Publicidad

Un niño está jugando cuando un lobo se acerca: su perrito tiene una reacción impensable

Una perrita Jack Russell mostró toda su valentía al ayudar a su pequeño dueño del inminente ataque de un lobo. 

Por Sandra Apolinar

Publicado el 24/01/21 18:30, Actualizado el 08/02/21 8:11

Los perros son animales leales que harían prácticamente cualquier cosa por sus humanos, aún si tienen que arriesgar su vida.

A finales de diciembre, en el norte de Rusia, en la aldea de Sindor, ubicada en la República de Komi, ocurrió un verdadero acto de heroísmo registrado por un circuito cerrado de cámaras de seguridad. 

El acto de una perrita Jack Russell, de nombre Jessie, conmovió profundamente a cientos de personas, pues esta intrépida perrita salvó la vida de Yemelyan, su joven dueño de 10 años. El pequeño Yemelyan fue atacado por un lobo mientras jugaba inocentemente.

Perrito da la vida por su dueño

El acto de extrema valentía, que lamentablemente le costó la vida a la perrita, fue filmado por una cámara de vigilancia alrededor de las 7 pm, según informó el periódico local Komsomolskaya Pravda.

En el video vemos a un niño escondido detrás de un montón de nieve cerca de su casa. Lo que comenzó como un inocente juego de escondite de repente se convirtió en una escena terrorífica. De hecho, un instante después, un lobo aparece del bosque y se acerca peligrosamente al niño. 

Aunque la situación podría haber sido fatal para el pequeño, su salvadora actuó rápidamente: Interponiéndose entre el lobo y su joven amo, esta perrita salvó la vida del niño y, aunque esta acción instintiva de gran valentía pudo permitirle a Yemelyan sobrevivir, la pobre Jessie tuvo poca suerte contra el lobo.

A pesar de darle una feroz lucha, la perra perdió la pelea y eventualmente la vida. Sin embargo, al hacerlo, permitió que el niño huyera y fuera rescatado.

Jessie murió poco después en los brazos de la madre de Yemelyan, Marina, de camino a la clínica veterinaria.

“La perra estaba viva, la llevamos a la clínica veterinaria, pero dijeron que no podían hacer nada y solo le inyectaron un analgésico", dijo la madre del niño.

Pese a estar de luto por su perro, la familia se mostró orgullosa de su heroísmo, que ayudó a salvar la vida de su hijo.