Publicidad

Primer juicio por maltrato animal en Querétaro por perros rescatistas envenenados

perros juicio dog-angry

Buscando justicia por los lomitos.

© Coordinación Nacional de Protección Civil del Gobierno de México

Comenzará en Querétaro el primer juicio por maltrato animal contra una persona que dio muerte a dos admirables perritos rescatistas.

Por Santiago Flores

Publicado el , Actualizado el

 

La legislación relacionada al maltrato animal es un tema, desafortunadamente, bastante reciente en nuestro país.

Fue solo hasta hace poco que los diferentes estados de México comenzaron a crear leyes o regulaciones en contra del maltrato y en favor de los derechos animales.

Parece ser que ahora, comenzará un juicio en Querétaro para hacer que una persona terrible rinda cuentas ante la justicia.

Por Athos y Tango

En junio de 2021 un hombre cometió el despreciable acto de envenenar a dos perros rescatistas de la Cruz Roja. 

Sus nombres eran Athos y Tango y ahora se está buscando que el culpable de su muerte reciba su merecido.

Athos era un lomito certificado por la Organización Internacional de Perros de Búsqueda y Rescate (IRO)  y trabajaba como un can especialista para la Cruz Roja.

Este valiente can incluso participó en las labores de rescate del catastrófico temblor de 2017 en la Ciudad de México.

Por otro lado, Tango formaba parte del equipo de perros rescatistas del Estado de Querétaro.

De acuerdo con Mónica Huerta, la abogada titular del caso, en mayo se hará solicitará que se inicie un juicio oral en contra de la persona responsable de la muerte de estos canes.

El imputado había sido puesto en prisión durante 20 días, pero fue dejado en libertad por la juez, después de que el hombre argumentó que “temía por su seguridad” tras haber sido amenazado en redes sociales.

Sin embargo, esto no impedirá que los allegados a Tango y Athos busquen justicia y es por eso por lo que se está buscando llevar iniciar el ya mencionado juicio en contra del responsable.

El Código Penal establece que la pena por este delito con agravante de métodos crueles es de 4.5 a 7.5 años por cada perrito.

Además, el responsable, no contento con haber matado a los dos lomitos, maltrató a un tercero de nombre Balam, por lo que podría recibir una sentencia aún mayor.

Si el proceso continúa en su contra y el imputado pierde el juicio, podría llegar a enfrentar una condena de 10 a 15 años en prisión.

Esperemos que se haga justicia y que el o los responsables por este acto imperdonable no salgan impunes.

Dejar un comentario
0 comentarios
Confirmación de la eliminación

¿Seguro que quieres eliminar el comentario?

Conéctate para comentar