Publicidad

Sacrificar a un perro: precio de eutanasia y otros gastos funerarios

Sacrificar a un perro

El difícil adiós al sacrificar un perro

© Shutterstock

Si te planteas sacrificar a tu perro seguramente, tienes motivos concretos para hacerlo, ya sea por enfermedad o dolencia crónica de la mascota. La eutanasia para sacrificar a un perro, es un procedimiento que se aplica mediante asistencia veterinaria, y los servicios que ofrecen las clínicas y otras instituciones varían. Pero, ¿cuánto cuesta sacrificar a un perro en México?

En este artículo te contamos qué es la eutanasia y todos los detalles que necesitas saber antes de proceder a sacrificar a tu perro.

Por Maica Bosch

Actualizado el 08/02/21 8:17

¿Qué es la eutanasia?

Básicamente es administrarle un narcótico al perro en pequeñas dosis para que el animal pueda morir tranquilo y sin dolor ni sufrimiento. La ventaja de este método es que el perro no sufre dolor en ningún momento, para él es como si se durmiera plácidamente.

Consejo: la eutanasia, queda a juicio del médico veterinario. Pregúntale también por servicios de tanatología y funerarios (cremación en grupo o individual, recuperación de cenizas, sepultura, levantamiento de cuerpo).

Además debes conocer algunos datos como: 

  • De acuerdo al peso y condiciones del perro, puede costar entre $600 y $1,000 pesos.

  • Puedes ir a un hospital veterinario o a instituciones como Pets in the sky, Huellitas en el cielo, entre otros (CDMX)

  • Usualmente, le aplican un tranquilizante y el dueño puede quedarse con él en sus momentos finales, si así lo desea

  • La cremación invidual o grupal, tiene un costo aparte de entre $1,300 y $3,500 pesos según sea el caso (los precios varían, dependiendo del tamaño del animal, tipo de urna, entre otros detalles).

Asegúrate de que el personal esté autorizado y capacitado para administrarle la eutanasia a los animales.

Cremar y enterrar al perro - Precios 

Todo el proceso que conlleva administrarle la eutanasia a un animal tiene diferentes costos, dependiendo de cómo se haga.

  1. Puedes hacer que el veterinario o institución vaya a tu casa para hacer el proceso aún menos traumático para el animal.

  2. Puedes llevar tú al animal hasta la clínica.

  3. Si el veterinario va a tu casa, se te cobrará más y aquí entran costos de levantamiento de cuerpo, entre otros como dinámicas de despedida.

  • La actividad de la eutanasia tiene un costo inicial de $600 pesos.

  • Los certificados de cremación y la recuperación de cenizas, tienen costos dependiendo de si son individuales o grupales, pero los dos depasan $1,000 pesos

  • Los sedantes cuestan entre $200 y $500 pesos.

  • Los precios de los servicios de eutanasia y gastos funerarios, varían siempre en función del tipo de mascota, raza y peso.

  • Algunas facultades universitarias de medicina veterinaria y zootécnica, también ofrecen el servicio de incineración de mascotas.

  • En concordancia al artículo 12 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, el proveedor de servicio tiene la obligación de entregarte factura, recibo o comprobante, que incluya los datos específicos del servicio prestado.

  • La opción más económica después de la eutanasia, son los Centros Antirrábicos locales o municipales, de acuerdo a información de la PROFECO, en estos lugares, por una módfica cantidad,  se manda el cuerpo del perro a un crematorio grupal (en este caso,  no te devuelven las cenizas).

Enterrar al animal

Aunque mucha gente entierra a sus perros en el jardín, por cuestiones de sanidad, es mejor llevarlos a centros de atención canina, donde por ley se hace una valoración para evaluar su enterramiento en fosas o rellenos sanitarios; en los centros antirrábicos también disponen de información para saber cómo trasladar a tu animal y que te apoyen en esta situación.

Debes saber también que diversas ciudades, cuentan con cementerios de mascotas, como el "Jardín de un amigo", ubicado en Tlalpan en la CDMX, aquí, de acuerdo con información de Dinero en Imagen, puede costarte unos $800 enterrar a tu perro.

Este es sin duda, uno de los momentos más complicados ya que enfrentarse al último adiós es tan complicado como cuando pierdes a un ser querido.

Estas son algunas razones para realizar la eutanasia

Una enfermedad crónico degenerativa o una lesión grave como son los problemas de corazón ,  nos llevan forzosamente a pensar en la eutanasia. El dueño del animal puede decidir acabar con su sufrimiento y así el perror dejará de sentir dolor innecesariamente.

Por supuesto, es una decisión muy difícil de tomar para cualquier persona amante de los animales pero tiene más sentido terminar con el dolor del perro rápido que dejar que fallezca agonizando.

Consejos para antes de practicar la eutanasia

El veterinario será la persona que decida si es positivo acompañar en estos momentos al animal.

Nuestra recomendación es tener claro que si un animal tiene una enfermedad grave e incurable, practicarle la eutanasia y dormirlo, es una salvación.

Antes de dejar que el animal sufra, tiene sentido provocarle una muerte rápida, sin estrés ni dolor. Los dueños del perrito tienen la oportunidad de hacer que los últimos minutos del animal sean más placenteros con ciertos detalles:

  • Acaricia a tu amigo de cuatro patas mientras le duermen.

  • Es mejor practicarle la eutanasia en su propia casa porque es un lugar conocido para él.

  • Quédate con tu mascota cuando sea sacrificada.

  • Pon algo de música tranquila, ayudará a sobrellevar el momento.

  • Puedes poner al perro sobre su cobija favorita o ponerle a su lado su juguete más especial.