Publicidad

Adopta un gatito: su rottweiler detecta de inmediato que no es un gato de verdad

Rottweiler schnüffelt im Gras dog-cat-wow
© GoDog Photo / Shutterstock

Un gatito abandonado por su mamá recibe por fin una familia. Pero el rottweiler de la casa sospecha que no es un gato normal...

Por Mónica González

Publicado el 12/05/21 10:30, Actualizado el 14/05/21 10:11

Victoria, una mujer de 31 años que vive en Rusia, no tiene un perrhijo y un gathijo cualquiera: sus dos "bebés" son el rottweiler Venza ¡y la bebé pantera Luna!

Victoria adoptó a la pequeña pantera de un zoológico de Siberia, luego de que su madre, tras el nacimiento, la rechazara y se negara a cuidarla.

Al principio, Venza no estaba muy seguro de qué era exactamente la recién llegada. Pero tras haber olisqueado un poco, el peludo sabía con certeza que no se trataba de un gato como los que ya estaba acostumbrado a ver.

Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que se animara a conocer a su nueva hermana y la empezara a querer: desde entonces, el dúo se ha vuelto inseparable.

Un rottweiler y una pantera se vuelven mejores amigos

A los dos peludos les encanta jugar juntos, correr en el jardín y explorar juntos el bosque que está al lado de su casa. Y cada noche, sin falta, tienen una sesión de cariñitos y apapachos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Luna (@luna_the_pantera)

Venza era, y sigue siendo, el hermano mayor, y siempre gana en todos los juegos. Y a veces se pasa de travieso con su hermanita, como todos los hermanos y hermanas mayores han hecho alguna vez. 

Mientras tanto, Luna ya tiene diez meses de edad y pesa más de 20 kilos, ¡pero todavía le falta crecer!

Criticada por tener una pantera

En otras palabras, los días de Venza como el perro más grande de la casa están contados. Pero eso no significa que deje atrás su rol de hermano mayor, y siempre está cuidando que su hermana Luna esté segura, a salvo y que reciba todo el cariño que se merece.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Luna (@luna_the_pantera)

Victoria ha sido criticada en las redes sociales por tener una pantera. Mucha gente piensa que Luna debería estar en un zoológico o en otro espacio más adecuado para grandes felinos.

Por su parte, Victoria argumenta que ya tiene experiencia con el cuidado de este tipo de felinos y que en el zoológico donde nació, es seguro que Luna no había sobrevivido.

En México, de acuerdo con la Ley vigente de Vida Silvestre, es legal tener una especie exótica en la casa, como mascota, siempre y cuando se adquiera de un criador autorizado por la Secretaría de Medio Ambiente, que pueda probar que los animales nacieron en cautiverio y que no han sido arrancados de su hábitat natural.