Publicidad

Perro o trapeador: 5 razas de perro que son unos verdaderos mechudos

perro trapeador

No son utensilios de limpieza, ¡sino dos adorables perritos!

© Shutterstock

Los archiconocidos perros trapeador te robarán el corazón solo con mirarlos. Descubre las razas de perro que se parecen más a un trapeador que a un can. 

Aviso: si decides adoptar a un perrito de estos, cambiará tu vida para siempre porque será el más fiel, simpático y adorable compañero de vida. 

Por Vanessa Parapar

Actualizado el 08/02/21 8:17

''Ese perro parece un trapeador''. ''Mira papá, un perro con rastas''. ''¡Ay, ese perro tiene el pelo enredado''. Seguro que si tienes la suerte de tener a tu lado a un perrito con pelaje particular estarás más que acostumbrado a escuchar este tipo de comentarios cuando sales con él a pasear.

 

¿Cuáles son las razas de ''perro trapeador''?

1. Bergamasco

Su pelo nos recuerda al de Bob Marley. No cabe dudas. ©Shutterstock

Esta raza está catalogada también como ''perros rastafaris'' debido a su pelo que parece más el de Bob Marley que el pelaje propio de un can. El Bergamasco puede presumir de ser el que tiene el pelo más enrededado y complicado de cuidar. 

Debido a ello, el Bergamasco -originario de Italia- no puede pasar desapercibido: atrae todas las miradas y son muchos los osados que se lanzan a tocar su peculiar manto. Muy paciente, atento y cariñoso, es el amigo perfecto de los más pequeños de casa. 

2. Komondor

¿Quién dejó el trapeador encima del sillón?©Shutterstock

Este perro es la definición exacta de un trapeador. Cuando descansa en el suelo es muy difícil saber si a alguien se le olvidó recoger el mechudo o si nuestro amado peludo está descansado. Su pelaje ha sido pionero en el hecho de crear la categoría ''perros que son como trapeadores'' (en el buen sentido de la palabra). 

Los Komondor son sociables aunque saben marcar muy bien los límites y las distancias. No son muy propensos a dejarse apapachar pero se están muy unidos a su dueño. 

3. Puli 

¿Dan ganas de abrazarlo, verdad?©Shutterstock

El perro rastafari conocido en el mundo entero es él. Además, el Puli es el can más divertido que existe sobre la faz de la tierra. ¡Quién diría que en sus orígenes este perro se entrenaba como perro policía y pastor! Actualmente, los Puli son unos excelentes canes de compañía, capaces de sacarle una sonrisa a su humano a todas horas. 

Su pelo, tal y como se aprecia en millones de imágenes, es un trapeador viviente. Tanto es así que cuando un Puli sale corriendo no se sabe si es una bola de pelo que se mueve a la velocidad de la luz o un alegre perro que viene a darte un abrazo. Sea como sea, son muchas las personas que suspiran por tener uno en su casa. 

Si estás pensando en adoptar un Puli; cuanto menos cepilles su pelo, más divertido será su aspecto. 

4. Perro de agua francés

De lejos parece más un maxi peluche que un perro.©Shutterstock

A simple vista, el pelo del perro de agua francés parece simplemente rizado. Sin embargo, si nos paramos a mirarlo fijamente nos damos cuenta de que su pelaje está cargado de rastas que lo convierten, por un lado; en un adorable trapeador y, por el otro; en el peluche ideal para dormir abrazaditos.

 

5. Bichón habanero 

El Bichón Habanero es el único perro ''enano'' capaz de meter su patita en la categoría de los grandes perros trapeador.©Shutterstock

Este adorable y simpático trapeador no está catalogado como perro con rastas como tal, puesto que su pelaje está ligeramente onludado y no se aprecia tan marcado como en el resto. No obstante, nosotros hemos querido incluirlo en nuestra lista porque es un can pequeño que nos ha robado el corazón y que se caracteriza por estar pidiendo afecto y atención a todas horas. ¿Quién puede negarse a abrazar a este perro rastafari tan especial llamado Bichón Habanero? 

Cómo cuidar el pelaje de un perro trapeador o con rastas

La característica principal de estas razas de perro es, sin lugar a dudas, su pelo. Todos cuentan con un pelaje muy particular en el cual se forman rastas de manera natural que los hacen parecer un adorable trapeador. Para no alterar el curso natural de estas razas en cuanto a pelo se refiere, es muy importante no cepillarles el pelaje con peines ni cepillos puesto que de hacerlo sus ''rizos'' desaparecerán.

Su pelo crece enredándose unos mechones con otros pero esto no impide bañarlos, como cree la mayoría de la gente. Los llamados perro trapeador no temen al agua, sino todo lo contrario, por lo tanto su dueño puede disfrutar de darles un baño cada 6 semanas aplicándoles suavizante recomendado para su pelo y peinarlos delicadamente con los dedos. 

Con unos cuidados tan sencillos, ¿quién puede resistirse a adoptar un perro trapeador? No obstante, si aún no estás convencido de ello o piensas que estas razas no van contigo; te invitamos a hacer nuestro test para que sepas -de una vez por todas- cuál es tu perro ideal.