Publicidad

Investigación revela la clave para que tu gato confíe en ti

gato confianza cat-serious

Estos científicos encontraron una forma de acercarnos más a nuestros felinos.

© Pixabay

Gracias a esta investigación ahora sabemos un poco más de cómo es que se comunican los gatos y, sobre todo, de cómo ganarnos su corazón.

Por Santiago Flores

Publicado el 15/06/21 18:32

Ojitos cerrados

Un estudio del 2020 publicado en la revista científica Scientific Reports, acaba de proporcionarle a los amantes de los felinos una nueva pista de cómo ganarse la confianza de sus michis. 

De acuerdo con los autores de este artículo, mientras que a los perros y otros animales domésticos se les reconocen muchas estrategias de comunicación, los gatos están poco estudiados en este aspecto.

Sin embargo, esto no quiere decir que los gatos no tengan formas de interactuar con los humanos, por el contrario, en realidad se han adaptado de muchas maneras para que los comprendamos.

Una de estas es la llamada “slow blink sequence” o secuencia de parpadeo lento, la cual, como su nombre lo indica, implica que un felino mire a un humano y parpadee en “cámara lenta” hasta medio cerrar o cerrar completamente sus ojos.

Algunas personas llaman a esto “besitos de gato” y aseguran que es una forma que tienen los felinos para indicar que están contentos.

Por esta razón los investigadores de este estudio se dieron a la tarea de comprobar qué tan cierta es dicha idea y llevaron a cabo dos experimentos

1. En el primero acudieron a 14 hogares con gatos y le pidieron a la mitad de los dueños que interactuaran con sus michis poniéndose frente a ellos imitando el parpadeo lento.

Mientras que la otra mitad solamente debía estar en la habitación con el gato sin algún tipo de interacción particular.

2. En el segundo experimento fueron los propios investigadores quiénes interactuaron con un grupo diferente de gatos. 

La mitad de los científicos se acercaron a los gatos mediante el slow blink, mientras que la otra mitad simplemente se dedicó a observarlos con una “mirada neutral”.

Los resultados fueron sorprendentes: los gatos que fueron abordados con el parpadeo lento, tanto por sus dueños como por los investigadores, mostraron una reacción positiva ante este estímulo. 

Estos felinos respondían con más parpadeos lentos de vuelta, además de mostrar una mayor propensión a acercarse a las personas, incluso si no eran sus dueños (segundo experimento).

Un michi contento. © Pixabay

Por otro lado, los gatos que fueron ignorados o abordados con una “mirada neutral” casi no presentaron “slow blink” y tampoco eran propensos a acercarse a los humanos.

Aunque hacen falta mayores estudios, parece ser que los “besos de gato” son, en efecto, una señal de que un michi se siente cómodo y contento en un determinado contexto.

Y no solo eso, sino que parece que a ellos también les gusta que uno se aproxime de esta manera.

Así que ya sabes, si quieres ganarte más fácilmente el cariño de tu gato puedes probar haciéndole ojitos.