Publicidad

Descubre un lobito en la camada de su gata y resulta ser el más amoroso de los bebés

Cuando Gracie nació, parecía una gatita perfectamente normal. Pero muy pronto, Brianna Waltman, su humana, se dio cuenta de que escondía una característica muy especial.

Por Mónica González

Publicado el 22/05/21 20:27

Gracie llegó a la vida de Brianna cuando sus dos gatitas tuvieron bebés con solo seis días de diferencia.

Pasada apenas una semana, las dos Mamás Gato empezaron a compartir la canasta y Brianna les ayudó a poner juntos a todos los bebés, para que se ayudaran mutuamente con el trabajo de crianza, ya que confiaban plenamente la una en la otra.

La idea funcionó de maravilla y Brianna pudo atestiguar, conmovida, cómo las dos gatitas compartían esa especial pero pesada etapa.

Debe ser por la fiebre...

Sin embargo, y a pesar de tener dos Mamás Gato y una humana constantemente al pendiente, a Gracie, la más pequeña y menos activa de los bebés, pronto comenzó a caérsele el pelo de la cabeza.

La veterinaria dijo que probablemente se debía a la fiebre, pero aunque Brianna siguió todas las recomendaciones, a Gracie siguió cayéndosele el pelo.

Finalmente, Gracie se quedó completamente calva de todo el cuerpo y se quedó en ese estado por aproximadamente una semana. Pasado este tiempo, el pelo empezó a salir otra vez, poco a poco.

Esta vez, el pelo era de color blanco y negro, manchadito.

¿Gatito u hombre lobo?

No fue sino hasta que Gracie tenía ya tres meses cuando Brianna supo que su apariencia única se debía a una mutación genética, muy rara en los gatos domésticos.

Buscando en Internet, se dio cuenta de que Gracie era un “gato lobo”.

Un gato lobo o Lykoi es un gatito con aspecto de hombre lobo, con el pelito manchado y ralo. Algunas zonas del cuerpo, como los ojos, el mentón, la nariz, el hocico y atrás de las orejas, están completamente desprovistas de pelo.

Hoy, Gracie ya es una gata adulta, está sana y es muy cariñosa. Brianna ama a todos sus chiquitines, pero Gracie es definitivamente una hermosa sorpresa y es sin duda, única en su género.