Publicidad

Perros cachorros en adopción: todo lo que tienes que saber antes de adoptar

adopción de cachorros

Antes de lanzarte a adoptar un cachorro, hay varios puntos a tener en cuenta

© Shutterstock

Un cachorro de perro enamora a cualquiera, sin embargo hay una serie de cosas que debes saber antes de embarcarte en la aventura de adoptar un cachorro. En Wamiz hemos acudido a un educador canino para que nos dé su visión al respecto.

Por Rocío R. Gavira

Actualizado el 08/02/21 8:17

Adoptar perros cachorros

La primera vez que uno baraja la posibilidad de tener perro lo hace pensando en un cachorro. Esa bola de pelo, rechoncha, que solo quiere jugar, con esa forma torpe de caminar… ¡un perro cachorro emociona a cualquiera! ???. Ahora bien, antes de embarcarte en esta aventura necesitas saber una serie de cosas para adoptar un perro cachorro

Para ayudarte a tomar la decisión de si adoptar a un cachorro o no, en Wamiz hemos acudido a la visión de un profesional. Sergio Tallón, el educador perruno de Senda Canina, ofrece tres consejos fundamentales a en cuenta en la adopción de perros cachorros

  1. El primer consejo es claro y rotundo: “NO dejarse llevar”
  2. El segundo punto, “estar seguro de que quieres un perro”.
  3. Y, por último, "tener claro qué tipo de perro quieres"

Qué tener en cuenta en la adopción de perros cachorros

A priori, puedes pensar “¿y ya está?”, hacer check-in en los tres consejos e irte como alma que lleva al diablo a adoptar al perro cachorro que te encantó. ¡Nooo! Estos tres consejos no son superficiales y debes tomar una decisión bien meditada. Vamos paso a paso ?.

¡Qué gracioso es un cachorro corriendo!©Shutterstock

Tener la cabeza fría

Ese “NO dejarse llevar” mayúsculo del que habla Sergio Tallón probablemente sea el consejo más difícil de poner en práctica. A ver quién es la persona que se resiste a los encantos de un cachorro. “Es una recomendación difícil de llevar a cabo, aunque muy importante si no queremos meter la pata”, señala el amigo de Senda Canina.

“Muchas veces, por ese dejarse llevar, la gente tiene perros que no le corresponden, o que no son sus perros ideales. En su momento se precipitaron en tomar la decisión y no supieron decir que no, insiste Tallón. “Este consejo se aplica tanto a cachorros adoptados como comprados, especialmente en este último caso. La gente elige la raza de perro de moda… y luego vienen los problemas”

¿Quieres un perro? 

Es vital que te hagas esta pregunta. Hay que ir más allá de lo que genial que es tener un perro, porque no todo es miel sobre hojuelas, sobre todo con un cachorro. “¿Sabes lo que implica tener un perro? ¿La lata que puede ser al principio? En los primeros meses un cachorro puede morder los muebles, romper cosas, quieren jugar a todas horas, ¿tendrás tiempo para él? El dejarlo solo en casa…”, son elementos que hay que tener presentes

En innumerables ocasiones la decisión de adoptar a un perro se toma a la ligera, por capricho, y las consecuencias las acaba pagando el perro. La familia humana puede no saber manejar ciertas situaciones, cansarse de él y al final el perro puede acabar en una perrera porque “ya no me acomoda”. Un perro no es un juguete.  

Elegir bien el tipo de perro

“También hay que tener claro el tipo de perro que quieres. Es decir, tanto por su carácter como por tus ritmos de vida. Por un lado, buscar un perro cachorro que más se adapte a ti en cuanto a carácter. No por adoptar un bóxer vas a contar con el clásico carácter de un bóxer. El perro, al ser adoptado, puede tener algún tipo de miedo o de inseguridad, señala el de Senda Canina. 

La idea es dar con un perro adoptado cachorro que cuente con un carácter que se adapte a tu modo de vida. Muchas veces esto es muy difícil de saberlo. Hablamos de cachorritos, no sabemos de dónde han venido, no sabemos dónde van a estar, no sabemos cómo van a ser –continúa Sergio –. Pero si, por ejemplo, estamos hablando de un perro cruce de mastín o de podenco, más o menos te puedes guiar por el comportamiento que tendrá, su tamaño, etcétera”

Y de la mano a este último punto “también debemos saber el tipo perro según el tipo de dueño para que encajen el carácter de cada uno: el tiempo que le dedicarás para su juego y educación, si estás más tiempo fuera que dentro de casa, si eres una persona tranquila o nerviosa…”, todo es relevante. 

Asesórate bien antes de adoptar un cachorro. Hay que tener presente lo bueno y lo no tan bueno. Antes de dar con mi Chufa me dijeron “mejor una hembra porque es más tranquila”. ¡¿Chufa tranquila?! Tengo una perra de siete años que se mueve con el espíritu de un cachorro. ¡No para! Claro, es un cruce de podenco y de husky, puro nervio. Y del comportamiento nadie te habla. Y aún así, no sé qué haría sin este manojo de nervios de cuatro patas ❤❤❤.

Escrito por: Lola Duarte, periodista especializada en comportamiento canino y legislación animal.