Publicidad

Cantante de Cartel de Santa comparte un video de su gatote y la gente se enfurece

pantera cat-angry

El cantante y su "gatito"

© Instagram / @babo_cartel

Tener la posibilidad de “adoptar” a un animal salvaje no significa que por eso hay que hacerlo y cada vez más personas se están dando cuenta.

Por Santiago Flores

Publicado el 18/05/21 18:33

Los perros y en cierta medida los gatos domésticos han evolucionado a lo largo de miles de años para convivir con nosotros.

Se les llama animales de compañía, porque, en efecto, nuestros peludos se han adaptado específicamente para vivir con los humanos. 

Sin embargo, este no es el caso para la mayoría de los animales que viven en estado salvaje, especialmente los grandes felinos.

Un gatote en casa

Hace poco el vocalista de la agrupación Cartel de Santa, Babo, subió otro más de algunos vídeos que tiene en Instagram en compañía de sus mascotas.

Una de ellas es un perrito de raza pitbull quien se ve emocionado de saludar a un compañero de juegos sorprendentemente grande.

Se trata nada menos que de una pantera negra o, con mayor exactitud, de un jaguar negro conocido como “La Noche”, su más controversial mascota. 

A pesar de que estos felinos están en peligro de extinción, en realidad en México es legal tenerlos siempre y cuando se cumplan con ciertos requisitos y normas de seguridad muy específicas. 

Se dice que la controversial mascota del cantante tiene unos tres años y a lo largo de ese tiempo ha compartido vídeos y fotos en los que se observa cómo es que ambos juegan y se abrazan.

Aun así, el mismo Babo ha indicado que de repente el juego se ha puesto muy rudo y “La Noche” le ha llegado a soltar unas buenas mordidas.

Algunos seguidores del cantante disfrutan de ver a esta inusual mascota, pero también existen muchos que se muestran molestos por la situación.

 

Argumentan que, si quiere presumir todo el dinero que tiene cuidando a un animal exótico en su casa, podría darle un mucho mejor uso apoyando múltiples campañas de conservación.

Pues, aunque se cuente con las posibilidades económicas de “mantener” a uno de estos grandes felinos, al final debemos recordar que ellos siempre estarán realmente felices en la naturaleza.