Publicidad

Recoge un gatito en plena carretera: llega a su casa y descubre que cometió un tremendo error

gato carretera cat-wow

Al ver un gatito en plena carretera, esta mujer hizo lo que cualquiera habría hecho: detenerse, recogerlo y llevárselo a casa. No sabía que estaba cometiendo un terrible error.

Por Mónica González

Publicado el 09/06/21 18:28, Actualizado el 23/06/21 10:02

El domingo pasado en Francia, una mujer llamada Clemence iba en su coche por una carretera de la región de Alto Saona, cuando distinguió una silueta que parecía un montón de tierra.

Un gatito minúsculo

Al acercarse, se dio cuenta de que se trataba de un gatito abandonado y que si no actuaba rápidamente, el pequeño corría el riesgo de que lo atropellaran.

Buscando en los alrededores, se dio cuenta de que no había otros gatos cerca. Imposible saber dónde estaba la familia del pequeñito. Con la ayuda de su pareja, Clemence recogió al gatito y lo puso fuera de peligro.

El pequeño no parecía estar herido, pero estaba muy muy delgado. Clemence empezó a alimentarlo con un biberón de leche en polvo para gatitos.

En ese momento, de la forma más inesperada, el gatito empezó a portarse agresivo, tanto con Clemence como con su novio, así como con el gato que ella ya tenía en casa.

Investigando en Internet

Al hacer una rápida investigación en Internet, Clemence se dio cuenta de que no se trataba de un gatito normal. El minino tenía las patas largas, el hocico rosa y el pelaje rayado, lo que corresponde más bien a los rasgos de un gato montés.

Entonces, Clemence llamó a la Asociación Protectora de Animales, así como a un centro especializado en fauna silvestre, para que se hicieran cargo del pequeño.

Los especialistas pudieron confirmarle que se trataba de un espécimen raro de gato montés. Si había que quitarlo de la carretera, lo correcto habría sido dejarlo cerca del lugar donde lo encontraron, pues su madre no debería estar lejos. 

Las gatas monteses no abandonan jamás a sus pequeños, pero Clemence no lo sabía. Además, estos felinos son muy sensibles a ciertas enfermedades propias de los gatos domésticos, por lo que lo pusieron en cuarentena antes de llevarlo para que lo cuidaran junto con otra camada de gatitos monteses. 

Cuando llegue el momento, ¡serán liberados en el bosque para vivir la vida felina que merecen!