Publicidad

Los perros se quedan enojados después de pelearse entre sí, según un estudio

perritos jugando dog-serious

Parece ser que los perritos también buscan reconciliarse a veces.

© Pixabay

Esta investigación nos revela si los perros se disculpan después de una pelea y qué motivos tendrían para “pedir perdón”.

Por Santiago Flores

Publicado el

 

Lomitos reconciliados

Kristina Walters de la Butler University  en Indianapolis llevó a cabo un experimento para determinar si existe algo como "la reconciliación” en los perros y cuál es su propósito.

Para lograr lo anterior, Karen y su equipo juntaron a un montón de peludos en un parque y en un periodo de 8 meses observaron sus interacciones en 72 sesiones de una hora.

En total registraron la actitud de un total de 177 perros y sus diferentes formas de relacionarse.

Ninguno de los perros conocía a los demás o solamente habían tenido una interacción mínima y, aunque en general convivieron en paz, en algunas ocasiones se desataron peleas.

Por lo que los científicos tuvieron la oportunidad de observar su comportamiento antes y después de las mismas.

En concreto, el equipo de Karen quería probar tres hipótesis con el experimento:

  1. Que la reconciliación canina tiene el fin de restaurar la relación social. Esto beneficia a los perros que son animales sociales y necesitan de otros para comer y estar seguros.
  2. La reconciliación restaura el orden social y rectifica el status de cada perro, por lo que después de una pelea los de jerarquía menor deberían actuar con reverencia.
  3. La reconciliación reduce el estrés y la incertidumbre de futuros conflictos entre la manada. 

Al final, los investigadores solamente pudieron confirmar la tercera hipótesis: los perritos buscan reconciliarse para evitar el estrés y la incertidumbre.

Lo que observaron en los 14 casos donde hubo conflicto fue que el trato entre los dos perros que pelearon era más considerado y que si alguno volvía a incurrir en una agresión era hacia algún otro perro, pero no hacia el primer agraviado.

Aún es mucho lo que queda por descubrir acerca de estos comportamientos, pero parece ser que los lomitos se “reconcilian” para evitar una pelea inmediata, no es tanto una disculpa.

De todos modos, es sorprendente ver cómo es que hasta estos peludos pueden llegar a ser mucho más diplomáticos que las personas en algunos casos.

Dejar un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Seguro que quieres eliminar el comentario?

Conéctate para comentar