Publicidad

Edomex: Dejan pollo en la calle para los perritos, pero ocultan un escalofriante propósito

perrito pollo dog-angry

Cuidemos lo que comen estos peludos.

© Pixabay

Si vives en el Estado de México, por la zona del cerro Ehécatl, cuida mucho a tu lomito y evita que él o cualquier otro cercano ingieran alimento en la calle.

Por Santiago Flores

Publicado el 14/05/21 18:27, Actualizado el 17/05/21 10:38

Hemos mencionado en múltiples ocasiones lo elevado que es el número de animales de compañía que se encuentran en situación de calle en México. 

Debido a la falta de adopciones, de esterilizaciones y a las personas que creen que los perros y gatos son objetos desechables, se sabe que al menos el 70% de estos peludos no cuenta con un hogar

El que haya tantos perros en la calle es nuestra responsabilidad directa y por eso es simplemente monstruoso lo que algunas “personas” creen que pueden hacer cuando los animales les causan problemas:

Imperdonable

De acuerdo con algunos vecinos de Ecatepec, Estado de México, se han encontrado restos de comida envenenada cerca de la zona del cerro Ehécatl.

Según Sergio Chávez Bravo, encargado del Centro de Atención Canina y Felina de Ecatepec (Cacyfe), el veneno viene en cebos de pollo dejados en la calle para atraer a los canes.

El veneno almacenado en dichos cebos es incluso más potente que el utilizado para matar ratas y, según varios testigos, los perritos que los han llegado a ingerir mueren en cuestión de minutos.

Desafortunadamente, tanto perros callejeros como domésticos han sido ya presa de esta práctica increíblemente cruel.

Tanto la Cacyfe como la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem) están trabajando juntas para rastrear a los culpables y llevarlos ante la justicia.

Se cree que los perpetradores de estos terribles actos podrían ser algunos ganaderos de la región, quienes han decidido envenenar perros como medida de protección para su ganado.

Ya que es común que, debido a la gran cantidad de perros callejeros en la zona, estos formen jaurías, las cuales atacan y matan a las reses que se llegan a escapar de su corral.

Sin embargo, nada justifica el maltrato perpetuado contra todos los pobres peludos de la región, la crueldad y la violencia nunca son la solución.

Esperemos que pronto se identifique y atrape a los culpables y recordemos que la única forma real de evitar que sigan ocurriendo cosas terribles como estas, es esterilizando a nuestros lomitos y dándoles un hogar digno y permanente.

Cuidemos a nuestros peludos. © Pixabay