Publicidad

¿Cuánto tiempo vive un perro enfermo del corazón?

Perro enfermo del corazón

Perro en consulta veterinaria

© Shutterstock

Los perros pueden sufrir insuficiencias cardiacas lo que supone vivir con un síndrome creado a partir de una alteración drástica en el corazón que no lo deja funcionar bien.

Cuando el gasto cardíaco se reduce hasta niveles muy bajos lo que ocurre es que los receptores vasculares detectan ese descenso de la presión arterial y por lo tanto, empieza una respuesta neurohormonal que hace aumentar considerablemente la frecuencia cardiaca.

Por Maica Bosch

Actualizado el 08/02/21 8:17

¿Cuáles son las etapas de una insuficiencia cardiaca?

Los perros que sufren este tipo de problemas en el corazón son clasificados en distintos grupos dependiendo de la gravedad de los mismos. Estos grupos son:

  • Clasificación funcional 1. No hay una enfermedad pulmonar ni cardiaca como tal. Solo es detectable una anormalidad cardiaca por lo que los animales todavía disfrutan de una buena tolerancia a la actividad física.
  • Clasificación funcional 2. Empiezan a ser intolerantes a los ejercicios físicos, pero el cuerpo todavía reacciona de una buena manera ante el esfuerzo por lo que tampoco es un caso grave de enfermedad del corazón.
  • Clasificación funcional 3. Comienzan los problemas graves en el corazón después de actividades físicas cotidianas. De hecho, se observan problemas en el corazón cuando el perro está descansando.
  • Clasificación funcional 4. La enfermedad del corazón es clara y presenta signos clínicos incluso cuando el animal está en reposo. Es el grupo más grave y el que necesita hospitalización inmediata.

Tras detectar en que grupo se encuentra el perro, ya solo queda crear un tratamiento personalizado para aliviar esos síntomas de insuficiencia cardiaca y que el perro pueda llevar la mejor vida posible alargando al máximo su supervivencia.

El momento en el que el animal llegue al veterinario para su hospitalización es clave, ya que dependiendo del estado y de lo avanzado que esté el problema, habrá que fijar unos objetivos u otros. Y hay ciertos objetivos que son más fáciles de cumplir ya que son alcanzables de forma rápida.

Tratamiento para un perro enfermo de corazón

El tratamiento de un perro que estuvo, o está, enfermo de corazón requiere de esfuerzos por ambas partes para que la recuperación del animal sea lo más rápida posible y pueda vivir más tiempo.

El primer paso de este tratamiento siempre tiende a ser la reducción del consumo de sal en la dieta del animal (aquí puedes ver las diversas opciones nutricionales para tu perro), asimismo, el nivel de exigencia en cuanto a ejercicio físico se refiere debe ser mucho menor para no alterar las pulsaciones y evitar la sobrecarga cardiaca.

Tratamiento médico

El tratamiento médico debe ajustarse a cada perro y por lo tanto debe ser personalizado. Aunque de forma general, los más comunes son los siguientes:

  • Los diuréticos para eliminar toda clase de retención de líquidos, derrame y edema que pueda haber. Cuando el problema esté más controlado, la dosis será cada vez más chica.
  • Los glucósidos digitálicos porque tienen efectos antiarrítmicos.
  • Los IECAs también conocidos como los Inhibidores de la Enzima Convertidor de Angiotesina II que controlan la vasoconstricción.
  • Los beta bloqueadores que tienen como principal objetivo bloquear la activación del SNS de manera crónica. Al principio es un tratamiento depresor por los efectos que puede provocar en el animal pero tan solo se necesita algo de tiempo para que los índices se estabilicen y el perro lo tolere.

Cuidados caseros: alimentación saludable

Como comentábamos antes, la dieta del animal también debe sufrir un cambio para que su insuficiencia cardiaca disminuya y pueda mantenerse saludable. La alimentación más adecuada en caso de que tu perro esté enfermo del corazón debe ser:

  • Dieta sin sal, no darle comida al perro que nos hayamos cocinado para nosotros y comprarle croquetas especializadas que aseguren que el animal va a ingerir una cantidad de vitaminas y minerales adecuada a su problema cardiaco.
  • Comprar suplementos de ácidos grasos omega-3 para evitar el crecimiento de caqueixa cardíaca.
  • Alimentación que sea rica en vitaminas y otros nutrientes que hagan que el animal pueda superar la enfermedad y se mantenga sano.
  • Hay casos en los que un perro enfermo del corazón está obeso. Por esta razón es importante empezar con una dieta hipocalórica debido a que, una masa corporal fuera de lo normal hace que las probabilidades de problemas del corazón aumenten considerablemente.

Diagnóstico de un perro enfermo de corazón

Encontrar a tiempo esa afección cardiaca en el perro es la manera más eficaz de poder salvarlo y asegurarnos su compañía por mucho más tiempo. Algunos síntomas que pueden dejar entrever que el can tiene algún problema de corazón son:

  • El decaimiento.
  • Cansancio.
  • La tos rara durante la noche.
  • Abdomen hinchado y problemas al respirar.

Si tu perro presenta algunos de estos síntomas de manera recurrente, es aconsejable que vayas al veterinario. 

Por otro lado, es primordial tener en cuenta la edad del animal. Sin duda, es el factor de riesgo más importante porque según algunos estudios el 85% de los perros de edad avanzada padecen algún tipo de problema en el corazón. Eso sí,  también depende de la raza del perro pues las que son de gran tamaño tienen tendencia a sufrir cierto tipo de deficiencias cardiacas y los más pequeños tienen otras distintas.

Entonces un perro enfermo de corazón puede seguir acompañándote por mucho tiempo siempre y cuando sigas al pie de la letra el tratamiento y lo mantengas saludable.