Publicidad

Dejan a los perritos discapacitados en el abandono: este joven es su héroe

Perros con silla de ruedas dog-happy

¡Una adorable historia de rescate!

© Milenio

Sus dueños decidieron dejarlos en el abandono y ahora la vida de estos dos perritos con discapacidad cambió totalmente. Descubre su historia.

Por Andrea Guzmán

Publicado el 13/03/21 18:30

Cuidar a un perrito implica muchos esfuerzos y sacrificios de tiempo y dinero. Son seres que, si bien te recompensan con el amor más grande del mundo, dependen de ti para muchas cosas como conseguir comida, salir al baño...

Ahora imagínate tener no uno, sino dos perritos con discapacidad de los cuales cuidas todos los días. ¡No es una labor fácil!

Sin embargo, es un trabajo que el rescatista Daniel Romero hace gustoso y que, a pesar de las dificultades, ha logrado sortear de la mejor manera posible para darle a Güero y Alubia la mejor vida. Pero, ¿cómo llegaron estos lomitos a su vida?

“El Güero desde hace tres años está conmigo, nos encariñamos y se quedó con esta situación que tiene, que es una fractura severa en la cadera y con su carrito puede andar, correr y pasear sin ningún problema”, cuenta.

Por otro lado, Alubia se sospecha que fue un intento de cruza para venta que salió mal, pues nació con sus patitas traseras demasiado cortas para caminar bien. Al ver esta situación, sus dueños originales la dejaron en el abandono y Daniel la rescato hace poco más de dos años.

Ambos perritos necesitan unas rueditas especiales para poder moverse, mismas que Daniel mandó a hacer con un conocido que es especialista en herrería, quien mediante diseños logró construir dichas prótesis que han hecho la vida de los perros más amigable.

Daniel Romero es un héroe de perritos. © Milenio

Ahora, ambos pueden correr, pasear y jugar sin problema y tienen muchísima más libertad de la que tenían antes para llevar una vida normal y plena.

¿Tienes preguntas sobre adopción? ¡Pregunta en el foro!

Si bien la situación económica es difícil, Daniel asegura que ha recibido apoyo por medio de redes sociales, sobre todo en especie (alimento y pañales para los caninos) pero que la pandemia ha frenado las donaciones y la situación se ha vuelto un poco más complicada para mantener a los perritos.

No cabe duda que la labor de este rescatista va más allá de cualquier expectativa y seguramente Güero y Alubia están más que agradecidos.