Publicidad

Lomito frustra la venta de una tonelada de cocaína en el Aeropuerto de la CDMX

perro policía dog-wow

Un peludo defensor de la justicia.

© Dragosh Co / Shutterstock

Gracias a este agente canino y sus increíbles capacidades se logró impedir que más de mil kilos de sustancias ilícitas pasaran al país.

Por Santiago Flores

Publicado el 03/05/21 18:33

Además de ser nuestros mejores amigos por el amor que nos muestran y por su inigualable lealtad, los perros también son excelentes compañeros de trabajo

Esto se debe a que gracias a sus asombrosos sentidos y a su apoyo incondicional nuestros peludos son súper eficientes cuando tienen que cumplir con una tarea específica.

Justo como el agente canino de nuestra siguiente historia, quien realmente logró dar un buen golpe al crimen organizado:

Un inspector de increíble olfato

Apenas la semana pasada la cuenta oficial de Twitter de la Secretaría de Hacienda (SAT) publicó un comunicado en el que se informaba de la notoria hazaña de uno de sus oficiales de aduanas

Esta ocurrió en el Aeropuerto Internacional de la CDMX donde el personal de Aduanas y de Marina logró decomisar nada menos que una tonelada de cocaína.

Sin embargo, esto fue posible en gran parte gracias al apoyo de un binomio canino, quien les ayudó en la inspección no intrusiva de cinco cajas con etiquetado de café tostado y molido y 40 cajas de cartón con etiquetado de cafeteros de las montañas. 

Cuando se realizó la inspección, el perro, de nombre Zeus, logró detectar que había una sustancia ilegal en los paquetes, todo gracias a su inigualable olfato. 

Debido a esto se solicitó que el laboratorio central realizará una inspección de las mercancías, la cual arrojó como resultado la presencia de cocaína.

Después de su detección y decomiso, esta sustancia fue puesta a disposición de las autoridades correspondientes para continuar con los pasos siguientes de la investigación.

No obstante, esta no es la única labor del agente Zeus, pues además de mantener seguro al país impidiendo la entrada de múltiples sustancias ilegales, tiene otro trabajo igual de importante.

Según el mismo comunicado este binomio canino se encarga nada menos que de revisar los lotes de vacunas que llegan al Aeropuerto Internacional de la CDMX.

Por lo que este lomito se encarga al mismo tiempo de mantenernos seguros y de cuidar nuestra salud, no cabe duda de que es un agente ejemplar.