Publicidad

Chip para perros: cuándo ponerlo, cuánto cuesta y recomendaciones

perro con chip

Hay distintas maneras de identificar a tu perro, entre ellas el chip.

© Shutterstock

¿Hasta qué punto es importante para ti conocer el estado de salud, cuidado y ubicación de tu perro? ¿Lo suficiente como para comprar un chip para perros?

Si todavía no conoces de qué se trata, en este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre los chips para perros.

Por Maica Bosch

Actualizado el 08/02/21 8:17

Todo lo que necesitas saber antes de instalare a tu perro un chip

Este chip se comenzó a usar desde los años 90 y poco a poco va ganando popularidad en México. En muchos países es un método de identificación obligatorio y que ya cuenta con varios años de aplicación. Con el paso del tiempo ha ido mejorando el sistema y ofreciendo a los perros un elemento cómodo y seguro.

Un aspecto importante sobre estos chips, es que debe estar registrado.

¿Por qué es importante registrar a mi mascota?

Hoy en día muchos centros veterinarios y refugios tienen un escáner, por lo que en unos segundos pueden determinar el estado, el dueño y la dirección de la vivienda del animal en caso de extravío.

¿Qué es el microchip para perros?

Es un dispositivo del tamaño de un grano de arroz, que posee un número único de identificación. Está hecho de vidrio suave y biocompatible, y no causa reacciones alérgicas.

A través de este chip, se puede encontrar animales perdidos, identificar a los dueños y desalentar el abandono de mascotas.

¿Cómo se introduce?

Se coloca mediante una inyección en la parte del lomo del animal. Es recomendable colocarlo cuando tu mascota tenga más de 2 meses de edad.

¿Sufre de algún tipo de dolor la mascota al ponerle el microchip?

El perro o gato podría sentir una leve molestia, ya que el grosor de la aguja es mayor que el de una vacuna, pero es un procedimiento muy rápido. Como en los humanos, a unos animales les dolerá más que a otros y se quejarán, pero vale la pena.

Cuidados al ser implantado

Para prevenir cualquier tipo de infección es necesario que en las siguientes 24 horas después de implantarlo, no se aplique antipulgas, perfume o cualquier tipo de loción.

¿Es obligatorio registrar a mi mascota?

Solamente en la Ciudad de México, el chip y el registro en Locatel son obligatorios desde 2015. En los diferentes Estados, la legislación sobre la protección animal varía, así que es importante que te informes sobre las leyes que aplican a la zona donde vives.

Precio del microchip

El precio medio es de entre 200 y 300 pesos., dependiendo del centro veterinario donde se aplique.

Razones para implantarlo

Con este microchip demuestras ante cualquier autoridad que eres dueño de la mascota, en caso de pérdida o robo. Es importante mencionar que este dispositivo no puede ser alterado de ninguna forma.

En varios países se solicita el uso del chip para ingresar al territorio con tu perro. Además, a través de este chip, se recaba información sobre el historial clínico de tu mascota.

En caso de tener un accidente y necesitar donantes de sangre, con este microchip podrán encontrarlos fácilmente y ponerse en contacto con sus dueños.

¿Funciona como GPS?

El microchip no funciona como un GPS ya que no contiene una batería, no es un geolocalizador.

Ventajas y desventajas del chip para perros

Los microchips van ganando popularidad en nuestro país porque son una forma segura de mantener un registro sobre los animales de compañías y permiten al mismo tiempo disminuir (o castigar) el abandono.

Ventajas de aplicar el microchip a tu perro

  1. El beneficio más importante que vas a obtener, es que tu mascota no podrá perder su identificación en caso de perderse. Si por lo que sea alguien encuentra a tu perro y detecta que está perdido, bastaría con llevarlo a un veterinario o un refugio para saber quién es el dueño y podrían ponerse en contacto contigo al instante.
  2. Además, en cualquier lugar podrías ir al veterinario sabiendo que tendrán el historial clínico de tu mascota disponible en su chip.
  3. Podrías demostrar en caso de necesidad, que eres el dueño de tu mascota
  4. Si decides poner el chip a tu mascota, tendrás siempre la seguridad de que si le pasara algo se pondrían en contacto contigo.

Desventajas de aplicar el microchip a tu perro

  1. Una de las desventajas de implantar el microchip según los expertos, es que puede llegar a ser dolorosa como cualquier inyección, por lo que recomiendan utilizar anestesia local.
  2. Hay que tener en cuenta que hoy en día existen diferentes fabricantes de chips, por lo que hasta ahora no hay un escáner universal que pueda leer todas las marcas. Las personas que realizan el escaneo deben saber hacerlo de forma correcta, y más aún si el chip se ha movido de lugar.
  3. Ten en cuenta que para poder hacer uso del chip en caso de extravío de tu perro, debe estar registrado y con la información actualizada en la base de datos del programa de recuperación.

¿Es obligatorio poner el chip a mi perro?

Como mencionamos antes, el chip solo es obligatorio por el momento en la Ciudad de México.

¿Qué debo hacer en caso de cambio de domicilio?

En caso de que cambien tus datos (domicilio, teléfono), el procedimiento varía según la compañía de microchip que use tu perro. En cualquier caso, debes ponerte en contacto con ellos, ya sea vía telefónica o por medio de tu veterinario, para que tu información de contacto esté siempre actualizada y puedan localizarte en caso de necesidad.

  • Si te mudas del interior de la República a la Ciudad de México, recuerda que es obligatorio dar de alta a tu mascota.
  • Si te mudas al extranjero, debes llevar a tu perro o gato al veterinario para que inicie contigo el trámite para el cambio de ciudad y país.  

Consejos y recomendaciones

Una recomendación a tener en cuenta es que,  a pesar de tener el microchip, es necesario que tu mascota lleve consigo un collar de identificación.

En caso de pérdida si alguien lo encuentra podrá comunicarse rápidamente, y si no, tendrá que dirigirse a una clínica veterinaria y a través del escáner encontrar los datos del responsable del perro.