Publicidad

7 cosas que prueban que tu gato es el que manda en la casa

gato rey cat-happy

¿Quién manda en la casa?

© kholywood / Shutterstock

Por más que intentes convencerte de que es al revés, parece que es tu michi quien lleva las riendas en el hogar. Decoración, organización cotidiana, código de vestimenta, todo es en función de esa bola de pelos que ha sabido convertirse en el eje de la casa y de la familia. ¿Te estarás convirtiendo al gatolicismo?

Por Sindy Bustamante

Publicado el 04/05/21 3:07

1. Tu decoración es muy gatuna

Cuando alguien llega a tu casa, lo primero que ve es… un árbol para gato. Aunque es cierto que hay algunos muy lindos, la verdad es que como objeto de decoración siempre hay más opciones.

Para que al gato le guste, el mueblecito debe estar además en la sala de la casa, cerca de una ventana. Ni cómo disimularlo, así que olvídate de una decoración impecable.

2. El michi toma agua de los vasos

Tiene su tazón, por supuesto, y quizá una fuente de agua que circula… pero el minino prefiere tu vaso. ¿Por qué? Quizá porque es tuyo.

3. Los apapachos son cuando él quiere

¡Faltaba más! Por supuesto que si lo rascas cuando no tiene ganas, te vas a llevar un buen mordisco. No, no es un problema de comportamiento, es un gato y esa es toda la explicación, él sabe que no debe aceptar cosas que no quiere cuando no las quiere.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by @woody_nala_mika

4. Has cancelado con amigos para no dejarlo solo

Últimamente tampoco hay mucho a dónde ir, pero incluso en tiempos sin pandemia, hay quienes cancelan planes para que no se quede solo.

O por lo menos, seguro te ha pasado que te vas temprano de algún lado “porque el gato no ha comido” o “no me acuerdo si dejé abierta la puerta para que vaya al arenero”.

5. Se adueña de todo el espacio en tu cama

¿Duermes en un rinconcito de 30 cm. aunque tienes una cama matrimonial? ¿Te despiertas con tortícolis porque el gato se durmió junto a tu cabeza? Es de lo más común. Los gatos son los reyes y ese es el precio a pagar por que te deje compartir la cama con él.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by @woody_nala_mika

6. Eliges el color de tu ropa de cama y de tu ropa en general en función del color de tu gato

No se trata de estar a la moda, sino simplemente de que los pelos no se noten tanto.

7. Se sienta cómodamente… en la mesa del comedor

No, no es para él ni te gusta necesariamente que se suba, pero… ¿quién puede detenerlo? Los gatos necesitan trepar y si en el comedor no hay una repisa que le acomode, es probable que trate de adueñarse de la mesa para observar desde ahí sus dominios.