicación recomendada por el veterinario, que ayude a eliminar los rastros de chicle que queden pegados por las paredes del tracto digestivo.

¿Qué pasa si un perro come chicle de menta?

El sabor específico del chicle no representa un riesgo en especial. Lo que sí debes tomar en cuenta es que no sólo los chicles, sino también las mentas (las pastillas para refrescar el aliento) suelen contener xilitol y por lo tanto, son peligrosas para tu perro.

De acuerdo con Ahna Brutlag, directora asistente de la línea de asistencia Pet Poison Helpline, una porción normal de chicle o una pastilla de menta contienen de 0.22 a 1 gramo de xilitol, que para un perro de 5 kilos puede resultar una dosis tóxica.

Qué hacer si tu perro se come un chicle

Si ves a tu perro comiendo chicle y no consigues sacárselo de la boca, no lo dudes y ve al veterinario.

Llevarlo al veterinario es lo mejor que puedes hacer por él. 

Sobre todo, no intentes provocarle tú mismo el vómito al perro, ya que primero sería recomendable que el veterinario le diera un vistazo. No vaya a ser que empeoremos la situación. 

Si tu perro es de raza pequeña, correrá más peligro de intoxicación o de obstrucción respiratoria o digestiva, y siendo algo tan crítico deberemos ser coherentes con el posible peligro y no dudar en visitar al veterinario de confianza. 

¿Preocupado porque tu perro come cosas que no debe? ¡Pídele consejo a la veterinaria en el foro!