Publicidad

Compra un cachorro: cuando lo lleva al veterinario descubre la triste realidad

cachorro husky dog-angry

Un adorable cachorro husky entre el pasto

© ANURAK PONGPATIMET / Shutterstock

Cuando esta mujer decidió animarse a comprar un perro, estaba convencida de que empezaba una maravillosa aventura... Lamentablemente, las cosas no fueron así.

Por Mónica González

Publicado el 03/06/21 11:12

Hace poco, una mujer que prefiere quedarse en el anonimato, pero a la que llamaremos Sophie, se puso en contacto con la redacción de Wamiz Francia para contar la triste historia que le había sucedido al comprar un cachorro husky, con la esperanza de que su historia ayude a crear conciencia y que a nadie más le suceda lo que a ella.

Un criador sin escrúpulos

En un anuncio, Sophie vio al cachorro husky de sus sueños. Era adorable, muy chiquitín y ya estaba disponible para comprarlo. Decidió animarse y fue al criadero para conocer al perrito.

Llegando al lugar, fue amor a primera vista. El perrito era tierno, como cualquier cachorro, alegre y vivaz. La joven mujer decidió comprarlo, sin desconfiar del criador ni por un segundo. Ese mismo día, volvió a casa con el nuevo miembro de su familia.

Sorpresa en la consulta veterinaria

Unos días después, cuando lo llevó a una consulta veterinaria de rutina, Sophie supo la verdad. Al examinar al perrito, el veterinario se dio cuenta de que no tenía más que un mes de edad y que, por lo tanto, no estaba listo para separarse de su mamá ni para cambiar de familia.

La situación no pinta nada bien para el pequeño perrito, que va a tener que crecer sin un modelo canino y aprender las conductas de su especie por sí mismo, así como para su humana, que tiene que estar muy presente y tener mucha paciencia con esta bola de pelo.

Afortunadamente, el perro está sano y el veterinario está asesorando a Sophie para que lo cuide lo mejor posible. Ya establecieron un programa de visitas regulares al veterinario para seguir su evolución y ver cómo avanza.

Esta historia nos recuerda lo importante que es verificar las condiciones de un cachorro cuando lo integramos a nuestra familia. Si tiene la posibilidad de quedarse junto a su mamá, debe hacerlo hasta la edad indicada, y se deben tomar preocauciones mínimas para que todo salga lo mejor posible.

Recuerda que la primera opción siempre es adoptar, no comprar. Pero si pese a todo, has decidido hacerlo, hay que verificar las condiciones de salud del perrito, su edad y las condiciones de sus padres, para asegurarnos de que todo va a estar en orden.