Publicidad

Minino de Veracruz pierde su trabajo después de diez años, ¿dónde vivirá ahora?

gato blanco con negro cat-sad

Su lugar de trabajo cierra, ¿dónde vivirá ahora?

© Diario de Xalapa

La noticia de un inesperado cierre acaba de llegar y ahora este gatito debe buscar una nueva casa. ¿Sabes de alguien que pueda ayudarle?

Por Andrea Guzmán

Publicado el 09/06/21 10:28

Una terrible noticia azotó a una zapateria en el estado de Veracruz hace unos días y las consecuencias son realmente tristes.

Resulta que la zapataría, que lleva abierta más de 12 años, ha decidido cerrar sus puertas, dejando a varios empleados sin trabajo.

Sin embargo, no son sólo los empleados humanos los que han sufrido las consecuencias del cierre: un pequeño gatito de nombre "Carlitos" también acaba de perder su trabajo, ¡y su hogar! Sigue leyendo para saber más.

“Este gatito tiene muchos años con nosotros, yo llegue a trabajar hace 12 años y ya estaba por aquí podemos decir que 15 años más o menos, estaba en condición de abandono, lo maltrataba la gente y nosotros lo adoptamos, le pusimos Carlitos y nos entiende muy bien porque le llamamos y atiende, le dábamos comida y agua y este lugar se convirtió en su hogar y nosotros nos encargábamos de él”, contó Roberto Barradas Grajales, uno de los empleados de la zapatería.

 

Es por eso que, si bien están preocupados por su inminente situación de desempleo, los empleados están aún más preocupados por Carlitos y por asegurarse de que el minino encuentre una casa en donde lo cuiden y lo quieran.

Ninguno de ellos se puede llevar al gato a casa y es por eso que lo están poniendo oficialmente en adopción, esperando encontrar a su familia definitiva.

Checa estas 8 razones para adoptar un gato y decídete a llamar a Carlitos

“Estamos invitando a la gente que lo quiera adoptar que se comunique con un servidor porque el negocio va a cerrar y no podemos llevarlo a nuestras casas, los interesados pueden llamar al 2291 24 33 38 con un servidor”, dijo el señor Barradas.

No cabe duda que Carlitos era un miembro esencial de la zapatería pues, además de hacerles compañía, era un gran auyentador de plagas y ratones.

El gatito está vacunado y esterilizado, gastos que han corrido por el personal. Si sabes de alguien que quisiera adoptarlo y darle una buena vida, no dudes en comunicarte con los empleados, ¡seguro que lo agradecerán (y Carlitos también)!