Publicidad

Deja abierto el coche: cuando regresa, alguien la mira fijamente desde el asiento de atrás

perro saca cabeza por ventana de coche dog-happy

¡Qué tal la sorpresa que se llevó esta mujer!

© Pixabay

Lo que menos esperas al regresar a tu auto es tener un intruso adentro. Pero esto fue justo lo que le sucedió a esta mujer. Conoce su historia.

Por Andrea Guzmán

Publicado el 23/02/21 18:30

¿Te imaginas bajar de tu auto por unos segundos y regresar para encontar un intruso adentro? Terrorífico, ¿no? Pues es justo lo que le pasó a esta mujer.

Era un día como cualquier otro cuando Michelle Hennessey se subió a su auto para salir a la carretera. Sin embargo, recordó que tenía que regresar a casa para alimentar a sus loros rápidamente.

Se apresuró a hacerlo y, como vive en una zona tranquila en donde casi no hay nadie y parecía que incluso el vecino no estaba, dejó la puerta de su auto abierta sin preocuparse demasiado por las posibles consecuencias.

¿Qué pasó? Algunos minutos después, Michelle regresó y se subió a su coche. Sin embargo, cuando estaba a punto de arrancar se encontró una bolsa de comida en el piso.

Se paró para recogerla y fue en ese momento que se dio cuenta que no estaba sola en su coche. ¡Había un polizón que no se imaginaba!

¿De quién se trataba? Ni más ni menos que de Molly, la perrita del vecino, quien estaba de lo más instalada en la parte trasera del auto de Michelle.

Michelle sin duda se sorprendió de ver a la polizona en su auto, sin embargo, fue más una grata sorpresa que otra cosa. 

¿Por qué? Porque Molly y Michelle tienen una gran amistad desde hace mucho tiempo y la perrita sabe que siempre puede ir a pedir un abrazo a su vecina.

¡Es por eso que a Michelle no le extraño que la pequeña canina quisiera subirse a su coche para un viaje!

Sin embargo, y desafortunadamente para Molly, Michelle obviamente la tuvo que dejar en el jardín de su casa antes de salir a la carretera. Tal vez la aventura perruna en carretera de Molly sea para la próxima vez.